¿Qué ha cambiado?

Sí, la pandemia sigue ahí; no se ha ido. ¿Y entonces qué ha cambiado? Se cumplieron ya siete meses del primer caso confirmado de coronavirus en México y, semanas después en Quintana Roo. Desde entonces, no ha cambiado mucho el panorama: Los muertos se siguen acumulando, los contagios no cesan y mucha gente aún sigue sin creer en ese SARS-CoV-2.

Es cierto, ya se sabe un poco más acerca del comportamiento del virus, de las medidas preventivas y los protocolos sanitarios, pero en las calles, en colonias y en las plazas, las personas siguen sin hacer lo que deben hacer para reducir contagios.

En la entidad ya avanzamos a la fase amarilla en el Semáforo Epidemiológico, así que los negocios, principalmente hoteles, parques, cines y restaurantes, ya abren a 60% de su capacidad. Incluso las playas, por fin, están abiertas al público (de manera oficial, porque semanas antes la gente iba y violentaba las cintas de no pasar).

Esto quiere decir que ya prácticamente estamos en la normalidad prepandemia, aunque muchos insistan en llamarle “Nueva Normalidad”. La realidad es que un gran porcentaje de la población no usa el cubrebocas o lo usa de manera incorrecta; tampoco evita las aglomeraciones y menos tienen como hábito el gel antibacterial y la sana distancia. Entonces ¿qué cambió? Esa respuesta la tenemos que dar cada quien en lo particular, hacer un análisis de que las cosas no pueden seguir igual después de la aparición del Covid-19. Es prioritario modificar hábitos, rutinas e incluso procesos y modo de hacer las cosas.

Dicen que todo cambio debe ser para bien pero hasta ahora parece que hemos aprendido muy poco de esta pandemia que tanto daño ha causado en todos los ámbitos.

En la industria turística ese es uno de los llamados que más resonaron en el Foro de Turismo Sustentable convocado por Sustentur; algo parecido en el Tianguis Turístico Digital, donde destacaron la importancia de adecuarnos a la nueva realidad y hacer un turismo menos masivo y con menos impacto medioambiental. 

Además de eso, en esta edición presentamos en portada al chef Marcy Bezaleel Pacheco, líder de Canirac Cancún, Puerto Morelos e Isla Mujeres, quien llama a consumir local y a reactivar la economía para recuperar empleos. 

La emergencia sanitaria no ha pasado; la económica, peor aún… tal vez ni siquiera estemos conscientes del grave impacto que va a generar en el país y en el estado. Lo más importante es que todos hagamos lo que nos corresponde si no queremos retroceder, como ya lo previó el gobernador, a naranja, por falta de responsabilidad y cumplimiento. No echemos palomas al vuelo, que el problema sigue ahí. ¿Qué ha cambiado? Mejor respondámonos con un ¿qué puedo cambiar?.

Leave a comment