CAMINO AL ANDAR

Experiencias Xcaret reafirma su liderazgo con la apertura del séptimo parque del grupo, Xenses, con inversión de 25.5 mdd

Con 30 décadas de estancia en el Caribe mexicano, 25 dedicados al hijo mayor, el parque eco-arqueológico referente en Quintana Roo y todo México, el consorcio Experiencias Xcaret alcanza registro global de casi tres millones de visitantes anuales y celebra en grande su permanencia con nuevo atractivo, Xenses -un complejo cuya inversión significó 25.5 mdd y será un reto a los sentidos-, pero además hace sus pininos en la hotelería con el proyecto Hotel Xcaret, de 900 llaves, cuya construcción está en marcha.

El consorcio, comandado por su presidente y CEO, Miguel Quintana Pali, no claudica ni en tiempos difíciles y contra viento y marea sigue abriendo camino con robusta y diferenciada oferta de atractivos a través de su portafolio de centros de esparcimiento y paseos turísticos, que ya no solo involucran al estado de Quintana Roo sino también a su vecino, Yucatán.

Con media vida dedicada al desarrollo de experiencias únicas, el arquitecto Quintana  tiene claro el futuro de la empresa y lejos está de pensar en la internacionalización o incluso la incorporación del exitoso grupo a la Bolsa  Mexicana de Valores (BMV); como nato constructor de su propio destino, tiene claro que el desarrollo, crecimiento y fortalecimiento del grupo seguirá en la región y con garantía de permanencia de por vida.

Un ejemplo de ello es que al celebrar 25 años de operaciones, el parque Xcaret, el primero de la serie de siete, prepara para este año más y nuevos atractivos que seguirán dando vida y consolidando al que es hoy el atractivo obligado para miles de visitantes en territorio nacional.

La entrevista

Latitud 21.- ¿Qué representa Experiencias Xcaret?

Miguel Quintana.- Por el lado personal representa media vida. A mis escasos años llevo ya media vida aquí; llegué en 1986, ya llevo 30 años en la entidad, que es la mitad de mi vida efectiva, y, número dos, celebramos 25 años de nuestro parque insignia, Xcaret, que es la mamá de todos los pollitos, de ahí nació la idea y la misión de entretener a los visitantes que llegan al destino. Nos faltaban elementos con qué hacerlo, por lo que decidimos hacer más parques y dedicarnos a la industria del turismo de tours, incluso cruzamos la frontera de Quintana Roo para ir a Yucatán y actualmente somos el principal tour operador y parqueros del Sureste de México.

L21. ¿Es todo un ejemplo de vida?

MQ.-  Para mí, en lo personal, es una vida, y para los turistas yo creo que es su principal experiencia viviendo destinos, tienen que visitar alguno de nuestros productos; yo creo que hay poca gente que no asiste a alguno de nuestros parques, muchos visitan dos o tres, estamos muy orgullosos. Una tercera parte de la gente que viene al destino acude a nuestros parques, y si tomamos en cuenta que hay muchos turistas que no salen de sus hoteles, es más significativo este dato para nosotros.

 

PRUEBA SUPERADA

L21.- ¿Se cumplieron las expectativas?

MQ.- En la concepción inicial cuando comencé a desarrollar Xcaret solo tenía eso en la mente, ni un centímetro más que Xcaret, y desde que comencé tenía en mente un parque que algún día, después de muchos años, recibiría un millón de visitantes y cobraría 30 dólares por persona; actualmente solo Xcaret recibe 1.2 millones de visitantes a 99 dólares y el grupo recibe tres millones de visitantes al año… Expectativas totalmente superadas. Además   no sabíamos nada de parques, fue una aventura, un experimento, tenía boutiques de muebles y decoración en la Ciudad de México, e incluso, para este reto, tuve que empeñar y vender mis tiendas una a una, poco a poco, no de un jalón, pero  al ver que esto pintaba mejor de lo que esperaba decidí quemar mis naves en la Ciudad de México y cruzar los océanos en el Caribe mexicano.

L21.- ¿Fue buena idea seguir su instinto?

MQ.- Son corazonadas que se van dando con el tiempo, no quiero decir que como pienso ahorita pensaba al principio, yo uso mucho la frase de que se hace camino al andar, o sea, a medida que va uno avanzando salen oportunidades, se tiene una nueva visión, nuevas perspectivas y va uno corrigiendo el rumbo, avanzando y ajustando velas.

L21.- ¿Cuál es la diferencia de cuando empezó a como son las cosas ahora?

MQ.- Número uno la velocidad, antes si teníamos un parque y crecíamos a dos, crecíamos al 100%, ahora tenemos 10 parques y desarrollamos uno, el crecimiento es del 10%; si tenemos un parque más grande que los primeros, nuestro crecimiento en porcentaje va siendo menor; pero también al revés, al principio nos costaba mucho trabajo crecer, en todos los sentidos, porque los recursos eran escasos, la utilidad era casi nula, el esfuerzo era grande, la tramitología difícil, y ahora esas trabas del pasado se hicieron chiquitas. Con menor esfuerzo podemos hacer más y lo mismo digo de la tramitología, era toda una odisea, sigue siendo pero ya sabemos hacerlo y ya nos conocen, tenemos un prestigio que nos facilita las cosas.

 

NECESARIO UN HOME PORT

L21.- ¿El crecimiento del grupo va de la mano con el del estado?

MQ.- Creo que vamos a la par, me gustaría decir que vamos más rápido nosotros pero no sería cierto, porque de nada nos serviría tener parques y no tener turismo suficiente para llenarlos, entonces considero que hemos crecido con el destino.

L21.- ¿Qué le hace falta al destino para potenciar su oferta turística?

MQ.- Un destino maduro como Cancún necesita cubrir todos las ramas del turismo y aquí hacen falta cosas importantes como un home port, que es una rama del turismo importante, que de aquí salieran los barcos para embarcarse al Caribe, para generar nuevas rutas turísticas a Centroamérica, y eso haría nuestro destino más atractivo porque vendría otro segmento que ahora no tenemos y es el que viaja abordo de cruceros, y propiciarían además un incremento en la estancia hotelera.

L21.- ¿Sigue la espinita clavada para impulsar el proyecto del home port?

MQ.- Somos hacedores, en el camino unas cosas resultan y otras no y lo que cuenta es el porcentaje de bateo que tenga uno, y estamos bateando bien. Así que cuando tenemos tres strikes… pues nos sacan, preferimos retirarnos de algo que no se dio y seguir caminando, no nos vamos a empecinar y pelear con nadie, hay tantas cosas que hacer que no podemos quedarnos entrampados en algo. Estamos en Quintana Roo y el proyecto se va a dar, porque no depende de nosotros, son necesidades vitales de un destinos turístico; las cosas se tienen que dar porque así es, al igual que un hub en el aeropuerto del destino, la entidad está en el corazón del mundo, equidistante de Estados Unidos, Europa, Asia y Sudamérica, es el lugar ideal.

L21.- ¿Y si se da el proyecto de home port, le interesaría participar?

MQ.- Apoyar, desde luego, pero tenemos tantas cosas en nuestra cabeza que no podemos hacerlas todas y como dicen zapatero a tus zapatos, mejor nos dedicamos a lo nuestro y en lo que no podemos participar directamente lo haremos indirectamente, promoviendo, ayudando, incentivando, y ya lo hacemos aquí localmente con la comunidad, con obras, apoyo social, que no son nuestra responsabilidad pero lo asumimos en apoyo al municipio y al estado.

 

EMBAJADA DE MÉXICO

L21.- ¿Experiencias Xcaret es ya un ícono en México y el extranjero?

MQ.- Xcaret como parque es un ícono de nuestro país, es una embajada de México y nuestros parque son íconos porque cuando se refieren a todos los productos de Experiencias Xcaret saben cómo están hechos, que hay un estándar de calidad, es natural, es mexicano, y que la van a pasar muy bien. Creo que el ícono es la vivencia que tendrán aquí, y que saben que vayan a donde vayan, a cualquiera de nuestros productos, la van a pasar muy bien.

L21.- ¿Qué trajo Xoximilco, el parque de más reciente apertura, al grupo?

MQ.- De cada uno de nuestros productos pueden decir mil cosas, porque tratamos de perfeccionar, de mejorar; para nosotros, lo que hicimos con Xoximilco fue un homenaje a Xochimilco de la Ciudad de México y no tratamos de confrontarnos ni de enfrentarnos, ni decir que somos mejores, pero el concepto es el mismo, canales y trajineras. Lo que hicimos fue replicar la fiesta mexicana y la vivencia de Xochimilco. Le hicimos mejoras tecnológicas en las embarcaciones y cosas así, pero la idea no es nuestra, es Xochimilco, nosotros la hacemos accesible al turismo que llega a Quintana Roo y no tiene la oportunidad de ir a la Ciudad de México.

L21.- ¿Es como rescatar la cultura mexicana, de la cual carece Quintana Roo?

MQ.- Es una de las misiones en nuestros productos. Rescatamos parte de la tradición del Día de Muertos a través del Festival de Vida y Muerte; hemos rescatado una peregrinación que se hacía hace más de 500 años, a la que venían de todo el mundo maya mexicano y centroamericano; revivimos el juego de pelota, que por más de 500 años no se jugaba y ahora se vuelve a jugar. Hace ocho o 10 años incorporamos en nuestro personal que tiene contacto con el público vestuario regional típico; al principio hubo oposición y les daba pena usarlos, y hoy en día los usan como vestidos de gala, los fines de semana, y se sienten orgullosos de portar vestimenta mexicana. Hemos recuperado e incentivado hechos que consignan su identidad para que se identifiquen con parte de México.

 

SUSTENTABILIDAD

L21.- ¿Qué papel juega la sustentabilidad en el grupo?

MQ.- Desde que comenzamos nuestro desarrollo entramos en el mundo de la sustentabilidad, porque ya no se puede hablar de nada sin la sustentabilidad, haga lo que se haga. Ya no podemos hacer nada en nuestro planeta que no sea sustentable, que no lo proteja, y así nos dure más de lo que nos iba a durar hace pocos años… Vamos por buen camino, podríamos ir más rápido, pero vamos en el camino, es cuestión de enfoque, en relación a si vamos mejor, peor, más rápido o más lento. Las nuevas leyes nos llevan a eso, los estudios de impacto ambiental; el chiste es respetar, que haya vigilancia, pero más allá de eso es que nosotros mismos seamos guardianes, responsables y respetuosos de lo que hacemos para que nos vaya bien. Ese equilibrio nos hizo arrancar más rápido y cada día somos más exigentes en lo que desarrollamos para hacerlo mejor y más sustentable.

 

DE LLENO A LA HOTELERÍA

L21.- Un tema del que se habla poco, ¿tienen planes para incursionar en la hotelería?

MQ.- El hotel que está dentro de los terrenos del grupo no es nuestro, somos socios en un pequeño porcentaje porque pusimos el terreno, pero ese es un proyecto de Occidental, administrado por la cadena, que recién fue adquirida por Grupo Barceló. Sin embargo, tenemos mucho interés en este ámbito y tenemos un terreno muy amplio aquí dentro de Xcaret, que se llama Destino Xcaret, donde ya pusimos en enero pasado la primera piedra del primer hotel hecho por nosotros. Será el Hotel Xcaret, de 900 habitaciones. Son nuestros pininos en la hotelería. El inmueble está en construcción y se inaugura para finales del 2017. Sobre la inversión, no tengo el dato; otra vez… se hace camino al andar, según la lana que tengamos se van poniendo más o menos tabiques.

L21.- ¿Este plan hotelero se llevaría a Cuba, o hay interés en ese destino?

MQ.- Hay tanto que hacer aquí, y siempre lo hemos hecho con recursos propios, que no podemos voltear hacia afuera. Nos piden asesoría, consejos y con mucho gusto se los damos, pero si algún día nos sobrara tiempo, vida y recursos, primero me iría a República Dominicana antes que a Cuba, pues en ese destino está más desarrollado el turismo que en Cuba, aunque está muy lejos la posibilidad.

L21.- ¿Considera que la apertura de Cuba afectará a Quintana Roo?

MQ.- Cualquier apertura de un destino es afectación para los demás. Pero por eso tenemos que crecer más, mejor y con mayor calidad para que la comparación sea cualitativa, de calidad y no de cantidad, diferenciarnos, hacer cosas diferentes y divertidas, por ese camino hay que ir, porque abren aquí hoteles todos los días, pero hay de hoteles a hoteles, de parques a parques y de destinos a destinos.

 

EL VAIVÉN ECONÓMICO

L21.- ¿Cuáles son las repercusiones por el alza del dólar?

MQ.- La industria del turismo, sobre todo cuando es turismo internacional, que creo que aquí es del 50%, se cotiza en dólares, entonces al turista, sobre todo el americano junto con el canadiense, le favorece porque puede comprar más; aunque el precio de los hoteles se tasa en dólares, el consumo en restaurantes, tiendas, artesanías, ropa está en pesos, entonces puede comprar más con su dinero. En los parques lo recibimos mal, porque aunque estamos tasados en dólares nos baja el número de visitantes nacionales, el precio en pesos ha subido. En el marco del 25 aniversario de Xcaret, ya los quintanarroenses tienen un 50% de descuento, pero los nacionales no tenían incentivo y todo este año 2016 otorgamos a todos los mexicanos con IFE un 10% de descuento en todos los parques como una forma de cubrir ese diferencial que nos afecta. Como empresa aprovechamos los repliegues de los demás; cuando todo mundo se frena, se echa para atrás, empujamos más duro, pues vamos solos y nos toca más rebanada del pastel.

L21.- ¿Se logró ya la estabilidad en materia fiscal?

MQ.- La gente ya reconoce que los cambios son para bien, que van a cambiar a México. Estamos en el proceso de la implementación, la directriz se dio, la autorización se dio y ahora falta hacerlo bien, mientras más rápido y mejor lo hagamos, más rápido y mejor saldremos del atolladero, pero de que son cambios positivos y que van a dar un empujón para lanzar en una catapulta a México, sí lo van a hacer.

 

REVALORAR EL TURISMO

L21.- ¿Con la caída en el precio del petróleo qué valor hay que darle al turismo?

MQ.- México se tiene que diversificar y lo está haciendo muy bien, ya somos de los países más importantes en la producción de autopartes, en aeronáutica, y desde luego hay que impulsar el turismo y no por la situación actual sino porque México es un tesoro turístico. México representa 32 países en uno, hay países que no tienen ni lo que tiene un estado, es millonario en recursos naturales, en cultura, historia. Si son 32 estados y 32 secretarios de Turismo, uno por cada estado, yo creo que se debe explotar el turismo por región, o sea Quintana Roo se debe explotar junto con Yucatán y Campeche, el Bajío como tal, el Norte, Centro, porque hay estados muy ricos, pero otros que por sí solos no son tan atractivos. Dividir a México en seis o siete regiones y que haya siete secretarios, uno por cada región, y así habrá más recursos y el producto se vuelve más atractivo.

L21.- ¿Son necesarios cambios en la política turística?

MQ.- Tienen que desarrollarse los productos turísticos o crearles infraestructura, caminos, servicios, publicidad, un cenote no es un producto turístico hasta que lo hacemos accesible y se le dota de servicios alrededor, hay que convertir los atractivos en productos turísticos.

L21.- ¿Piensan en la internacionalización o en replicar Experiencias Xcaret?

MQ.- No tenemos recursos ni tiempo, nuestros parques están hechos a mano, no son planos que se mandan al extranjero y se construye un Disneylandia, aquí se usan las virtudes y las dotes del terreno, se va haciendo cosa por cosa, se cuidan detalles. Hay empresas que se acercan de todo el mundo y nos piden que hagamos un parque nuestro en sus países, nos han ofrecido regalarnos terrenos, pero les hemos dicho que no podemos, pero con gusto los hemos asesorado, les damos algunos consejos, pero si nosotros tuviéramos que hacer un Xcaret en Dominicana tendría que ser muy diferente a este.

 

SUPERVIVENCIA DE POR VIDA

L21.- ¿Hay posibilidades para que el grupo cotice en la Bolsa Mexicana?

MQ.- Hubo posibilidades, pero hace unos cinco años los socios depositamos el 100% de las acciones en un fideicomiso en un banco de México en el que ya ningún socio, ni los herederos, pueden tocar. El fideicomiso tiene instrucciones muy precisas de qué hacer con las utilidades y está blindada la seguridad de los parques. Con los ingresos se mantienen los parques, se les da mantenimiento, se cuidan de huracanes, se cuida el crecimiento y ya después de cumplir con las reglas que están en primer lugar, lo que queda se reparte entre nuestros herederos. Las acciones nadie las puede tocar, no se pueden vender ni rentar ni nada, son inviolables, ni nosotros las podemos tocar. Esto lo hicimos cuando nos dimos cuenta de que los parques estaban por arriba de nuestros intereses personales, son más de interés social, nacional, que de nuestro interés particular. Esto garantiza el funcionamiento y éxito de por vida de los parques, y si funcionan bien a nuestros herederos les irá bien.

L21.- ¿El compromiso de la Responsabilidad Social?

MQ.- Para ser lo que somos, no lo hubiéramos podido hacer si no hubiéramos tenido en mente la responsabilidad social, y eso va en todos los sentidos, con la comunidad, el medio ambiente, el país, en todos los ámbitos. Y agarramos responsabilidades que en teoría son del gobierno, pero no podemos sentarnos a esperar que algún día le sobre tiempo o dinero para hacer obras prioritarias. Cosas tan sencillas como ciclopistas, ya hicimos la de Xcaret hasta Playa del Carmen; hemos hecho dos retenes, programas con nuestros colaboradores, hasta proyectos tan importantes como el del rescate de las guacamayas, con las que se está repoblando el hábitat en Chiapas y Veracruz. Xcaret tiene en el parque cerca de mil guacamayas y en dos años se liberaron 160. Como responsables del campamento tortuguero de la Riviera Maya hemos liberado casi 10 millones de tortugas, logros del parque a través de Flora Fauna y Cultura de México.

 

REINVERSIÓN SIN FIN

L21.- ¿Ha quedado algo en el cajón?

MQ.- Falta tiempo, la vida es corta… hay cosas en el tintero que van a arrancar, que están en trámites, pero papelito habla. Hay muchos proyectos.

L21.- ¿El  nuevo parque Xenses?

MQ.- Todos nuestros parques son complementarios, no compito entre mis parques ni con los de la competencia, son de cosas que no se han hecho y el nuevo parque está en esa línea, no creo que haya algo similar en ninguna parte del mundo. Xplor tiene tirolesas, que hay en otros lados, pero Xenses no existe o hay probaditas, pero nada que se parezca, este es un lugar en el que te darás cuenta de la realidad de tu mente, de lo bella que es tu mente, de lo poderosa que es y cómo la puedes manejar. Saldrás de ahí muy satisfecho de quien eres. Son actividades diferentes pero todas relacionadas con la mente. Una de las frases que utilizaremos para este parque es… ¿Cuándo fue la última vez que hiciste algo por primera vez? Es un parque familiar, y más éste, que abrirá sus puertas en junio en un predio de 40 hectáreas aledaño a Xcaret.

L21.- Xcaret cumple 25 años y sigue creciendo, ¿tiene límite?

MQ.- El fideicomiso garantiza que un porcentaje de las utilidades sean para nuevos proyectos, así Xcaret, que no tiene tope, desde luego va a crecer más mientras estén vivos los socios, porque los porcentajes aprobados son mayores a lo que están aprobados para nuestros sucesores, ellos van a tener 25% de las utilidades para reinvertir y nosotros ahorita reinvertimos el 80%, casi todo. No sé ni por qué celebramos los 25 años si no se ha acabado, no lo hemos inaugurado… 25 años construyendo un parque.

L21.- ¿Cuál es su parque favorito?

MQ.- La mamá de los pollitos es Xcaret, aunque como ya comenté traigo más proyectos, tengo otro muy bello en Yucatán, un parque en una zona de ocho cenotes que están a 500 metros uno del otro; analizo cómo los voy a conectar… a través de kayak, tirolesa… Se llama Xibalbá y está en tramitología. Yucatán es el complemento perfecto de Quintana Roo, ya tenemos ahí los tours a Chichén Itzá, la visita a la casona en Valladolid y ya están en construcción tres hoteles boutique de 33 llaves, que formarán parte de un plan de desarrollo del grupo en esa entidad.

Leave a comment