Frente a frente: Blindaje a sindicato de taxistas

por Latitud21 Redacción

Ante las nuevas y eficientes formas de ofrecer el servicio de transporte público en automóvil, en términos llanos de taxis – incluso con el uso de nuevas tecnologías-, para bien o para mal sindicatos y gremios taxistas en Quintana Roo, y sobre todo en el caso particular de Cancún, se blindan ante estas modalidades, que son ya tendencia mundial.

Sin ir muy lejos, en la Ciudad y Estado de México es una realidad la operación de la empresa Uber, que “está cambiando la forma en que el mundo se mueve, al conectar perfectamente a los pasajeros”, en más de 70 ciudades alrededor del mundo desde 2009 y a la que se suma también Cabify, que va por la misma vía, y otro tipo de aplicaciones como Easy Taxi.

Aunque en su momento se comenzó a ventilar la posibilidad de que Uber llegara a Cancún, el principal centro vacacional del país, y ante el deficiente servicio que ofrecen los taxis, sector que genera más de 20 mil fuentes de empleo, surgieron las barreras, y no solo legales, a través de una iniciativa aprobada en el Congreso –primera en su tipo en el país- sino también a través de nuevas formas de operar aprovechando el auge de las nuevas tecnologías, para evitar el ingreso de nuevas posibilidades de transporte público.

Congreso de Quintana Roo

El  Congreso de Quintana Roo aprobó en agosto de 2015 reformas a  los artículos 9 y 31 de la Ley de Tránsito, Transporte y Explotación de Vías Carreteras de la entidad, con lo que se frenó toda posibilidad a empresas como Uber y Cabify de incursionar en la entidad.

En el caso del Artículo 31 bis de la citada ley, que regula el uso de nuevas tecnologías para brindar el servicio público de autotransporte, señala que “no será servicio público de transporte de pasajeros el que se pretenda brindar o brinde por particulares sin la autorización del titular del Ejecutivo (sin concesión) a que hace referencia el Artículo 32 de esta ley, independientemente de que dicho servicio se haya solicitado y pactado, por medio de contrato verbal, escrito, o por medio de servicios electrónicos, informáticos, de Internet, de correo electrónico, de teléfono, incluyendo celulares y/o aplicaciones o programas utilizados por dichos medios. La realización de esta actividad será sancionada en términos de esta ley”.

De acuerdo con el gobierno de Quintana Roo, es una forma de protección a 22 mil fuentes de trabajo a concesionarios taxistas y unas 80 mil familias en la entidad.

Quiero Taxi Sindicato de Taxistas Andrés Quintana Roo

En junio de 2015 se lanzó la novedosa aplicación móvil exprofeso para el municipio de Benito Juárez, con una inversión de 800 mil pesos, a fin de  adelantarse a toda posibilidad de ingreso de Uber al destino y hacer frente a Easy Taxi. La aplicación busca brindar un servicio a la ciudadanía con las garantías y seguridad que demanda.

Al corte del primer semestre de operaciones, Quiero Taxi integra 600 unidades y al cierre del primer trimestre del presente año esperan llegar a los mil autos en servicio. El sindicato de taxistas Andrés Quintana Roo tiene registro de más de siete mil unidades.

La ventaja es que el usuario puede solicitar desde un celular su taxi y escoger el tipo de vehículo que desea; tendrá el nombre del conductor y su número  telefónico para brindar una atención personalizada.

Quiero Taxi Platinum

En enero pasado también el sindicato Andrés Quintana Roo puso en operación el servicio de lujo Quiero Taxi Platinum, modelo a nivel nacional y que opera con concesiones de servicio público especializado. De manera inicial ofrecen el servicio tres automóviles BMW, dos Lincoln, un Jaguar y una Hummer, que darán servicio a hoteles como Ritz Carlton, Fiesta Americana Coral Beach, Westin Regina, Hard Rock, con un costo de acuerdo a la tarifa oficial vigente y un “banderazo” de 150 pesos.

A este plan se sumarán 13 vehículos más, incluso limusinas. Los operadores son bilingües, portan uniforme con camisa de manga larga y corbata, quienes ofrecerán un servicio ejecutivo. Como parte de la seguridad, cuenta con sistemas de GPS en tiempo real.

VS.

Uber

El desarrollo tecnológico trajo nuevas formas de ofrecer servicios incluso para actividades como la de transporte a través de taxi. Es el caso de Uber, una compañía fundada por Travis Kalanick. Es una empresa internacional que proporciona a sus clientes una red de transporte no concesionado, a través de su software de aplicación móvil (app), que conecta a los pasajeros con los conductores de vehículos registrados en su servicio. Uber, con sede en San Francisco, California, tiene presencia actualmente en casi 70 países del mundo y en el caso de México opera en la Ciudad de México, Guadalajara, Tijuana, Monterrey, Puebla, Querétaro, León y Toluca.

Cabify

Es también una aplicación para brindar servicio de transporte seguro, sin manejar dinero en efectivo y con un historial de viajes que sirve para  deducciones fiscales. Funciona para iOS, Android y una versión wap para Blackberry. Permite contar con ubicación GPS y elegir la unidad que el cliente desea en servicio Lite o Ejecutivo. La empresa se fundó en Madrid, España, en 2011 y se ha expandido a otras ciudades españolas y capitales de América Latina, entre ellas la Ciudad de México, Querétaro y Monterrey, además de Santiago, Chile; Lima, Perú, y Bogotá, Colombia.

Easy Taxi

Es una aplicación para solicitar servicio de taxis con presencia en  420 ciudades en el mundo. En México está presente en siete ciudades, entre ellas Cancún, además de la Ciudad de México, León, Guadalajara, Monterrey, Puebla y Querétaro, con amplia aceptación. Entre los beneficios que brinda está también el pago sin efectivo, ahorro de tiempo y de manera sencilla a través de Smartphone y la web. Easy Taxi, catalogado como la  aplicación líder de transporte y movilidad urbana en América Latina, cerró 2015 con más de 83 millones de viajes. Adicionalmente, reportó un total de 130 millones de carreras realizadas desde su lanzamiento en junio de 2011, registro de 500 mil conductores en la plataforma y más de 25 millones de descargas en los 18 mercados de América Latina, Medio Oriente y África.

Dejar un comentario