Expo Mundial 2015

por Redacción

En octubre tuve la oportunidad de visitar la Expo Mundial 2015 en Milán, Italia, cuyo tema central fue Alimentando el Planeta, Energía para la Vida, la cual se realizó en un espacio de más de 100 hectáreas especialmente preparadas para esta feria mundial, en donde 140 países, incluyendo México, exhibieron en sus pabellones la visión de cómo abordan el gran reto de alimentar de una manera saludable y sostenida a su población sin depredar el planeta ni agotar sus recursos.

Las expos mundiales las organiza el Buró Internacional de Exposiciones (BIE), con sede en París, Francia, y el objetivo es precisamente realizar estos eventos globales  para educar a la población y promover el progreso y la cooperación entre las naciones.

La primera Expo Mundial se celebró en Londres en 1851 a iniciativa del Príncipe Alberto, esposo de la Reina Victoria, misma que tuvo lugar en el Palacio de Cristal del Hyde Park. Después, en 1988, tendría lugar en Barcelona; en 1889 en París (y cuyo símbolo fue la famosa Torre Eiffel construida ex profeso para la expo); Chicago, en 1893; París de nuevo en 1900 y Saint Louis en 1904. Todas estas exposiciones mundiales se consideran parte de la Era de la Industrialización y se centraban en el comercio y en las presentaciones de avances tecnológicos.

Posteriormente se dan las expos consideradas dentro de la Era del Intercambio Cultural, centradas más en temas de importancia cultural, y estas fueron las expos de Chicago, en 1933; Nueva York, en 1939; Bruselas, en 1958; Montreal, 1967; Osaka, 1970 y Vancouver, 1986.

Actualmente tienen lugar las expos consideradas como parte de la Era de la Marca, donde las naciones utilizan estos encuentros mundiales como una plataforma para mejorar su imagen nacional por medio de pabellones. Estas se realizaron en Brisbane, en 1988; Sevilla, en 1992; Lisboa, en 1998; Hanover, en 2000; Aichi, 2005; Shanghai, 2010 y Milán, 2015.

He tenido la oportunidad de asistir a estas ferias mundiales desde la de Lisboa en 1998, y esta marcó el rumbo de mi vida profesional pues dicha exposición tuvo como tema central Los Océanos, un Patrimonio para el Futuro. Y fue precisamente a mi regreso de dicha expo universal, en octubre de 1998, cuando decidí dedicar mi vida como embajador de los océanos y los delfines.

Se estima que en seis meses, del 1 de mayo al 31 de octubre, más de 20 millones de personas habrían visitado la Expo Milán 2015, con asistencia de hasta 230 mil  visitantes en días pico, desde presidentes, reyes y primeros ministros, hasta estudiantes y universitarios.

Cuando en un solo sitio tenemos la oportunidad de recorrer y conocer la cultura de tantos países, me doy cuenta cada vez más de que vivimos en un mundo globalizado, donde hacer negocios en diferentes países se vuelve una enorme oportunidad y más viable hoy que nunca.

Por eso dedicamos este número a un país hermano, la República Dominicana, que al igual que Quintana Roo tiene una vocación turística y de servicio cada vez más similar a la nuestra, además de que ofrece enormes oportunidades de negocios a locales y extranjeros. Y es por esa razón que cancunenses y mexicanos tienen cada vez más presencia en ambos destinos: Hard Rock, AMResorts, Olympus Tours, Amstar, Regio, Coco Bongo, Dolphin Discovery, Best Day y muy pronto Lorenzillo´s, entre otros. Por eso reitero que es en estas expos mundiales, desde Lisboa en 1998 hasta Milán en 2015, en donde he encontrado mi inspiración en los océanos y los delfines, pero también en el reto y las oportunidades que ofrece un mundo sin muros ni fronteras.

Cada día el mundo se hará más pequeño, en la medida en la que nuestros sueños se hagan más grandes. Arrivederci.

 

Dejar un comentario