Vinculación empresarial, parte del éxito de un emprendedor

Cynthia Lara
Flight Capital
cynthia@flightcapital.com.mx

Cada día está más de moda emprender, en México 45% de la población económicamente activa ve oportunidades para hacerlo, de acuerdo con el reporte anual del Monitor Global de Emprendimiento.

Sin embargo, son pocos los proyectos que lograrán concretarse y menos aún tendrán éxito, esto por el panorama que se presenta en nuestro país: 

Cada mes se abren 35 mil nuevos negocios en México, de los cuales solo 25% supera los dos años de vida.

El ecosistema emprendedor de México se concentra en tres núcleos principales: Ciudad de México (32%), Guadalajara (10%) y Monterrey (7%).

Solo 53% de las empresas poseen una patente, registro de marca o propiedad intelectual.

La falta de acceso a financiamiento afecta a tres de cada 10 emprendedores del país y es la principal razón para que su proyecto no crezca, indica el Reporte de Crecimiento y Crédito de las Pymes 2019. 

Así como cada día hay más personas emprendiendo, hay más opciones para apoyar los proyectos, diferentes instancias gubernamentales, privadas y de la asociación civil, todos estos con un fin principal: brindar el apoyo necesario para que los emprendedores concreten sus objetivos. 

Los apoyos son de distintos tipos, desde acompañamiento, capacitaciones, herramientas, hasta opciones de financiamiento. Estos esfuerzos han sido muy grandes, pero aún hay temas que se están desatendiendo, uno de ellos es de los más importantes: la vinculación entre los grandes empresarios, sus empresas y los emprendedores… 

Son los grandes empresarios quienes tienen la capacidad de compartir su experiencia y conocimiento para ahorrar la curva de aprendizaje y evitar el fracaso a los emprendedores. Mediante estos esfuerzos, a su vez, los empresarios tienen la oportunidad de invertir en nuevos proyectos apostando así por el emprendimiento como el elemento de desarrollo y crecimiento económico.

Cada una de las partes involucradas recibe una serie de beneficios que surgen de esta vinculación, los cuales se describen de la siguiente manera:

Emprendedores:

Aprenden de la experiencia de empresarios exitosos adquiriendo conocimientos necesarios para la aceleración de sus proyectos.

Reciben los recursos necesarios para el fortalecimiento de sus proyectos.

Entendimiento de la dinámica del sector empresarial al que pretenden insertarse.

Adquisición de socios clave que aportan valor al proyecto.

Ampliar red de aliados que se interesen en el proyecto y sus aportaciones contribuyan al crecimiento del mismo.

Empresarios:

Ser parte de nuevas empresas a un costo razonable desde sus inicios gracias a invertir en ellas.

Conocer las tendencias de innovación. 

Tener la satisfacción personal de apoyar a los nuevos empresarios y contribuir al crecimiento y éxito de sus proyectos.  

Sus empresas:

Mejora la productividad, ya que las acerca a nuevos desarrollos tecnológicos y científicos que vuelven más eficaces y efectivos sus procesos internos.

Genera innovación, que a su vez crea nuevo valor y crecimiento para el modelo de negocio de la empresa.

Acercamiento y entendimiento de nuevos sectores económicos.

Abrir nuevas líneas de negocio y mercados.

Para lograr dicha vinculación con los empresarios existen herramientas que ayudan al emprendedor a cautivarlos y así obtener los recursos que fortalecerán sus proyectos, las más comunes son el pitch y el crowdfunding.

El pitch es uno de los primeros obstáculos que un emprendedor debe superar para que su proyecto comience a materializarse. Si bien la importancia del pitch no es un indicador de éxito futuro, es un elemento esencial para cualquier negocio. Un buen pitch puede aportar vinculaciones valiosas como incentivos financieros, los cuales son clave en la creación y el escalamiento de nuevos emprendimientos.

Con el adecuado acompañamiento en el desarrollo del pitch, los emprendedores lograrán dar a conocer su proyecto a los empresarios/inversionistas para convencerlos sobre los beneficios que traerá el desarrollo de su emprendimiento. El pitch es el mejor recurso que tiene el emprendedor para obtener los recursos que requiere.

A su vez, el crowdfunding se ha vuelto un elemento vital para los emprendedores; además de los beneficios económicos que se obtienen para los nuevos proyectos, ayuda a eliminar las barreras existentes entre instituciones con mayor experiencia y emprendedores que buscan un lugar dentro de la esfera empresarial.

Es necesario fomentar este tipo de actividades, ya que son la manera de llegar a los ojos y oídos de los empresarios y lograr así que se sientan motivados para involucrarse en los emprendimientos mediante acompañamiento e inversión.