Reportaje

por Latitud21 Redacci贸n

Vientos de cambio ante desastres

La ONU advierte sobre el aumento en las p茅rdidas econ贸micas provocadas por desastres y el riesgo que implica para el desarrollo y la sostenibilidad de las naciones聽

El mensaje durante la Plataforma Global para la Reducci贸n del Riesgo de Desastres 2017, que se realiz贸 en Canc煤n con la asistencia de m谩s de seis mil delegados de 189 pa铆ses, fue directo. Si bien hay avances en materia de prevenci贸n y reducci贸n en indicadores de p茅rdidas humanas, el aumento en p茅rdidas econ贸micas pone en riesgo el desarrollo y la sostenibilidad global y de las naciones.

De acuerdo con la Organizaci贸n de las Naciones Unidas (ONU), ha disminuido la mortalidad debido a diversas amenazas naturales, pero se calcula que los desastres cuestan a la econom铆a mundial unos 520 mil millones de d贸lares y obligan cada a帽o a 26 millones de personas a sumirse en la pobreza. De esta 煤ltima cifra, entre 1.5 y tres por ciento corresponder铆an a M茅xico.

En el foro de l铆deres, que encabezaron, como anfitri贸n, el presidente de M茅xico Enrique Pe帽a Nieto y Amina Mohammed, vicesecretaria general de la ONU, se reconoci贸 que existe el peligro de que las p茅rdidas econ贸micas hayan alcanzado una magnitud tal que representan una clara amenaza para el desarrollo sostenible. Se calcula de manera conservadora que en los 煤ltimos 10 a帽os solo las p茅rdidas directas ascienden a mil 400 billones de d贸lares.

La reuni贸n global en Canc煤n no fue casual, pues se eligi贸 Am茅rica para este fin al ser la segunda regi贸n m谩s afectada por huracanes y otros fen贸menos (despu茅s de Asia) y a M茅xico por ser l铆der en el tema, junto con el principal destino de playas del pa铆s y Am茅rica Latina, dos veces devastado por fen贸menos hidrometeorol贸gicos de los que ha logrado resurgir: Gilberto, en 1988, y Wilma en 2005.

La Plataforma Global para la Reducci贸n del Riesgo de Desastres, reconocida por la Asamblea General de las Naciones Unidas, se realiz贸 ya en cinco ocasiones desde que ocurri贸 el tsunami del oc茅ano 脥ndico, el cual cobr贸 la vida de 230 mil personas y fue una cat谩strofe que impuls贸 importantes mejoras en las alertas tempranas, la preparaci贸n y la gesti贸n de desastres.

Es el foro principal a nivel mundial para el asesoramiento estrat茅gico, la coordinaci贸n, el desarrollo de asociaciones y la revisi贸n de los avances en la implementaci贸n de instrumentos internacionales sobre la reducci贸n del riesgo de desastres. Se estableci贸 en 2006 y ahora es la principal reuni贸n mundial de partes interesadas comprometidas con la reducci贸n del riesgo de desastres y la construcci贸n de la resiliencia de las comunidades y naciones.

Es la primera vez que el foro internacional m谩s importante dedicado a la agenda de reducci贸n del riesgo de desastres se celebr贸 fuera de Ginebra, Suiza, y fue la primera oportunidad para que la comunidad internacional revisara los progresos globales en la implementaci贸n del Marco de Sendai para la Reducci贸n del Riesgo de Desastres, el cual se adopt贸 en Jap贸n en 2015.

R脕FAGAS FUERTES

La adopci贸n del Marco de Sendai, suscrito hace dos a帽os en Jap贸n, es un logro extraordinario, la culminaci贸n de tres a帽os de consultas con los gobiernos y la sociedad civil en todas las regiones, y el fruto de 10 a帽os de aprendizaje a partir de su plan predecesor, el Marco de Acci贸n de Hyogo. Ante las primeras acciones se logr贸 reducir la mortalidad en el caso de ciertas amenazas. La posibilidad de que ocurra un mega-desastre tambi茅n disminuy贸 en muchos pa铆ses, gracias a que ahora se cuenta con instituciones m谩s fuertes, marcos de pol铆ticas y leyes s贸lidas, un mayor grado de preparaci贸n, mejores sistemas de alerta temprana, una mayor compresi贸n sobre el riesgo de desastres, m谩s participaci贸n de la sociedad civil y un mayor grado de rendici贸n de cuentas por las amenazas que ocasiona el ser humano鈥.

P脡RDIDAS ECON脫MICAS=POBREZA聽

鈥淪in embargo, las p茅rdidas econ贸micas van en aumento y esto no es nada acertado si se desea lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Una serie de c谩lculos recientes estima que los desastres cuestan a la econom铆a mundial 520 mil millones de d贸lares anuales y estos obligan a 26 millones de personas a sumirse en la pobreza. El reto radica en la forma en que vamos a lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible si las p茅rdidas econ贸micas anuales que ocasionan los desastres pueden eliminar de un d铆a para otro todo el Producto Interno Bruto (PIB) de un pa铆s de bajos ingresos y obligar a millones de personas a perder sus hogares. Por ejemplo, Hait铆 perdi贸 el 120% de su PIB debido al terremoto de 2010, as铆 como el 32% como resultado del hurac谩n Matthew, en octubre pasado. 脕frica, las Am茅ricas, Asia, Europa, el Medio Oriente y el Pac铆fico acordaron y adoptaron diversos planes para implementar el Marco de Sendai, centr谩ndose en un cambio de paradigma para pasar de la gesti贸n de desastres a la gesti贸n del riesgo de desastres, a fin de avanzar en la consecuci贸n de las metas establecidas en el Marco de Sendai, lo que incluye la reducci贸n de la mortalidad y de la cantidad de personas que resultan afectadas por los desastres, la reducci贸n de p茅rdidas econ贸micas y de da帽os a infraestructura cr铆tica鈥.

AGENDA 2030

鈥淓stas estrategias son esenciales para el 茅xito general de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, ya que permiten tomar medidas focalizadas para reducir el grado de exposici贸n y vulnerabilidad de las comunidades de bajos ingresos, as铆 como una mayor integraci贸n de la adaptaci贸n al cambio clim谩tico y la reducci贸n del riesgo de desastres en el plano nacional y local鈥.

GRANDES RETOS

El progreso en la materia es sobresaliente, pero todav铆a existen grandes retos. Nuestros compromisos compartidos son sumamente urgentes.

鈥淟a naturaleza multipartita de la reuni贸n fue la oportunidad de compartir y aprender unos de otros, fue un impulso a los esfuerzos para hacer de este un mundo m谩s seguro y m谩s resistente. Se revisaron los desaf铆os para poner en marcha estrategias nacionales y locales para la reducci贸n del riesgo de desastres para el a帽o 2020 como lo requiere el Marco de Sendai. Vamos a ver c贸mo podemos aprender de las mejores pr谩cticas para integrar la acci贸n sobre el clima y el riesgo de desastres para que los esfuerzos de reducci贸n de los mismos apoyen el logro global de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, especialmente los esfuerzos para reducir la pobreza鈥.

Se lanz贸 en este Marco una importante iniciativa mundial para mejorar la generaci贸n y el uso de alertas tempranas contra los fen贸menos meteorol贸gicos extremos, terremotos y una serie de peligros en cascada, la Alerta Temprana Multi-Hazard, para construir sociedades m谩s resilientes.

鈥淧erd铆 a mi pareja en el tsunami del oc茅ano 脥ndico en 2004 y sobreviv铆 con graves heridas al sujetarme a un 谩rbol durante ocho horas. Recuerdo la agon铆a de los ni帽os que escuchaba llorar pidiendo ayuda y luego caer en silencio mientras eran barridos por las aguas.

鈥淔ueron necesarias dos horas para que las olas generadas por el terremoto golpearan las costas de Tailandia. En esas dos horas muchas vidas de ni帽os y beb茅s podr铆an haber sido salvadas.

鈥淟os desastres naturales pueden ocurrir en cualquier lugar. La diferencia entre 2004 y hoy es la tecnolog铆a de telefon铆a m贸vil. Es necesaria una acci贸n concertada para asegurar que los beneficios de los avances tecnol贸gicos y de las comunicaciones lleguen a todos los pa铆ses, regiones y comunidades.

鈥淟a Conferencia de Alerta Temprana Multi-Hazard: salvar vidas, reducir las p茅rdidas, apunt贸 a hacer precisamente eso. Se acord贸 un plan de acci贸n para un enfoque integral centrado en las personas, que re煤na a los servicios meteorol贸gicos, hidrol贸gicos, marinos, geof铆sicos, de desastres y salud, al sector de las TI y las comunicaciones y otros actores importantes, especialmente organizaciones de base y comunidades locales鈥.

La fundaci贸n que preside, Happy Hearts, abri贸 hasta ahora 162 escuelas en 10 pa铆ses para ayudar a los ni帽os que perdieron familias y hogares al sufrir desastres.

SUBRAYAR LA PREVENCI脫N

La lecci贸n m谩s importante que en materia de desastres hemos aprendido es la necesidad de actuar en forma preventiva. Nuestro pa铆s tiene una posici贸n geogr谩fica privilegiada con dos millones de kil贸metros cuadrados, pero al mismo tiempo enfrenta y est谩 expuesto a un gran n煤mero de amenazas y riesgos. En los 煤ltimos cuatro a帽os聽 enfrentamos聽 al menos 166 situaciones de desastres, en los encuentros con participantes en esta reuni贸n explicamos los avance de M茅xico en materia de gesti贸n del riesgo de desastres y de protecci贸n civil, lo que nos permite ir fortaleciendo y consolidando nuestro sistema de protecci贸n civil e implementar protocolos 煤nicos para fortalecer la gesti贸n del riesgo ante el desastre, como el Atlas Nacional de Riesgo, el Sistema de Alerta Temprana, que adem谩s impulsamos durante la celebraci贸n de la COP-21, aprobado en los Acuerdos de Par铆s鈥.

PLANES DE ACCI脫N

鈥淩eforzamos la Red S铆smica Mexicana para instrumentar la medici贸n de los fen贸menos, generar conocimiento y fortalecer los reglamentos de construcci贸n y sistemas de alerta temprana, el Plan MX, que es el sistema de coordinaci贸n nacional que existe entre todos los 贸rdenes de gobierno y聽 diferentes instituciones del Estado mexicano, con participaci贸n del sector privado, de organizaciones de la sociedad civil, como Cruz Roja, entre otras, para hacer equipo, hacer frente com煤n, actuar a tiempo a partir de tener informaci贸n, alertar a la poblaci贸n y prevenir, adem谩s de los Planes DNIII y Plan Marina, en el que participan las fuerzas armadas. Tambi茅n est谩 el proyecto de la Norma Oficial Mexicana (NOM) Atenci贸n de Turistas ante Emergencias, que establecer谩 los criterios y est谩ndares para atender a los turistas en emergencia鈥.

Desde la adopci贸n del Marco de Sendai en 2014 trabajamos en su adaptaci贸n con la finalidad de sentar las bases que en los pr贸ximos 15 a帽os nos guiar谩n a una reducci贸n sustantiva del riesgo de desastres y la construcci贸n de una sociedad resiliente en el mundo. Es claro que los desastres no reconocen fronteras, para hacerles frente debemos reforzar la vinculaci贸n entre los sectores p煤blico y privado, organizaciones no gubernamentales y acad茅micas para el beneficio de todos los habitantes, ind铆genas, ni帽os, mujeres y poblaciones vulnerables, tenemos que ir del compromiso a la acci贸n鈥.

ESCENARIOS EN EL PA脥S

鈥淎nte el inicio de la temporada de lluvias y huracanes, en la que se pronostican 27 ciclones tropicales, se han generado m谩s de 20 escenarios de riesgo de inundaci贸n en zonas urbanas, que ayudan a evitar situaciones de peligro, determinar refugios temporales y fijar las rutas de evacuaci贸n. 鈥淭rabajamos en coordinaci贸n con la Comisi贸n Nacional del Agua no solo para la emisi贸n de alertas, sino tambi茅n para revisar y establecer medidas preventivas espec铆ficas en cada entidad federativa.

Se desarrolla, con el respaldo de la Universidad Nacional Aut贸noma de M茅xico (UNAM), las secretar铆as de Comunicaciones y Transportes聽 y de Marina, el primer proyecto para la se帽alizaci贸n de riesgos de tsunami en ciudades de la costa del Pac铆fico, y a trav茅s del Centro Nacional de Prevenci贸n de Desastres (Cenapred) se desarroll贸 el an谩lisis de exposici贸n para cada uno de los municipios del pa铆s y el de susceptibilidades altas y muy altas en laderas, que es un tema que nos debe preocupar a los mexicanos. Esto, como apoyo a las medidas preventivas que deben implementar las autoridades locales. De igual manera se firm贸 un convenio de coordinaci贸n entre la Coordinaci贸n Nacional de Protecci贸n Civil y el Instituto del Fondo Nacional para el Consumo de Trabajadores. Ello permite acceso oportuno a una l铆nea de cr茅dito para quienes laboran en zonas afectadas por un desastre, incentivando la rehabilitaci贸n de la econom铆a y la recuperaci贸n de sus bienes.

ATLAS DE RIESGO聽

En el marco de la Plataforma Global se lanz贸 un atlas interactivo hist贸rico que expone las amenazas ocultas que plantean los peligros naturales en las econom铆as nacionales y en los centros urbanos de los pa铆ses.

El Informe de Evaluaci贸n Global Atlas de Riesgo (Atlas GAR), se basa en un esfuerzo plurianual de un consorcio de instituciones cient铆ficas l铆deres coordinadas por la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducci贸n de Riesgo de Desastres (UNISDR) y proporciona una visi贸n global de d贸nde y c贸mo el desastre riesgo puede socavar el desarrollo. Estima la probabilidad de p茅rdidas futuras por desastres en el medio ambiente construidos por cinco grandes peligros -terremotos, tsunamis, inundaciones de r铆os y ciclones tropicales, m谩s vientos y oleadas de tormenta- para cada pa铆s y territorio en el mundo. 鈥淓sta es una herramienta cr铆tica para crear conciencia de riesgo en los niveles que queremos鈥, dijo la Sra. Maryam Golnaraghi, directora de Eventos Extremos y Riesgo Clim谩tico de la Asociaci贸n de Ginebra, el principal grupo internacional de expertos en seguros.

El Atlas GAR se lanz贸 en versi贸n online, una aplicaci贸n y un formato de impresi贸n de edici贸n limitada que contiene iconos de realidad aumentada que lo vinculan a su aplicaci贸n complementaria, GAR para Tangible Earth.

Tangible Earth, desarrollado por el Programa de Alfabetizaci贸n de la Tierra con sede en Jap贸n, es el primer mundo digital interactivo del orbe que presenta diversos procesos de la Tierra y datos globales como el tiempo, en tiempo real, terremotos y tsunamis o variaciones clim谩ticas.

RESILIENCIA TUR脥STICA

En el marco de la Plataforma Global se realiz贸 el conversatorio Desarrollo de la Resiliencia Tur铆stica, 鈥榗onstrucci贸n de comunidades seguras y resilientes鈥.

Richard Campbell, jefe de la secci贸n de cultura y turismo de la Organizaci贸n de Estados Americanos (OEA), habl贸 sobre la importancia de la prevenci贸n de desastres en particular en destinos o ciudades tur铆sticas de la regi贸n. Reconoci贸 que en Am茅rica Latina los desastres en promedi贸 representan un costo del orden de los seis mil millones de d贸lares adicional a los da帽os que genera la p茅rdida de vidas y el retroceso en el desarrollo. Asimismo, subray贸 que los viajes de turismo representan el nueve por ciento del PIB en el continente americano y 15% en los pa铆ses del Caribe en su conjunto. 鈥淓ste Conversatorio Desarrollo de Resiliencia Tur铆stica nos permite crear alianzas para trabajar en conjunto y aprender de las experiencias de otros pa铆ses鈥, expres贸.

BASE OPERATIVA

  • Arturo L贸pez Portillo, director de Reducci贸n de Riesgos de la Asociaci贸n de Estados del Caribe, detall贸 su experiencia ante fen贸menos naturales en la regi贸n, que les ha permitido establecer m茅todos de recuperaci贸n en las zonas afectadas. 鈥淟as tres primeras cosas que se deben hacer seg煤n los c谩nones son: establecer las necesidades de la poblaci贸n en lo inmediato, con descripci贸n general de los da帽os por sector incluido el turismo. La gente es la primera prioridad, despu茅s la evaluaci贸n del da帽o f铆sico, para lo cual existe una metodolog铆a de la Comisi贸n Econ贸mica para Am茅rica Latina (Cepal), que se utiliza no solo en el Caribe sino en todo el mundo, y finalmente viene la聽 evaluaci贸n de la respuesta. Es necesario en el proceso la participaci贸n del sector turismo, las responsabilidades en participaci贸n de desastres ya no son solo de protecci贸n civil sino de oficinas sectoriales, es decir, el sector turismo debe tener su 谩rea de protecci贸n civil, as铆 como educaci贸n, salud, etc.鈥.
  • Marisol Vanegas, secretaria de Turismo de Quintana Roo, extern贸 que la naturaleza y el clima une a la regi贸n del Caribe, 鈥減ero adem谩s compartimos un c贸digo imaginario sobre el turismo, donde reconocemos que debemos mantenernos unidos para ser cada vez m谩s s贸lidos, no solo por competir, sino porque somos una regi贸n que despu茅s de muchos a帽os debe aprender a caminar junta y compartir experiencias que nos hacen mejorar, buscando una clave que tenga una relaci贸n muy cercana entre la seguridad y la calidad de vida. Resiliencia ser谩 uno de los grandes temas que nos acompa帽en en el futuro inmediato, pues debemos aprender a recuperarnos pronto, aprender a hacer que nuestros activos est茅n en vigor y funcionando lo m谩s pronto posible una vez que tengamos un fen贸meno o aun sin tenerlo, tener la capacidad聽 de recuperar los recursos naturales lo m谩s pronto posible y que est茅n en las mejores condiciones.

鈥淭ener refugios en el caso de las zonas donde hay impactos importantes, que funcionen, que sean polifuncionales, que sean como escuelas y tengan esta doble facilidad; contar con fondos para el desastre, crear en coordinaci贸n con otras dependencias fondos que permitan hacer frente聽 a las contingencias, crear comit茅s de gesti贸n de desastres y agencias de respuesta; en el caso de Quintana Roo tenemos el sistema de b煤squeda de turistas para caso de emergencia, que est谩 vigente y ser谩 uno de los instrumentos importantes en las situaciones de dificultad si las tuvi茅ramos鈥.

  • Francisco Dom铆nguez, ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales聽 de Rep煤blica Dominicana, extern贸 que 鈥渆ste pa铆s depende ampliamente del turismo, es el tercer pa铆s de Am茅rica Latina con mayor recepci贸n de turistas, con m谩s de seis millones de paseantes y un crecimiento del orden del siete por ciento anual. Por eso es importante el conversatorio sobre la resiliencia tur铆stica y las medidas que debemos tomar de cara a lo que nos espera. Todos sabemos que el mundo tiene y experimenta grandes cambios que incluso han acelerado una serie de fen贸menos, como altos niveles de lluvia, posibles huracanes y otros procesos m谩s que nos golpean, y por eso se requiere con base en la experiencia tomar en consideraci贸n varios temas, como el manejo de aguas residuales, la protecci贸n de corales, que son fundamentales para lo que implica la conservaci贸n de las playas, la erosi贸n de arenales, el sargazo, la necesidad de comenzar a experimentar nuevas experiencias con el involucramiento del sector privado y las alianzas del sector p煤blico-privado; la reforestaci贸n en las cuentas hidrogr谩ficas, tema de residuos s贸lidos y un plan de ordenamiento territorial-ambiental, entre otros. Si no trabajamos en el equilibrio puro de la naturaleza ser谩 dif铆cil hacer frente a las amenazas鈥.