¡BOMBA!

por Latitud21 Redacción

El terrorismo en Europa, un elemento que podría redireccionar el flujo turístico para el Caribe mexicano 

El reporte de atentados terroristas en cualquier centro vacacional deja la percepción de conflicto e inseguridad, dos factores que impactan negativamente a la industria turística pero de la cual tienden a beneficiarse indirectamente otros destinos, por lo que expertos en la materia, y ante la situación que enfrentan varios países europeos, vaticinan que América se perfila como una alternativa real para los viajeros, en la que el Caribe mexicano sobresale por su popularidad internacional.

Los principales destinos del Caribe mexicano (destacando Cancún y Riviera Maya) reportaron en 2015 el arribo en conjunto de más de 15 millones de turistas, cifra que de acuerdo con indicadores de Marketing Consultant, para el caso específico de Cancún, podría incrementar en un tres por ciento para el segundo semestre del año y cerrar en solitario con alrededor de 4.7 millones de paseantes.

De acuerdo con el Barómetro de la Organización Mundial de Turismo (OMT), mil 184 millones de turistas internacionales se desplazaron en el 2015 a nivel mundial, 4.4% más que el año pasado, convirtiendo a la industria en una de las actividades económicas con mayor capacidad de desarrollo. Sin embargo, los recientes hechos terroristas en Europa son una amenaza que inhibirá el flujo de viajeros en las regiones afectadas.

MÉXICO A LA ALZA

La Secretaría de Turismo (Sectur) confirmó que el año pasado la tasa de crecimiento de viajeros internacionales hacia México alcanzó 6.74% arriba de la media mundial, colocándolo en la décima posición del ranking de la OMT de los países que reciben más vacacionistas extranjeros, generando en ese ejercicio fiscal 17 mil 186 mdd, más de seis puntos por arriba del indicador del 2015 y con un consumo per cápita promedio de 487.1 dólares, lo que muestra la fortaleza de la industria.

Basado en las estadísticas sobre el comportamiento de la actividad turística en México y en particular en los destinos de Quintana Roo, se observa un dinamismo creciente, además de una diversificación en la procedencia de los visitantes internacionales, de ahí que se consideren los destinos vacacionales del país como una alternativa para quienes prefieren alejarse del fantasma del terrorismo que acecha a Europa.

SECUELAS DRAMÁTICAS 

Para Pablo Moral Martín, autor del artículo ‘El impacto del terrorismo internacional en la industria del turismo: balance y perspectivas en el Mediterráneo’, respaldado por el Instituto Español de Estudios Estratégicos (Ieee.es), refiere que el turismo no es una industria exenta de amenazas y una de las más nocivas para su progreso es el terrorismo, cuyo impacto en el sector turístico acostumbra a dejar secuelas dramáticas a nivel socioeconómico en el área, país o región afectada.

Argumentó que la cuenca del Mediterráneo, desgraciadamente, es un buen ejemplo de ello y en los últimos años varios países han sufrido la sinrazón del terrorismo en sus fronteras, algo que tiene consecuencias nefastas en términos de afluencia de turistas internacionales y que a su vez se traduce en un duro golpe para sus respectivas economías.

En su publicación argumenta que a un atentado suele sucederle una huida generalizada de turistas, de la que tienden a beneficiarse indirectamente otros destinos y actores turísticos que pueden ser percibidos como más convenientes y seguros durante un periodo de tiempo determinado.

ALERTA, ALERTA 

El terrorismo es un tema sensible y una amenaza latente para el turismo, tan es así que varios países, incluyendo a Estados Unidos, emitieron alertas de viaje para viajar a Europa a sus connacionales en junio pasado, debido los recientes ataques en Niza (al sur de Francia), lo que refleja el temor que despiertan estos hechos violentos cuyo blanco generalmente se centra en zonas turísticas, restaurantes, centros comerciales, transportes y eventos importantes.

Para los gobiernos las alertas representan un esfuerzo que permite proporcionar información sobre hechos relevantes a sus connacionales a fin de que los tomen de referencia antes de viajar al extranjero, y en este tenor Europa es el continente que recibe casi la mitad de turistas mundiales, unos 600 millones al año, por lo que constituye un objetivo atractivo hacia los ataques terroristas, de tal forma que mermará el flujo de viajeros.

Datos del Global Terrorism Detabase (GTD) señalan que Europa enfrenta crecientes amenazas de terrorismo, prueba de ello es que los atentados al Viejo Continente se han multiplicado en los últimos años, al pasar de cinco mil incidentes en 2011 a 14 mil 806 en 2015, y cuando se ejecutan estos hechos, como en el reciente caso de Niza (Francia), los efectos colaterales no se hacen esperar, pues a los primeros minutos de la tragedia surgió una ola de cancelaciones en la reservación de los hoteles, vuelos y eventos como conciertos, exposiciones y congresos.

REFUERZAN SEGURIDAD

Los hechos terroristas en Europa detonaron la alarma en el Viejo Continente, concretamente en aeropuertos y redes de transporte público.

Los principales diarios europeos refieren que los gobiernos reforzaron automáticamente todos sus dispositivos de seguridad y aumentaron la vigilancia antiterrorista, así como la protección de determinados lugares, sobre todo estaciones de tren, aeropuertos o centrales nucleares. Las medidas de seguridad antiterrorista se extendieron por todo el continente europeo, e incluso Francia, Alemania y Holanda reforzaron los controles fronterizos con Bélgica, imitados por otros países no limítrofes como Portugal.

La policía federal alemana anunció que, además del de Frankfurt, todos los aeropuertos del país se verán afectados por la medida de reforzar la seguridad, que además se hará extensiva a las estaciones de trenes y a las fronteras con Francia, Bélgica, Holanda y Luxemburgo.

CIELO AMENAZADO

Aunque las aerolíneas no expresan abiertamente las afectaciones por el terrorismo en Europa, sí hay un impacto significativo en el flujo de viajeros, lo que las obliga a reducir sus previsiones en conjunto para el año y la reacción en la bolsa no se ha hecho esperar.

Caso concreto es la alemana Lufthansa, que reconoció un descenso del siete por ciento tras el ‘profit warning’ y arrastran al resto del sector. Así, IAG retrocedió más de un cuatro por ciento y se convierte en el foco rojo de la industria.

Air France se desplomó más de un cuatro por ciento en la bolsa de París e EasyJet más del 5.5% en Londres.

Esta situación ha provocado un descenso en las rutas de largo recorrido con Europa como destino y se prevé que la recuperación será lenta, y según un comunicado emitido por Lufthansa esperan una caída de entre el ocho y el nueve por ciento de su beneficio en lo que restra del segundo semestre del año.

AMÉRICA, EN LA MIRA

Las estadísticas del flujo de viajeros de la OMT por continente muestran que América se ubica en tercera posición del ranking mundial con el desplazamiento de casi 200 millones de vacacionistas, en donde Estados Unidos y México son los países de esta parte del orbe que reciben el mayor número de vacacionistas, de hecho la nación azteca regresó al top 10 de los destinos más visitados con un crecimiento del 20% de turistas en el 2015.

El último diagnóstico del comportamiento del flujo de viajeros hacia México de la Secretaría de Turismo (Sectur) muestra que a pesar del débil comportamiento de los países de Europa se logró un incremento alentador en el flujo de vacacionistas del Viejo Continente, destacando los visitantes del Reino Unido con un alza del 10.2%; en cuanto a España y Alemania registraron un aumento del 7.5% y 7.0%, respectivamente; a su vez los turistas provenientes de Francia crecieron en un 3.8% e Italia registró un 1.8%.

Mientras tanto, la participación de los turistas provenientes de Estados Unidos crece de manera gradual pero sostenida, de 15.2% en 2012 a casi 18%; por su parte el mercado canadiense solo tuvo un aumento del 1.25%. A ese compendió se suma América del Sur, cuya región se ha convertido en un nicho emergente, entre ellos Colombia, Argentina, Brasil, Perú, Chile y Venezuela. De igual forma el mercado japonés creció un 0.6% en 2015 y China aumentó su participación con 6.9%, en tanto que Corea del Sur subió a una tasa de 2.7%, lo que refleja en conjunto el dinamismo de México en la industria turística y representa una alternativa para los viajeros, quienes por el tema del terrorismo en Europa buscan otros destinos para vacacionar.

A COSTA DE OTROS

«La violencia, la inseguridad, el pillaje y el terrorismo afectan siempre a la actividad turística internacional. La repercusión de esa violencia e inseguridad queda reflejada de muy diferente manera, según sea el tipo de hecho o realidad negativa.

“Los actuales hechos acaecidos en Europa y en la cuenca mediterránea, sobre todo del mundo árabe, afectan a su actividad turística de manera directa, indirecta y circunstancial, y, a la vez, de manera dispar y escasamente homogénea a los destinos existentes en la región. Por lo tanto, en Europa existen infinidad de productos y multidestinos perfectamente identificados por turistas, la mayoría europeos, que son capaces de discernir dónde está realmente el riesgo y el peligro y dónde no.

“Ello hace que ciertos destinos europeos ´se beneficien´ de la desgracia de los otros, haciendo que los flujos de viajeros se alteren y se modifiquen sustancialmente, pero todo ello dentro de la propia Europa y su cuenca mediterránea.

“En esta tesitura turística y de violencia puntual y de gran repercusión internacional, ¿los destinos turísticos internacionales como México y el Caribe pueden verse beneficiados por el aumento o desvío de flujos de turistas europeos hacia allá? Seguramente sí.

“Lo que ocurre es que tanto estos nuevos flujos de turistas europeos como los ya existentes hacia México y el Caribe están  cada vez más sensibilizados e informados sobre todo tipo de riesgos e inseguridad que pueden encontrarse en ambos destinos.

“Por lo tanto, el reto de garantizar la seguridad integral sigue estando cada vez más presente en todo destino que desee mantener su grado de competitividad.

“El disponer de ventajas puntuales a la hora de la recepción de turistas, por la violencia existente en otros destinos, no nos garantiza crecimientos asentados en el tiempo, y menos cuando puedan existir otro tipo de inseguridades”.

 REDIRECCIONAN LA BRÚJULA   

«Es evidente que los hechos terroristas afectan a la industria turística ya que cambia la percepción de los paseantes sobre ese destino, y si bien recientemente Europa ha sido blanco de estos hechos el terrorismo se da en todas partes del mundo, en algunos casos de manera aislada y con pocas probabilidades de que puedan repetirse, la reacción del mercado es inmediata y a corto plazo, pero no hay una afectación a futuro.

“No es el mismo caso de Turquía, donde existen casos muy marcados, ahí sí se tiene una percepción de riesgo a largo plazo porque se considera en cierta forma un blanco del terrorismo, por lo tanto hay descenso en turistas que va del 10 al 20%.

“Cuando se dan actos terroristas los gobiernos refuerzan sus medidas de seguridad y protocolos en las centrales de transporte y en los aeropuertos, pues se busca garantizar la seguridad, esto puede ocasionar malestar en los turistas pero de ninguna manera influye para no realizar un viaje, ya que finalmente se trata de un tema de seguridad y ningún turista los considera erróneo, causa incomodidad pero no es un punto determinante para cancelar un viaje.

“Al registrarse un atentado terrorista sin duda se beneficia indirectamente a otros destinos, pero nadie esta exentó de sufrir un atentado porque se dan en todas partes del mundo, pero es un hecho de que los viajes sí pueden redireccionarse por estas causas.

“En el caso de México, que es un mercado muy competitivo, podría beneficiarse por la redirección de los flujos ocasionados por el terrorismo, pero este incremento será marginal y temporal, no representará un gran incremento.

“El Caribe mexicano es un mercado que ha rebasado las expectativas, está bien posicionado y pasa por un buen momento, por lo tanto es sin duda una excelente opción para quienes deciden redireccionar sus planes, pero insisto, es un comportamiento temporal y en el caso del turismo doméstico si bien toma en cuenta los hechos terroristas, influye más la paridad cambiara a la hora de planificar viajes.

“Los buenos números que representa el Caribe mexicano lo hacen atractivo, además goza de una buena percepción de seguridad, entonces habrá quienes lo vean como una buena opción, de ahí que tendrá beneficio indirectamente, pero de una forma moderada”.

SIN HACER LEÑA…

«Lamento que el terrorismo en Europa esté afectando el comportamiento del turismo internacional pues son hechos que desalientan a los viajeros, aunque de manera indirecta beneficia a otros destinos, en este caso el Caribe mexicano que podría tener un aumento de visitantes por el efecto de los atentados y los turistas decidan cambiar sus planes de viaje a Europa.

“Nadie se puede alegrar de que por el tema del terrorismo otros destinos salgan beneficiados, sería como hacer leña del árbol caído, pero son los efectos colaterales, de hecho algunos países emitieron alertas para no viajar a Europa, esto afectará sin duda la decisión de viajar a ese continente, entonces al darse esta condición el Caribe mexicano puede aumentar el flujo de visitantes, no sabemos en qué porcentaje, pero habrá una temporada de invierno positiva en los destinos de Quintana Roo.

“El tema de seguridad es un factor que influye en gran medida para que un viajero decida visitar un determinado destino, entonces sí se dan actos como los de Niza (Francia) y otros países del Viejo Continente, esto afecta, y mucha gente puede cambiar su decisión de viajar a los destinos impactados. Actualmente el Caribe mexicano está bien posicionado y es popular, esto puede fungir como un factor para que se vea como una opción”.

“Insisto, ninguna tragedia debe alentar el desarrollo de ningún otro destino, pero son circunstancias que están más allá de la industria y que repercute en el comportamiento de los viajeros; actualmente observamos buenos números en los destinos de México y Cancún, se sigue fortaleciendo como marca, lo cual es atractivo para el turismo internacional, y en cuanto al turismo doméstico el asunto del terrorismo y el comportamiento del dólar está influyendo en el flujo de los vacacionistas nacionales hacia el exterior”.

EN LA MIRA

«Los destinos turísticos de Europa continúan con las tendencias del año pasado, es decir no se espera un descenso en el flujo de turistas, un ejemplo de ello es que los países mediterráneos, tales como España, Italia, Grecia, y sobre todo Bulgaria, están entre los destinos más populares de los alemanes, aunque tienen una mayor demanda los cruceros y las tierras lejanas, pues actualmente han logrado un incremento de dos dígitos.

“En relación con Turquía están muy por debajo de lo que figuraron en el 2015, ya que el país se posicionó en tercer sitio entre los destinos más populares para viajar de los alemanes; mientras tanto Egipto y Túnez también registran mucho menos reservaciones que el año pasado por el tema del terrorismo.

“Esa indecisión para reservar en Egipto, Turquía y Túnez están rezagando el desarrollo de la industria de agencias de viaje e incluso el ministro extranjero de Alemania da una advertencia general sobre el riesgo de los ataques terroristas que pudieran ocurrir alrededor del mundo.

“No tenemos cifras exactas sobre el desarrollo de Turquía o Túnez, pero ambos países tuvieron que afrontar el descenso de doble dígito en sus reservaciones para la temporada de verano.

“En relación con los beneficios indirectos en flujo de turismo que podrían generar los actos terroristas en la región del Caribe, nuevamente más turistas serán atraídos por los destinos de ensueño: Cuba, República Dominicana y México”.

INCREMENTO CAUTELOSO

 «Los atentados terroristas en Europa sin duda alguna impactarán en el flujo de viajeros a Europa, toda vez que el principal elemento que influye para decidir vacacionar en un determinado destino es la seguridad.

“Los efectos del terrorismo en el Viejo Continente tienen un comportamiento distinto comparado a las secuelas que generaron los atentados a las torres gemelas en Nueva York (Estados Unidos), debido a la magnitud de los hechos, entonces la Unión Americana tardó un largo periodo en recuperarse social y económicamente, obviamente se incluye lo relacionado al sector turismo.

“Sin duda alguna cuando una región es blanco del terrorismo el turismo se redirecciona y Europa no estará exento de este fenómeno, lo cual indirectamente beneficiará a otros destinos como México y su referencia más próxima es el Caribe mexicano.

“No hay estadística que refiera sobre las secuelas del turismo por el terrorismo en Europa y sería prematuro dar cifras sobre cuánto podría descender, lo cierto es que los viajeros buscan lugares seguros para vacacionar, además también influyen las medidas que se implementan en los aeropuertos ya que generalmente cuando se registra un atentado se endurecen, lo que ocasiona malestar a los turistas.

“Esta situación tendrá un efecto positivo en la industria turística en México, obviamente el destino con mayores oportunidades de captar ese turismo es el Caribe mexicano, que goza de buena reputación en materia de seguridad, aunque existen sus puntos rojos, los cuales el gobierno debe atender no solo por el tema turístico sino por un deber social”.

VIAJERO BUSCA…

«El turismo es un sector sumamente sensible y reacciona a eventos como amenazas naturales o al terrorismo. Viajar en general genera emoción, pero también incertidumbre porque saldrás de tu casa, y eso siempre genera un cierto nerviosismo por mucho que te agrade viajar, porque sabes que te enfrentarás a cosas desconocidas y a un ambiente fuera de lo cotidiano.

“Es la razón por la que disminuye la cantidad de turismo en temporada de huracanes y tras hechos terroristas, donde no se sabe si estos hechos van a repetirse o no, de tal forma que van a generar desconfianza y disminución en los viajes hacia esas zonas conflictivas. Obviamente la llegada de turistas en áreas impactadas no se va a cero, pero habrá menos gente que viaje a determinados destinos porque no se quieren arriesgar o no querrán arriesgar a su familia. Al disminuir la cantidad de turistas hay una cadena de valor turística que se ve afectada: hoteles, restaurantes, parques recreativos y restaurantes”.

S.O.S.

“Ante esos problemas hay gobiernos que emiten alertas de viaje, ya que si algo les pasa a sus nacionales en esas zonas de conflicto les representa gastos en casos de repatriación de cuerpos o heridos, por ejemplo. Es una actitud de responsabilidad que un gobierno debe tener para sus connacionales, pero también hay ocasiones que se abusa de esas alarmas con intenciones de desprestigio de un destino sin razón o para impulsar otros destinos propios.

“En cuanto a la percepción que tienen los viajeros sobre los hechos terroristas en Europa, puedo comentar un caso cercano: ‘Hace unas semanas llegaron unos amigos de visita, venía toda la familia con los abuelos. Los abuelos para el verano pensaron en viajar a Egipto y finalmente cambiaron la decisión de viaje por la tensa situación que se vive en ese país, y como su hijo venía a Cancún ellos se unieron al viaje a este destino del Caribe mexicano’”.

Dejar un comentario