El mundo a prueba

La propagación del SARS-CoV-2 mantiene a la población en vilo, a expensas de un contagio en cualquier momento; el diagnóstico a tiempo garantiza tratamiento oportuno y la oportunidad de no infectar a más personas

 

Ya sea de resultados rápidos, baratas o más profundas, miles de personas necesitan cada día de métodos eficaces para verificar o descartar que sean portadores del virus que causa el Covid-19. Sin embargo, como es natural, además de ser un tema de salud pública, esto se ha convertido en un asunto de relevancia económica, pues muchas empresas están aprovechando esta oportunidad para obtener millonarios ingresos, lo que, a su vez, representa un riesgo de estafas para quienes, en el afán de buscar una solución rápida, pueden caer en manos de timadores. Además, en un destino turístico como el Caribe Mexicano, receptor de miles de turistas cada día vía aérea, es preponderante que haya pruebas accesibles para que los viajeros no tengan ningún inconveniente al regresar a sus países de origen con un documento que avale que vuelven libres de contagios.

Ante este panorama, es importante informarse acerca de las opciones validadas en el país, para no correr riesgos y, sobre todo, garantizar que los resultados sean confiables.

Si se usan pruebas que no tengan un registro sanitario, pudiera llevar a una toma de decisiones equivocada, al utilizar una prueba cuyos resultados generen una interpretación inexacta.