“¿50 mil mdd? ¡Está loco Paco!”

por Latitud21 Redacción

Hace algunas semanas recibí una llamada de mi querido amigo Paco Martín Moreno, autor de varios y amenos libros, alguno de los cuales habrán leído muchos de mis lectores. La llamada no solo resultó agradable, como siempre, sino que también fue un tanto sorprendente. El buen Pancho quería compartir conmigo su convicción acerca de la enorme oportunidad que el turismo representa para México, lo cual, como consta a mis seguidores, es  un tema recurrente en mis columnas.

Sin embargo, Paco no solo se quedó en eso, sino que le puso número a esa oportunidad, diciéndome: “¡Yo estoy convencido de que México puede generar no 16 mil millones de dólares, como en 2014, sino 50 mil millones de dólares al año!”. Y agregó: “¡Es increíble que España reciba 65 mil, Alemania 43 mil o Tailandia 38 mil, y nosotros, que no tenemos nada que pedir a esos países, recibamos las divisas que recibimos!”.

Debo confesar que, de entrada, me pareció que Pancho estaba desvariando y aventurando algo que, en principio y viendo las cifras actuales, no tenía ni pies ni cabeza. Me di a la tarea de revisar algunas cifras para buscar de qué tamaño era el desvarío o la ficción de mi gran amigo escritor.

Empecé por revisar las cifras de ingresos de divisas a nivel mundial de 2014 y las proyecciones de la Organización Mundial de Turismo (OMT) para 2030, encontrando estos datos: en 2014 el total de turistas internacionales en el mundo fue de mil 135 millones de visitantes, de cuya cifra, poco más de 29 millones, correspondieron a México, lo cual nos devolvió (¡por fin!) a lo que se conoce como el ´top ten´ del turismo en el mundo, ubicándonos en el décimo lugar mundial, con una participación en el total del 2.55%.

En cuanto a divisas, la cifra global ascendió a mil 425 billones de dólares, de los cuales nuestro país aportó 16 mil 300 millones, lo que representa el 1.13% del total. En el caso específico de México, haciendo una simple división de la cantidad total de dólares generados entre el número de turistas, observamos un gasto promedio por turista de 560 dólares, cifra que retomaremos más adelante.

Ahora bien, en las proyecciones que hace la OMT para el 2030 se estima que en el mundo la cifra total anual de turistas ascenderá a mil 800 millones de viajeros internacionales, lo que representa un 58.6% de crecimiento. Aun cuando la OMT no hace proyecciones de ingresos estimados a esa misma fecha, una simple regla de tres, suponiendo que las principales variables se mantengan en sus términos actuales, nos llevaría a la cifra de dos mil 260 billones de dólares. ¡Pocos sectores de la actividad económica pueden presumir de este crecimiento a futuro! Ese es el enorme tamaño del pastel que ofrecerá esta actividad al mundo. Las preguntas pertinentes serían entonces: ¿Quién se comerá ese pastel? ¿Qué proporción podría ser para México en esas fechas?

Siguiendo con el análisis de las cifras de la OMT, nos encontramos un dato muy alentador. La organización señala que la participación de las economías emergentes (grupo al que pertenecemos) en el total del mercado (market share) creció de 30% en 1980 a 45.3% en 2014, y se proyecta que ascenderá al 57% para 2030.

En relación con esto, observemos que los ingresos en divisas de México, que forma parte de ese grupo, significaron el 5.6% del total de los emergentes. En este orden, si nada cambiara y mantuviéramos esa participación de mercado nos corresponderían 63 millones de turistas en 2030, lo que nos lleva a que, si se mantiene el mismo nivel de gasto por turista, la cifra ascendería a 35 mil 280 mdd para ese mismo año, monto que, para mi sorpresa, ya no se aprecia tan distante de la tentadora cantidad que imagina y propone Martín Moreno. Así las cosas, resulta que si fuéramos capaces de venderles más a los turistas o de atraer otros de mayor gasto, llegando a solo 794  dólares por turista, habremos alcanzado los 50 mil mdd.

¿Y eso qué tan difícil es? Pues saque usted sus conclusiones. Viendo algunas cifras de gasto por turista en el resto del mundo, observamos por ejemplo: Australia con cuatro mil 637 dólares, Macao con tres mil 479,  India, dos  mil 626; Tailandia, mil 548; Corea, mil 274; España, mil 003 o Canadá mil 17 dólares. Vale la pena observar que, por ejemplo, en el caso de Canadá, ese país recibe 12 millones de turistas menos que México y genera 17 mil 400 mdd, 800 más que México.

Lo que a mi juicio podría hacerse para incrementar esa cifra de gasto en acciones y estrategias tendientes a estimular nuevo producto turístico es fomentar nuevos nichos como el turismo médico, casinos, el sector de lujo o las comunidades de retiro, o bien atraer a nuevos mercados, como el hispano en los Estados Unidos o el asiático de mayor gasto. Igualmente, hay que decirlo, hay que continuar con las muchas cosas que creo que se están haciendo bien y que están dando tan buenos resultados. Ya profundizaremos en los cómos en otra ocasión. Por lo pronto, queda claro que Pancho no andaba ni mafufo, ni pirado.

 

Dejar un comentario