David Salomón, diseñador mexicano

De nacimiento yucateco, pero de corazón quintanarroense, donde ha vivido desde hace muchos años, pero ante todo, un apasionado de la moda y la cultura mexicana, David Salomón se ha ganado a pulso un lugar en la industria del vestir y el estilo de nuestro país; sus creaciones han estado en grandes eventos, siendo portados por figuras de talla nacional e internacional; como referente de la moda, ha estado presente en las mejores pasarelas y ha participado en reality shows de TV.

Al ser autoridad en la materia, platicamos con él acerca de los cambios que vienen (y que ya empezaron) desde que inició la emergencia sanitaria a nivel mundial por la pandemia, pero también, de cómo esta industria, catalogada muchas veces como algo frívolo, ha demostrado que sabe ayudar (y mucho) en tiempos difíciles. 

COSAS BUENAS EN MEDIO DEL CAOS

La pandemia trajo crisis pero también oportunidad de sacar lo mejor de todos; ¿la solidaridad es la nueva tendencia de la moda?

Yo creo que la solidaridad siempre ha sido una característica del mexicano, y  de los cancunenses más… ¡hemos pasado por tanto! Terremotos, huracanes, en fin, muchas cosas. Así que la pandemia ha servido para saber de qué estamos hechos cada uno de nosotros.

Grandes casas de moda y tiendas han apoyado de diversas maneras; háblanos  de lo que estás haciendo para beneficio del sector salud…

Creo que muchos de los que estamos en la moda somos una mezcla especial de creativos y empresarios. En mi caso, lo único que hice fue alinearme a un grupo llamado makers que en Quintana Roo está encabezado por Trini Gómez Machuca, que es una diseñadora jovencita de Carrillo Puerto… y estoy muy orgulloso de cómo trabajan sin parar desde hace varias semanas y sin ningún fin de lucro. Eso es lo que más admiro de esta nueva generación a la que tanto criticamos a veces, pero ellos nos muestran un regreso a la espiritualidad que no he encontrado ni en grandes grupos de gente más ‘ruca’ la verdad.

¿Y cómo lo hacen?

Los Makers se pasan archivos de diseño desde Asia, pasando por Europa, hasta llegar a los rincones de Latinoamérica… como nosotros, y con estos archivos y sus impresoras 3D, cortadoras láser han hecho suministros médicos que hacen mucha falta en los hospitales, donde el personal médico se  está jugando la vida por tenernos a salvo. 

Hemos entregado en todo Quintana Roo, de una manera más personal y directa, no a través de instituciones, porque somos un movimiento que ha surgido de la sociedad civil… personas simples preocupadas por nuestros médicos y personal de enfermería. Los Makers no paran un segundo, algunos incluso trabajan toda la noche… son admirables.

¿Qué alcance que han tenido en este movimiento?

Se han entregado más de 8 mil caretas de varios tipos, cajas de entubación de acrílico y adaptadores para visores marinos, para que puedan ser usados como máscaras de oxígeno o para proteger al personal que trata Covid-19.

A través del esquema de Quintana Roo Makers también nos unimos son Shadid Camino, Cayetana De Regil y Tabi Valenzuela para poder recaudar más de 600 mil pesos que nos sirvieron para comprar y distribuir más de dos mil overoles para el personal de hospitales de Quintana Roo.

Nos hemos mantenido ocupados.

¿Cómo se dio esta alianza para trabajar de la mano con México Makers?

A mí -como casi siempre- me conectó Gina Alfeirán, que es una maquinaria de relaciones públicas… ella me presentó con Trini y yo invité a Shadid, que siempre ha estado muy involucrada con diferentes causas; se nos unieron Cayetana y Tabi, que han estado a la cabeza de Cruz Roja… y nos rodeamos de amigas y amigos que fueron formando células de donativos. El único respaldo detrás de todo esto fueron nuestros nombres y la confianza de la gente, con la que estamos muy agradecidos.

¿Cómo has visto la respuesta de la gente para sumarse?

Hemos tenido respuesta de quien menos hemos esperamos… y de quien esperábamos no la hemos tenido. Hay mucha gente con situaciones económicas muy comprometidas que han dado sin miramientos y eso lo encuentro más que conmovedor, inspirador.

… Y DESPUÉS DE ESTO

¿Cómo va a cambiar esta pandemia el mundo de la moda y el vestir?

Van a haber cambios, pero creo que van a ser temporales… aun después de la pandemia seguiremos siendo la especie más peligrosa y depredadora sobre el planeta. Aunque eventualmente la vida tendrá que volver a ser la misma… ojalá no olvidemos que la moda ocupa el tercer puesto en la lista de las  empresas más contaminantes en el mundo.

Creo que la gente educada y con estudios ya va a pensársela un poco más a la hora de ceder a los encantos del “fast fashion”, que como todos sabemos trae detrás un enorme historial de destrucción a la ecología y del abuso de personas, especialmente de niños y mujeres… historias terribles de esclavismo y maltrato.

Hemos estado escuchando sobre un “back to basics” (regreso a lo básico) que nos habla de comprar menos cantidad y mejor calidad.

Todo lo que nos está tocando vivir es una simple consecuencia del ritmo que nos hemos impuesto a nosotros mismos: tener más de todo y más rápido… sin importar la procedencia ni la calidad.

Como protagonista de muchos fashion weeks; recientemente el MBFW México fue digital, ¿cómo ves el panorama? 

Parte del regreso a esos básicos creo que va a notarse en las semanas de la moda de todo el mundo y en muchas de las grandes  casas… se habla de que los desfiles serán para menos personas, más importantes y menos “faramalleros”… 

Va a ser diferente. Nuestra vida ya se está volviendo muy “virtual”, cada vez tenemos más amigos que sólo conocemos por redes, y cada vez nos abrazamos menos… esta pandemia quizás nos recuerde lo importante que es la cercanía, la de verdad. Nunca el impacto digital, va a ser igual en la vida real. 

Ver a JLo cerrar la última pasarela de Versace en las pantallas fue maravilloso, pero no me imagino el impacto brutal que debe tener el presenciar un momento así en vivo, sentado ahí, en persona.

En términos de costo-beneficio, ¿lo más óptimo es optar por lo digital?

Hay que buscar un balance. Hay cosas que valen la pena hacerlas digitales, pero hay muchas otras que no: el trato con tus clientas, tus seguidores… nunca va a saber igual si no cohabitamos en el mismo salón… vernos de cerca, sentirnos, olernos… siempre es más excitante. ¡La moda tiene que ser excitante, es parte de la emoción!

Algunos se aventuran a decir que habrá cambios en el vestir, por protección ¿qué tan cierto o tan real ves esto?

Falso. Va a aparecer una vacuna y nos vamos a olvidar del Covid-19… lo hemos hecho con enfermedades más importantes y mortíferas… ¿por qué no pasaría con esta?

INDUSTRIA AFECTADA

¿Qué tan afectadas están las cadenas de suministro de textiles y fábricas?

Muy afectada, al igual que toda la economía mundial. Todo lo relacionado con el comercio está muy afectado, exceptuando a las grandes industrias farmacéuticas y algunas otras… y claro, el boom más fuerte a favor viene para el ecommerce.

La compra de textiles lamentablemente es algo que generalmente tiene que hacerse en persona; por más adelantos digitales, hay cosas que tienes que sentir: la textura de una tela, la fluidez de una caída, la presencia de un bordado… Son cosas que se hacen a la antigua, y así seguirán por muchos años.

Muchas colecciones se quedaron en stocks en muchas tiendas y casas de moda… ¿cómo darles salida?

Ofertas. La crisis económica que nos viene es inminente… y eso nos va a obligar a todos a acercarnos más a las necesidades reales de la gente.

¿Cómo debe ser el nuevo marketing del mundo fashion para recaptar  consumidores?

Para mí, las reglas son siempre las mismas: lo lindo siempre va a estar de moda, y tener una pieza buena siempre va a ser mejor que tener 10 de porquería… Pero eso sólo lo sabemos unos cuantos.

REVOLUCIÓN DE CONCIENCIAS

¿Servirá esto como oportunidad hacia una moda más sustentable?

Creo que más que LA MODA es LA GENTE la que tiene que volverse más ecoamigable…es como el tan cacareado tema del plástico. El problema en realidad no es el plástico como tal, ¡el problema es el uso que nosotros le damos! Los “malos del cuento” somos nosotros finalmente.

¿Las tendencias de los nuevos consumidores, cambiarán a partir de esta crisis? 

Ojalá cambiaran… pero francamente, y no quiero sonar pesimista… creo que muchos humanos van a regresar a lo que mejor saben hacer: destruir el planeta. Y muchos otros jalaremos el lado opuesto de la cuerda… pero el futuro se ve desesperanzador si no incluimos una palabra en nuestra vida: CONCIENCIA. Si actuamos con más conciencia, podremos cambiar el futuro. 

Si no, estamos destinados a tronar.

¿Crees que haya un beneficio hacia la compra local, más responsable y selectiva por la desconfianza de comprar de fuera?

Siempre consumir local trae beneficios más inmediatos. Eso no quiere decir que no consumamos productos de otros países… pero la base siempre debe ser nuestra, de nuestro origen.

Muy probablemente mucha gente volverá a las compras masivas por la guerra de precios que se desatará, ¿cuál es el panorama para firmas exclusivas de diseño como David Salomón?

Afortunadamente las firmas de lujo trabajamos para un sector que pocas veces se ve afectado. 

La costura sigue de pie y la historia nos ha demostrado en infinidad de ocasiones que la moda ha servido para devolverle a la gente el espíritu que nos levanta y nos saca adelante en las peores situaciones. Y esta -créeme- no va a ser la excepción.

¿Planeas sacar alguna colección relacionada o inspirada en todo esto?

Ninguna. Todo lo contrario… planeo sacar colecciones que nos hagan olvidar estos malos momentos y recordarnos lo que vale la pena la vida. 


Descarga la Edición Digital

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es descarga-la-edicion-digital-junio-latitud21.jpg


Leave a comment