Cata a Ciegas Enero 2017

por Latitud21 Redacción

THE FEDERALIST

  •  Estadounidense
  • Bodega: The Federalist
  • Varietal: Cabernet Sauvignon
  • Total: 74 puntos
  • $390

Óscar Cadena

“Me gustó muchísimo, tanto en aroma como en sabor. Sí lo compraría”.

Mauro Amati

“Joven, ligerito, rico, afrutadito, poco alcohol, a menos de 250 pesos está muy bien. Un vino de Nuevo Mundo. Si es un precio módico es un vinito que vale la pena probar”.

Karla Enciso

“Este vino me encantó, lo sentí muy afrutado, frutos rojos, mucha mora. Lo maridaba con un buen espagueti ragú o con una lasaña vegetariana, pero con mucho saborcito en la salsa. Lo regalaría a una amiga. Se me hace un vino como para señoras”.

Federico López

“Tiene notas rubí, cereza, transparente, translúcido, un vino muy joven. Ligero, tiene poca intensidad, pocos taninos, mucha frambuesa, mucha grosella, tiene muy buena acidez, y creo que va muy bien con carnes a la parrilla”.

Maricarmen Esteban

“Está muy rico, me supo mucho a ciruelas maduras y está ligero. Me gustó. Yo creo que puede tomarse solo, tranquilamente”.

Óscar Cabrera

“Le sentí igual bastante fruta, zarzamora en boca, pero también en nariz lo sentí algo especiado (pimienta, notas a mentol). Concuerdo con Mauro, si tiene un precio módico vale la pena. Para maridaje, carnes ligeras, pastas, quesos ligeros”.

Gustavo Márquez 

“Muy sabroso vino, creo que muy elegante. De lo primero que me acordé fue de las paletas de grosella, tienen mucha grosella. Una buena maridada sería con una pizza, con un queso parmesano, algo muy sencillito. Definitivamente sí lo compraba”.

Jackie Jiménez

“Este vino no es mi estilo, me empalaga de tanta frutalidad y tanta falta de taninos. Tomo tres sorbos y ya me cansó el paladar. Es un vino joven, sin crianza, sin barrica, de Nuevo Mundo”.

Fernando Martí.

“Es un vino divertido, para echar un par de traguitos”.

 

QUINTA MONASTERIO 2013

  •  Mexicano
  • Bodega: Quinta Monasterio
  • Varietal: Cabernet Sauvignon, Merlot
  • Total: 68 puntos
  • $489

Óscar Cadena

“No lo puedo oler mucho porque me destroza las fosas nasales. Tendría que hacer un esfuerzo. No lo compraría”.

Mauro Amati

“No lo voy a probar. En nariz no es nada bueno. Puede ser que no esté echado a perder, pero seguramente hay una sobremaduración de las uvas, es algo negativo, y por ello simplemente me rehúso”.

Karla Enciso

“Sí le vi más color. Lo sentí más viejo. En nariz me dio mucho jerez, y coincido con Mauro que parecía que fuera un vino pasado, pero me dio mucho chocolate, mucho café. Le sentí más sabor en boca. No le encontré con qué maridarlo”.

Federico López

“Noto un vino un poco turbio, tiene notas maduras, un poco de tabaco, chocolate, fresa muy muy madura, algo alcohólico. Creo que está en su época finita, pero puede ser interesante con un queso azul o con un quesito apestosón”.

Maricarmen Esteban

“Me parece también con un aroma como a teja, a humedad, más intenso, también como a chocolate, a café, pero al momento de probarlo no me dice mucho, no me queda ningún sabor”.

Óscar Cabrera

“En nariz siento una fruta madura, muy compotada la ciruela, pareciera que el vino ya está pacificado porque tiene un tanino muy apagado. Me llegan sabores y aromas como de tamarindo o jamaica. No me gustó”.

Gustavo Márquez 

“Está complejo, a lo mejor es porque está malo o a lo mejor porque está bueno, pero está interesante. Como que algo no está vivo, no se siente vivo, pero tampoco está mal. Le encontré un  poquito de cuero en nariz y mucha fruta. No sé, a lo mejor no soy tan exigente como mis colegas.

Jackie Jiménez

“Coincido en que tiene notas de sobremaduración, pero de las uvas. No sé si eso sea un defecto o puede llegar a ser un estilo. En evolución nos está dando taninos ya muy suaves en boca, poca acidez, notas que describen su maduración con respecto a mermeladas, también está la parte de chocolate, de cacao, que te pueden pedir algunos platillos que tengan un eco en ese estilo de ingredientes, por  ejemplo, como algún mole poblano”.

Fernando  Martí

“A mí me pareció que me lo podría tomar lentamente, quizás necesite un poco más de oxigenación, puede evolucionar, pero no me pareció mal. Me gustó”.

 

SIRIUS

  •  Mexicano
  • Bodega: El Cielo
  • Varietal: Nebbiolo, Malbec
  • Total: 76 puntos
  • $1,140

Óscar Cadena

“Me uno a Mauro, no lo pruebo, pero ya lo probé y no me gustó”.

Mauro Amati

“Este vino sí me gustó, está elegante en nariz, pero me saca que está suavesón; tiene muchos aromas al mismo tiempo muy distintos uno del otro. Aquí siento frutos rojos, moras, un poco de cuero. Creo que vale la pena. Es un vino medio carnoso, que es cuando casi casi lo comes, no está tan denso pero rico en boca, te llena. También la parte alcohólica se siente solamente cuando ya baja del estómago, quiere decir que está bien integrado el alcohol. Es un vino que me gusta, rico. Se me antoja con unos quesitos, no tan fuertes, pero con pan, queso, embutido y carnitas frías, fantástico”.

Karla Enciso

”En nariz me dio chocolate, tabaco, pimiento muy fuerte y después mucha vainilla. Me llamó la atención cómo los aromas iban  avanzando en la nariz; sin embargo, en boca no me gustó, me dio mucha acidez, incluso hasta me costó trabajo pensar con qué lo maridaría”.

Federico López

“La verdad no tiene nada que ver la nariz con lo que hay en nariz y en boca. Yo lo veo como un vino que tiene potencia, tiene permanencia en boca, se queda esa estructura de la que tanto habló Mauro. Los taninos están interesantes, están balanceados; puede aguantar creo que a nivel comida estructuras muy interesantes como la cocina hindú”.

Maricarmen Esteban

“Al principio igual, como que los aromas estaban escondidos, como que oxigenó y fueron apareciendo más. Le percibí como lácteos, también frutos rojos. Pero a mí la verdad, al paladar, me parece mucho mejor el aroma por mucho que el sabor; me supo mucho a sal. No me gustó mucho”.

Óscar Cabrera

“Este vino en nariz lo siento bastante frutal, una mermelada, poco agradable, no tanto para mi gusto, bastante dulce, pero en cambio en su sabor está muy diferente, me gustó más, se siente un vino con más estructura, tanino más permanente. Aquí ya se me antojan comidas más complejas. Es un vino que definitivamente sí compraría y que recomiendo”.

Gustavo Márquez

“Así como este vino yo creo que va la noche. Empezó medio tenso, medio agarrado, medio nervioso, y con el tiempo… Sí le encontré luego luego los minerales en el sabor, pero conforme ha ido abriendo le he encontrado potencia. Está muy sabroso. De principio me sacó de onda un poquito pero sí lo compraría, y creo que con un molito, un adobo o una carne con mucha grasa bien sazonada, muy sabroso, algo a la parrilla, quemadito”.

Fernando Martí

“Ya que es un vino que parece mexicano, yo lo maridaría con un rillett de cerdo comprado en la colonia Del Valle de la Ciudad de México”.

Jackie Jiménez

“Este tercer vino definitivamente es tá estructurado, está balanceado; yo creo que tiene una acidez presente, unos taninos, un grado alcohólico, pero todo muy sutil, balanceado. Ha sido muy interesante la cata de hoy porque hemos tenido vinos muy diferentes. Este vino me ha parecido que sí tiene una mayor presencia, se siente un poco más cierta barrica en boca y me parece interesante”.

Dejar un comentario