Didáctico y divertido

Su pasión por la enseñanza lleva a una psicopedagoga a fundar Juego & Aprendo, una empresa dedicada al diseño y producción de material didáctico

En tiempos de nuestras abuelitas se decía que “la letra con sangre entra”; tal vez en aquella época funcionaba, pero afortunadamente los métodos de enseñanza han evolucionado y en la actualidad son mucho menos drásticos y hasta divertidos, ya que algunos involucran materiales didácticos con los que los niños además de aprender disfrutan de un buen momento.

Esta idea de hacer divertida la enseñanza lleva a la joven Paloma Almendarez, licenciada en psicopedagogía y que por varios años impartió clases en preescolar y primaria, a desarrollar su empresa Juego & Aprendo, dedicada al diseño y producción, principalmente de libros didácticos, además de cubos y otros materiales.

LIBROS SENSORIALES

“Es un proyecto muy bonito que está enfocado en los peques, mamás y maestros, porque creamos libros sensoriales para niños, cubos para bebés; es un material muy práctico, las mamás lo pueden echar a su bolsa y llevarlo a todas partes; también hacemos calendarios que pueden usar los maestros en las clases. En Juego & Aprendo hacemos todo tipo de apoyo didáctico que ayude en el proceso de enseñanza y aprendizaje”, explica.

Comenta que siempre le gustó hacer material didáctico y sensorial, así como crear juegos. “Tengo sobrinos, soy la tía que siempre les pone actividades; en la escuela también era así, me gustaba hacer material para los niños, además de que mediante los juegos veía que había un mejor aprendizaje y se divertían mucho”.

Paloma platica que el primer libro que hizo fue para su sobrino; recuerda que incluyó muchos retos para su edad y fue muy satisfactorio ver el gran interés del pequeño y cómo una a una lograba resolver todas las actividades. “Él estaba encantado, y es ahí cuando me doy cuenta que eso era lo que yo quería hacer”.

Y fue así que con una inversión de aproximadamente 15 000 pesos, que destinó a la compra de una máquina de coser, otra de bordado y diversos materiales, empezó a producir un libro tras otro.

En los inicios de su emprendimiento Juego & Aprendo, Paloma recibió el apoyo de su hermana, quien también es psicopedagoga; ella la impulsó para que creara su propia empresa. Tan pronto como tuvo un stock considerable de productos crea su página web y empieza a subir contenido; la respuesta fue inmediata.

Refiere que su primer libro vendido fue para un niño con muchos problemas de aprendizaje. “Fue todo un reto, me gusta mucho crear diversas actividades, siempre pensando cómo hacerlo diferente con algunos cambios para que resulte más atractivo”.

PIEZAS ÚNICAS

Lo interesante de Juego & Aprendo es que todos los libros son diferentes, no hay dos iguales, se trata de un trabajo artesanal en el que cada página del libro o cara del cubo tiene una actividad a desarrollar, ya sea para aprender a leer, a contar, identificar formas y colores, así como texturas.

En la elaboración de sus productos Paloma utiliza diversos tipos de telas, además de otros materiales como botones, cascabeles, broches, listones y…  un largo etcétera.

La producción de un libro o cubo le lleva dos días, ya que es un trabajo muy detallado, desde el diseño, para el cual cuenta con la ayuda de su esposo Jesús Aguirre, quien es arquitecto. “Antes de empezar a trabajar tengo muchas ideas, él me ayuda a aterrizarlas”.

Aunque tiene libros ya listos para su venta, también los hace sobre pedido, porque muchas veces se acercan madres de familia para decirle que quieren algo especial para sus hijos. “Por ejemplo, una señora me comentó que a su hija le gusta sembrar semillas de fresa, por lo que deseaba que el libro girara en torno a eso; entonces me enfoqué en crear algo así. Hice las fresas, números y una cesta donde se coloca la fruta según la cantidad de semillas que tenga”.

En cuanto al costo, dijo que esto depende del número de actividades (una por página); los hace a partir de seis, además de que personaliza la portada con el nombre del niño y/o su personaje favorito, con un precio de 850 pesos. Los libros están diseñados para agregarles páginas si así lo desean, cada una con dos actividades (frente y vuelta) con un costo de 200 pesos cada una. Los cubos los vende en 650 pesos, incluyen seis actividades y pueden ser personalizados.

Otro de los productos didácticos que elabora son calendarios, mismos que son muy requeridos por los maestros para apoyo en clase. Además de esto confecciona títeres que le piden en las escuelas; pueden hacer cualquier personaje con escenografía, así como libros de cuentos con títeres.

Actualmente no cuenta con un local propio; parte de los productos los vende en una tienda de su hermana en Reynosa, Tamaulipas, además de que tiene página web y pueden encontrarla en redes sociales y a través de Mercado Libre. También participa en diversos bazares, en donde ha tenido un gran éxito.

Juego y Aprendeo tiene promociones especiales, como por ejemplo: para el Día del Niño, en la compra de un libro se les obsequia una página adicional con dos actividades; para el Día del Maestro ofrece descuentos en la compra de material didáctico.

A quienes estén considerando la idea de emprender en un negocio propio, Paloma les recomienda no desanimarse, ya que el camino no siempre es fácil. “A veces tienes una idea, sientes que es genial pero la gente no le pone atención y te desesperas; la cuestión es persistir y no rendirse. Si realmente es tu sueño, si de verdad quieres emprender en un negocio, debes perseverar. En lo personal creo mucho en mi producto, es como un sueño hecho realidad el ver el resultado con los niños”. (Antonia Rusca) 

Leave a comment