Pide Uber a autoridades no afectar a ciudadanos.

Desde hace casi cuatro meses la aplicación de Uber está disponible en Cancún, en donde se buscan generar más de cinco mil 200 oportunidades económicas, además de una opción de movilidad adicional para todos. Sin embargo, desde que se reiniciaron operaciones, autoridades estatales y municipales han realizado acciones que atentan no nada más contra la economía y el bienestar de las familias que utilizan Uber, sino, de todos los cancunenses y turistas que visitan la ciudad.

Hacemos un llamado a las autoridades para que se respete el derecho de los cancunenses a elegir nuevas opciones de movilidad. Asimismo, que no se limiten sus oportunidades económicas, ni su desarrollo. Muchas socias y socios conductores de la ciudad se han visto afectados por los operativos llevados a cabo en su contra, lo cual afecta a familias enteras de la ciudad, y por ende, a la economía del estado. Estas acciones son injustificadas y sumamente dañinas para los ciudadanos y turistas”,
explicó David Mínguez, Gerente de Comunicación de Uber.

Uber es una empresa de tecnología que facilita la conexión entre particulares: un conductor que ofrece un servicio de transporte particular en un vehículo privado con quien tiene la necesidad de contratar un viaje. Así, la economía colaborativa permite a los cancunenses acceder a múltiples beneficios, sobre todo el de contar con una opción que les genera ganancias adicionales, sin mencionar la construcción de una mejor imagen turística que la tecnología podría representar a una ciudad como Cancún.

Las detenciones a vehículos de socios conductores de Uber, que a todas luces parecen tener un fin recaudatorio, carecen de cualquier sustento legal, ya que a la fecha la operación de Uber está permitida por una suspensión definitiva dentro de un amparo que otorgó un Juez Federal.
Cabe señalar que Uber ha realizado todo lo necesario para tramitar su autorización como Empresa de Red de Transporte ante el Instituto de Movilidad del Estado de Quintana Roo, como: Ingreso de su solicitud, presentación de un escrito para conocer la situación actual de dicha solicitud; se han señalado dudas sobre el proceso, además de informar al Instituto sobre el vencimiento del plazo para la publicación del Reglamento de la Ley, entre otros puntos; sin embargo, las autoridades continúan evadiendo u omitiendo cualquier acción a la que estén obligados, incluyendo el Reglamento, el cual debió de publicarse hace más de tres meses y que, en todo caso, nunca ha sido necesario para obtener la autorización.

Desde Uber reiteramos a nuestros socios conductores que estamos trabajando para evitarles afectaciones a ellos y a sus familias. Les pedimos conservar la calma en todo momento y evitar caer en provocaciones. Externamos a las autoridades nuestra apertura al diálogo para encontrar soluciones a favor de la gente, sin incurrir en acciones que perjudiquen a los propios ciudadanos, turistas, y a quienes encuentran en Uber una opción adicional de movilidad”, finalizó David Mínguez, Gerente de Comunicación de Uber.