El arte de cultivar

por Latitud21 Redacción

Hidrocultivos del Mayab, una empresa joven con 11 años de experiencia, buscará este año concretar nuevos proyectos en el país para crecer y consolidarse como una de las mejores empresas hidropónicas de Cancún y México, donde actualmente tiene presencia en ciudades como Hidalgo, Estado de México y la Ciudad de México, entre otras.

A dos años de iniciar operaciones en el destino, la empresa comandada por Armando Soria enfoca su experiencia y servicios de tecnología verde y ecosostenible para abrir espacios en ciudades e instituciones públicas y privadas que contribuyan a depurar el aire de contaminantes, además de proporcionar áreas atractivas que mejoren el ambiente en el que se desenvuelven las personas.

Hidrocultivos del Mayab, con un catálogo de 16 diferentes diseños artificiales para la creación de jardines verticales, contempla iniciar este año dos invernaderos, uno en el estado de Hidalgo y otro en la Ciudad de México, a fin de cultivar fresa y tomate, entre otros productos agrícolas, en tanto que  está en negociaciones con el propósito de instalar un tercero en el poblado de Leona Vicario.

“La hidroponía tiene poco tiempo de que incursionó en el país -cerca de 16 años- a diferencia de Europa, región en la que la aplican desde hace más de 40 años con sistemas tecnológicos muy avanzados; sin embargo, México ya cuenta con fabricantes que suministran a los productores el material necesario para el desarrollo de proyectos hidropónicos con buenos resultados”, explicó.

Soria destacó que uno de los objetivos de la empresa, que también opera como consultora, es proporcionar las técnicas y herramientas necesarias a los clientes para la instalación de sistemas de cultivo. “Una de las funciones de Hidrocultivos del Mayab es no solo vender el producto, sino lograr que sean productivos y proyectos con duración de varios años”.

Con estudios en medicina veterinaria, profesión que no ejerció, por aras del destino se especializó en la hidroponía, especialidad a la que dedicó varios años de estudio, e incluso ha impartido conferencias en algunos países como Colombia, el empresario consideró que Cancún es un mercado difícil por su clima tropical, lo que limita el desarrollo de varias hortalizas, pero donde ha participado con importantes proyectos como el de la tienda departamental Chedraui Select en la Zona Hotelera y el cárcamo de Fonatur, también en la zona de playas, entre otros prospectos.

“La instalación de un sistema para un invernadero grande, tecnificado y automatizado requiere de instalaciones más sofisticadas, mientras que uno más sencillo se coloca sin controles de temperatura, humedad y nutrientes, y con un método de riego manual o bombas que se tengan que prender y apagar”, precisó.

Comentó que “la hidroponía es un arte, se necesitan conocimientos de lo que es la biología, de cómo utilizar los nutrientes y todos los elementos que se requieren para un invernadero. Nosotros tratamos de utilizar productos  naturales en la mayor medida posible para fabricar insecticidas y herbicidas”, comentó Soria.

Armando tiene como visión aprender cada vez más de esta actividad y su mayor fortaleza es su familia para crecer y continuar con su expansión hacia otras partes de México, donde la hidroponía adquiere cada vez mayor fuerza. (Marlene Hernández)

  • www.hidrocultivosdelmayab.com
  • Correo: hidrocultivosdelmayab.cancun@gmail.com
  • Facebook: HidroCultivos Del Mayab

Dejar un comentario