Niñeras a domicilio

A un año de haber iniciado operaciones Sweet Nanny Sweet crece en demanda de servicios y ya busca su expansión… hacia Riviera Maya y Tulum

Hoy en día cada vez son más los jóvenes que se deciden por emprender un negocio en lugar de buscar trabajo en alguna empresa, es así que empiezan a hacer planes para ver en qué giro se van a aventurar; algunos optan por la venta de productos, en muchos casos elaborados por ellos mismos, otros en cambio deciden ofrecer servicios de diversa índole.

Este es el caso de Julieta Velázquez, una joven que con cierta experiencia en la atención de infantes decide establecer una agencia de niñeras que ofrece diversas opciones para los padres que requieren del cuidado de sus hijos de forma permanente o solo por algunas horas. A un año de salir al mercado, Sweet Nanny Sweet cuenta cada día con más padres satisfechos que depositan su confianza en las niñeras de esta agencia para que se encarguen de sus tesoros más preciados. 

A un año de salir al mercado, Sweet Nanny Sweet cuenta cada día con más padres satisfechos que depositan su confianza en las niñeras de esta agencia para que se encarguen de sus tesoros más preciados. 

La idea de Sweet Nanny Sweet surge a raíz de que Julieta, quien estudió la carrera de Mercadotecnia, decide emprender un negocio; ella contaba con experiencia previa en el cuidado de niños, ya que desde su ápoca universitaria se dedicaba a esa actividad para sufragar algunos de sus gastos. 

“En un viaje descubrí que la convivencia con los peques se me daba, por lo que empecé a trabajar como niñera desde los 18 años y ya tenía esa inquietud de cómo funcionaría una agencia de niñeras, pero en ese momento no tenía la madurez ni la visión para poder hacerlo; ya conforme los años van pasando conozco más familias y más amigas a las que vinculaba para que dieran el servicio, entonces me dije: ‘si estoy haciendo esto por amistad, creo que puedo sacar alguna comisión’; así fue que me aventé y decidí hacer esta empresa de algo que me gusta, que conozco; no dejo de hacer lo que me apasiona, que es trabajar con los niños”.

SERVICIOS DIVERSOS

En esta agencia se ofrecen diferentes servicios las 24 horas del día los siete días de la semana. “Tenemos el servicio ocasional, el de fiestas, que es normalmente cuando la familia tiene un evento especial y quieren un área especial para los niños, por lo que llevamos un equipo de chicas, se realizan actividades y juegos para que la familia pueda disfrutar el festejo y los peques también; las actividades que realizamos son enfocadas a la temática de la fiesta o algo didáctico”.

Asimismo, cuentan con servicios mensuales, que es cuando la familia ya tiene algún tiempo contratando a la agencia, por lo que se les ofrece una tarifa especial; también tiene a la ‘niñera viajera’, que es cuando una de las chicas de la agencia se va con la familia de tiempo completo durante algún viaje. “Otro servicio es cuando la familia va a una fiesta y contratan a la niñera para que se haga cargo de su hijo. La visión principal de esta empresa es romper el paradigma de la clásica niñera que nada más vigila al peque que está con su juego electrónico, la visión es que la nana interactúe con el niño, juegue con él y desarrolle sus habilidades”, destaca Julieta.

EXPERIENCIA Y DEDICACIÓN

Como en toda empresa la selección del personal es uno de los puntos más importantes, por lo que entre las niñeras de Sweet Nanny Sweet hay enfermeras, psicólogas, pedagogas, educadoras, puericulturistas y de otras carreras afines en lo que se refiere al trabajo con niños, de tal manera que están preparadas para atenderlos de la mejor manera.

Como parte de su trabajo las niñeras tienen que asistir a su capacitación mensual con una psicóloga, en donde se tratan diversos temas y se habla sobre las experiencias del día a día, con el fin de mantenerse actualizadas y preparadas para saber cómo actuar en cada caso.

Al iniciar con su emprendimiento, Julieta se apoyó con una psicóloga que la instruyó en lo relativo a la selección de las niñeras, a quienes aplica pruebas psicométricas y de confianza. “Empezamos con cuatro niñeras hace un año; ha costado trabajo que la gente nos confíe a sus hijos, pero con el buen equipo que teníamos nos empezaron a abrir las puertas, a recomendar; muchas familias con las que yo había trabajado antes nos recomendaban y con esto ha aumentado la demanda. Ahorita tenemos muchos servicios para eventos, por ejemplo bodas en Tulum y Riviera Maya para que entretengan a los peques, y ya disponemos de 12 niñeras”.

Cuando se trata del cuidado de recién nacidos, Julieta prefiere enviar a una niñera enfermera, ya que se requiere de cuidados especiales; asimismo, cuando se trata de niños con problemas como autismo se envía a una psicóloga.

“Por un servicio se cobra 100 por hora de lunes a jueves y 150 por hora de viernes a domingo, por dos niños, el precio no cambia por horario. A veces la gente piensa que el servicio es caro, pero la agencia les manda una niñera capacitada que va a atender muy bien al menor. Es importante señalar que ellas también tienen que aprobar un curso de primeros auxilios”.

El siguiente paso para Sweet Nanny Sweet es contar con niñeras en Tulum y Playa del Carmen, así como desarrollar una aplicación por medio de la cual se soliciten los servicios.

Al preguntarle a Julieta qué consejo daría a los jóvenes que desean emprender un negocio, señala que lo primero que deben hacer es un estudio de mercado para determinar si es rentable el producto o servicio que desean ofrecer, “porque muchas ideas pueden ser muy buenas, pero si tú no las conviertes en una necesidad te estás aventando a un mercado en el que no vas a generar nada; lo primero que te puedo decir es que conozcas tu producto o servicio; lo segundo, conoce tu mercado, una vez conociendo eso vas a poder saber cómo ir desarrollando tu plan de negocio; asesórate de todo lo legal, haz todo con apego a la ley. Infórmate y después actúa”. (Antonia Rusca) 

Leave a comment