Amor a la mexicana

por Latitud21 Redacción

A un año de establecer la Política de Fomento a la Gastronomía Nacional, la industria hotelera y restaurantera del Caribe mexicano busca potenciarla a través de propuestas culinarias honestas desde la principal puerta de entrada a México

FRIDA

Enclavado en el hotel Grand Velas Riviera Maya, el restaurante de cocina tradicional mexicana Frida celebra el galardón de Cuatro Diamantes de la American Automobile Association (AAA) y su intención de refrendar el compromiso con la Política de Fomento a la Gastronomía Nacional implantada por la Secretaría de Turismo, a través del festival gastronómico The Best of México, del 5 al 9 de octubre próximo.

Frida -en honor a la pintora mexicana Frida Kahlo-, inició operaciones hace casi ocho años y es una de las insignias gastronómicas más importantes del hotel Grand Velas Riviera Maya, y donde han recibido 29 mil comensales durante el primer semestre de 2016.

Este espacio, bajo el liderazgo del chef Ricardo de la Vega, reunirá en su festival a exponentes de la cocina mexicana como Zahie Téllez, Carlos Gaytán, Francisco Ruano y Mikel Alonso, quienes presentarán las nuevas tendencias del arte culinario de México durante el encuentro.

René Macín, director de Alimentos y Bebidas del Grand Velas Riviera Maya, consideró que uno de los pilares de México es el turismo y parte de las atracciones que busca consolidar es la gastronomía mexicana, declarada Patrimonio Intangible de la Humanidad por la Unesco desde 2010.

El impulso de la cocina mexicana por parte de la cadena hotelera adquiere mayor relevancia con la próxima apertura del restaurante Frida en el Grand Velas Los Cabos, que tendrá su propuesta culinaria bajo el mismo esquema que se maneja en el de la Riviera Maya y Riviera Nayarit.

POLÍTICA DE FOMENTO A LA GASTRONOMÍA NACIONAL

“Uno de los principales ingresos del país es el turismo, por eso es de vital importancia impulsar la gastronomía mexicana con el apoyo de los tres niveles de gobierno y de la iniciativa privada, ya que es un factor de atractividad turística, como ocurre en países como Francia, España o Perú”.

LA HABICHUELA

Lo que inició en Cancún hace 39 años con una inversión limitada y un concepto de cocina universal se transformó en el restaurante La Habichuela con un concepto de  gastronomía caribeña mexicana exitoso, que buscará consolidar en este año su modelo de franquicia para iniciar el proceso de expansión hacia otras partes del país y de Estados Unidos.

Acreedor del distintivo de los Cinco Diamantes que otorga la Academia Americana de la Ciencia de la Hospitalidad, desde 2008, y Premio Nacional Restaurantero, en 1977, La Habichuela fue el primer restaurante de México y del mundo en obtener la certificación ISO 9000.

“La atmósfera está inspirada en la cultura maya, y cuenta con capacidad para 140 comensales tanto en el interior como en la terraza exterior, que nos ha dado fama”, comenta Armando Pezzotti, director general de La Habichuela, recinto que también fue galardonado con el distintivo DiRoNa, Distinguished Restaurants of North America.

A casi cuatro décadas de la apertura del sitio gastronómico en el ‘corazón’ del centro de la ciudad, este logró su expansión a la Zona Hotelera de Cancún con el nombre La Habichuela y con el apellido Sunset, con una capacidad para 210 personas, emulando el mismo ambiente pero con un aire más contemporáneo y con una gran terraza en el lado lagunar del Bulevar Kukulcán.

“Ya trabajamos en el  proyecto para establecer nuestro modelo de franquicia y continuar con el crecimiento de la firma hacia otras partes del país y el extranjero, a partir del próximo año”, anuncia el empresario mexicano.

POLÍTICA DE FOMENTO A LA GASTRONOMÍA NACIONAL

“Mi opinión es la misma que para las reformas estructurales que hace el presidente Enrique Peña Nieto, no sirven de nada. Si realmente tiene ganas de impulsar la gastronomía mexicana, sin gastar dinero, debería hacer que estos hoteles extranjeros de Todo Incluido no hagan mamarrachadas de la comida mexicana”.

EL MORTERO

Fundado en 1986, el restaurante, una réplica de la original Hacienda El Mortero en el estado de Durango, atendió a cerca de 25 mil personas durante el primer semestre de 2016 y considera cerrar el año con un crecimiento del 15%  e inversión de más de 400 mil pesos en promoción y publicidad.

Antonio Sánchez, director de Alimentos y Bebidas del hotel Krystal Grand, destacó que la fortaleza de El Mortero, ubicado en el corazón de la Zona Hotelera de Cancún, es la autenticidad y originalidad de su gastronomía, así como el ambiente mexicano del lugar y la música en vivo con mariachi.

“El 70% de los clientes son extranjeros, sobre todo de Estados Unidos, Europa, Brasil, Japón y Canadá, mientras que el 30% son nacionales. Es un turismo al que le encanta la comida  mexicana y aun cuando tenemos cocina de autor respetamos mucho los platos tradicionales, como es el caso de los moles y sus ingredientes”, mencionó,

Como parte de las acciones que llevará a cabo este año, El Mortero iniciará una serie de festivales de cocina, vinos y tequilas mexicanos tanto para turistas como para lugareños, a fin de potencializar la experiencia de la gastronomía nacional. “El primer evento se realizará en la tercera semana de septiembre con la presencia de reconocidas personalidades del arte culinario de México”, destacó.

POLÍTICA DE FOMENTO A LA GASTRONOMÍA NACIONAL

“Lo más importante para los actores de la industria restaurantera en un destino turístico es mostrar el auténtico México, por tanto tenemos el compromiso y la responsabilidad de presentarlo y promoverlo a través de uno de sus principales legados: la gastronomía”.

PORFIRIO´S

El restaurante Fine gourmet mexicano Porfirio’s Cancún, del portafolio de marcas de Grupo Anderson´s, desde su apertura hace un año, se ha convertido en parteaguas de las propuestas culinarias mexicanas por la innovación de técnicas y sabores, con la firme convicción de posicionarse como número uno en el arte gastronómico nacional en el destino.

“El 40% de nuestros invitados son de Estados Unidos, mientras que el 30% son mexicanos, principalmente de Quintana Roo, y el resto procedentes de Europa, Sudamérica, Canadá y Japón. La marca ha tenido un gran éxito y actualmente está posicionada muy bien entre los cancunenses, clientes frecuentes”, destacó José Luis Morales, gerente general de Porfirio´s Cancún.

El recinto gastronómico, que tiene presencia en la Ciudad de México con tres sucursales más, renovó su carta de platillos para presentar una estampa culinaria más tradicional de México, siempre con el amenitie único que le ha dado elemento distintivo al lugar. “Si un invitado nos pide unos esquites o un helado se los servimos en réplicas miniaturas de los carritos tradicionales, además ofrecemos deliciosos platillos de sabores e ingredientes típicos como Chapulines con guacamole, Corazón de filete al Guajillo, Tiradito de Lubina a la Mexicana hasta postres como los exquisitos churros con cajeta, y esto es parte de  lo que marca la diferencia con otros establecimientos”, mencionó el ejecutivo.

El éxito de la firma restaurantera abre la posibilidad a sus inversionistas de continuar la expansión en México, en virtud de las continuas visitas de habitantes de otras ciudades del país.

POLÍTICA DE FOMENTO A LA GASTRONOMÍA NACIONAL

“La comida mexicana es un ícono a nivel mundial, por su impresionante gama de sabores y texturas. El compromiso del Grupo Anderson´s es impulsar la gastronomía mexicana con calidad tanto en sus productos, platillos, bebidas y el servicio que siempre ha caracterizado a todos los restaurantes del grupo, añadiendo el factor sorpresa en mesa, música y ambientación”.

RAMONA

El restaurante Ramona, del hotel Nizuc Resort & Spa de Cancún, inició operaciones bajo un concepto de cocina mexicana tradicional contemporánea hace tres años, y se mantiene en la preferencia del mercado estadounidense y del turismo nacional, principalmente.

Con un menú de los estados de Oaxaca, Estado de México, Puebla y la Península de Yucatán, Ramona venera durante el mes de septiembre y por tercer año consecutivo al maíz, para contar, a través de platillos, una historia que inicia desde la jornada del campesino hasta el último momento en que deja de trabajar la milpa, de acuerdo con Juan Carlos Montes, gerente de Ramona.

Ramona no solo cuenta con espectaculares instalaciones dotadas de dos privados y la mesa del chef sino también con la cava de vinos Santo Tomás, una de las casas vitivinícolas con mayor prestigio en México, que le dan un elemento invaluable a la experiencia del comensal, y los productos de calidad manufacturados en el país, explicó el ejecutivo.

Como parte de los proyectos del restaurante, se investiga y estudia de manera constante los ingredientes típicos y poco conocidos de Yucatán para crear un menú de cinco tiempos y lanzarlo en diciembre próximo, con el propósito de enaltecer también los platillos regionales, que le han conferido especial lugar a la gastronomía yucateca dentro de las más preciadas de México.

Pero a éste antecederá otro importante proyecto que se cristaliza este mes de septiembre, un “Tributo al Maíz” a través de un menú especial, para dar a conocer entre los visitantes la versatilidad del ingrediente prehispánico que ha sobrevivido a conquistas y tendencias.

POLÍTICA DE FOMENTO A LA GASTRONOMÍA NACIONAL

“La percepción sobre la comida mexicana cambió mucho. Anteriormente la referencia eran las fajitas, burritos o quesadillas. Actualmente el turismo extranjero pregunta por los platillos tradicionales de México, y eso quiere decir que conocen más sobre la cocina mexicana. Ramona busca ser partícipe de este movimiento nacional en la principal puerta de México al mundo”.

 

 

 

 

 

Dejar un comentario