Cosas positivas para una vida plena

por ahernandez@latitud21.com.mx

Solo es estar consciente, de eso se trata la vida, de hacer disciplina diaria y trabajar en que cada cosa que hagamos sea con todos los sentidos alertas y descubrir olores nuevos, sabores distintos, abrazos deliciosos, escuchar historias y sobre todo ver el interior de las cosas y no solo el exterior. 

“La vida está compuesta de momentos felices, que se atesoran en nuestros sentidos y van formando nuestra historia”.

Nadie dijo que la vida sería fácil, creo que si fuera así seria aburrida, pero todos los días hay aventuras nuevas que le dan sentido al andar.  

Vivimos muy rápido, corremos, hacemos tres o cuatro cosas al mismo tiempo, pero no olvidemos lo que debe ser prioritario y primordial: tiempo para estar con nosotros mismos. 

Este mes de marzo es un periodo muy especial, ya que tanto su servidor como mi hijo le damos una vuelta más al sol y eso hace que sea todo muy diferente; siempre aprovecho para hacer una validación de la historia, un recuento de los daños, y un inventario de lo verdaderamente importante que hemos sembrado y estamos cosechando. 

Y es en este recuento que nos damos cuenta que existen personas que ya no están en nuestras vidas, por las circunstancias que hayan sido, y otras muchas han llegado para quedarse y hacernos parte de su familia. A todos, mil gracias por lo que han aportado a nuestras historias, gracias por lo aprendido, gracias por acompañarnos en este camino, el cual junto a ustedes es más divertido. 

La meta es cada día ser mejor, ser más productivo, y hacer y procurar hacer cosas trascendentes, y esas son las que la vida te invita a desarrollar. 

Gracias, Rogelio Marquina, por ser mi hermano del alma, gracias a mi grupo de amigos de los sábados, son toda una leyenda urbana. A mis amigos de Chetumal: Patty, Betty, Mirna, Margot, son mi batería de risas para la alegría de la vida. 

Gracias a ti Hijo por elegirme para ser tu papá y aprender juntos en el camino de la vida. 

Gracias David Orlando por enseñarme que el amor está ahí, en el momento que queramos brindar algo de nosotros a los demás sin pedir o esperar algo. 

Gracias a mi familia y mis hermanos a quienes respeto y admiro mucho. 

Gracias a DIOS por tantas bendiciones. 

Dejar un comentario