Too Fashion: Arte e imaginación

Con interesantes innovaciones en diseño y materiales, Too Fashion se posiciona en el rubro de la venta de bisutería

El gusto por el diseño, así como el deseo de tener un negocio propio llevaron a Mayari Barragán, una joven originaria de la Ciudad de México que tras contraer nupcias decide vivir en Cancún, a establecer su empresa Too Fashion, dedicada al diseño, fabricación y venta de bisutería, trabajo en el que incluye diversas técnicas y materiales que dan a sus piezas un toque novedoso y original.

Mayari Barragán, directora general de la empresa, comenta que su negocio empezó hace aproximadamente 10 años.

Su formación académica la realizó en el Instituto Nacional de Bella Artes, en donde estudió diseño integral.

“Me gusta el diseño pero no era algo que me apasionara, entonces una vez entré a una tienda donde vendían todo el material de bisutería, fue como amor a primera vista y de ahí empezó todo”.

La emprendedora narra que inició el negocio de la bisutería con lo “usual”, es decir, con el armado de diversas piezas con piedras, pero al poco tiempo se da cuenta que en joyería hay miles de opciones.

“Cuando uno va a los bazares o tiendas lo que más hay es joyería, por lo que mi meta era hacer algo diferente a lo que había; empecé a hacer muchas cosas para que realmente se viera diferente lo que hago y empiezo a usar materiales como madera y acrílico; yo diseño todo y lo mando a cortar”.

Asimismo, comenta que en el rubro de la joyería es totalmente autodidacta, ya que nunca tomó cursos, aunque reconoce que le sirvieron mucho los conocimientos adquiridos en diseño, como la combinación de texturas y colores.

En el lugar donde hizo las primeras compras para el negocio le enseñaron lo básico, como usar el alambre para hacer las piezas.

La inversión inicial -según recuerda- fue de cinco mil pesos, que destinó a la compra de materiales y algunas herramientas básicas.

“Empecé a hacer mi joyería con diversos materiales, además realizo bordados en acrílico, también diseño cosas muy pequeñas, muy detalladas, es difícil pintarlas; me gusta que la gente vea que hay trabajo, que no solo armo por armar sino que hay algo más atrás, un diseño que está pensado, el objetivo es que a primera vista le guste al cliente, que le encante y sepa que es una pieza que no todo mundo va a traer”.

DISEÑOS Y PEDRERÍA

Mayari explica que cuando tiene alguna idea primero la plasma en papel, es decir, la dibuja e imagina en qué tipo de material quedará mejor, para posteriormente armar la pieza como tal, ya sean aretes, collares, pulseras, anillos y hasta llaveros.

“Hay algo que me gusta mucho y son las piedras, mi papá es ingeniero geólogo y siempre nos explicaba sobre los minerales, entonces me quedé con el gusto por las piedras y por eso las utilizo mucho; busco siempre piedras diferentes para hacer diseños exclusivos, no me gustan las cosas en serie”.

De igual forma agrega que hace diversas colecciones; recientemente elaboró una muy especial de aretes con diseños muy geométricos, pero con reminiscencia art decó, para la cual utilizó principalmente acrílico blanco y madera con bordados y calados; esta colección fue muy exitosa, ya que vendió todas las piezas elaboradas.

CANALES DE VENTA

En cuanto a la comercialización de los productos de Too fashion, Mayari detalla que no cuenta con un local; anteriormente sus piezas estaban en varias tiendas de toda la república, pero tuvo malas experiencias ya que las dejaba a consignación y no se las cuidaban, por lo que si no se vendían se las devolvían en mal estado y eso significaba pérdidas.

Después de esto se enfocó a mostrar la joyería en su sitio de Facebook e Instagram, en donde detalla cada una de las piezas a fin de que el cliente sepa lo que está comprando.

Actualmente construye un nuevo sitio, más organizado, el cual pronto dará a conocer y en ocasiones expone sus productos en bazares.

A través de sus redes sociales le han pedido joyería desde países como Luxemburgo, Estados Unidos y Australia, además de diversos puntos de la república mexicana.

Por otra parte, platica que desde el inicio de Too Fashion cada diciembre realiza un evento en la Ciudad de México, el cual denomina Fiesta de Joyas, en el que presenta sus diseños más recientes a un selecto grupo de clientas con las que convive, les da regalitos y organiza rifas.

“Lo hago allá porque ahí están mis clientas más fieles, nos divertimos mucho y es una gran experiencia”.

Agrega que a lo largo del año vende muchos llaveros de acrílico con recorte de vinil en diversas formas, colores y tamaños; además también tiene mucho éxito con los collares, pulseras, aretes y anillos, estos últimos los hace ajustables para que pueda utilizarlo cualquier persona, sin importar su medida.

Aunque todo el trabajo lo realiza ella misma, eventualmente contrata a una persona para que le apoye en la maquila.

“A veces se me ‘seca el cerebro’ y no sé qué hacer, pero me gana más la pasión de lo que hago, porque cuando me pongo a diseñar -que es lo que más me agrada- es cuando recuerdo por qué estoy haciéndolo. Hay cosas como el marketing que tal vez no me gusta tanto, pero hay que hacerlo, trato de hacer lo que me gusta para reavivar el fuego de qué es lo que me encanta de este negocio”.

Entre sus proyectos más próximos no está el instalar un local, pero sí le gustaría abrir su taller al público para que vean cómo trabaja y a la vez exponer ahí sus productos.

EMPEÑO Y DEDICACIÓN

Sobre el consejo que Mayari da a quienes aspiran a emprender un negocio, señala que antes de empezar hay que informarse muy bien de todos los pasos a seguir, “porque yo empecé así, como de ahí voy a ver primero y me enteraba después de cosas que debía hacer; entonces primero debes enterarte de qué va a ser tu negocio, cómo vas a invertir; hay muchos cursos que te ayudan a hacer planes de negocios y todas esas cosas para tener metas”.

Recuerda que en un principio ella lo hacía todo empíricamente y por eso tardó más tiempo en concretar su negocio, por lo que recomienda primero hacer un plan bien estructurado, estar muy conscientes de cuál será su negocio.

Otro punto importante es no rendirse y sentir pasión por lo que se hace, ya que de otra manera no podrán superar los contratiempos que se presenten.

***** ***** ****** *****

  • Inversión inicial: 5 000 pesos
  • Costo de las joyas: entre 130 y 600 pesos
  • Venta al mes: 45 piezas en promedio
  • Clientes locales: 40%
  • Clientes foráneos: 60%
  • Edad de clientes: 26 a 40 años

Texto: Antonia Rusca
Fotos: Esteban Torres

Leave a comment