Experiencias inolvidables

Hoy en día cerca del 40% de las operaciones que llevamos a cabo se siguen haciendo a través de la interacción con una persona.

Con poco más de tres décadas de camino andado, Best Day Travel Group está plenamente consolidado como el corporativo de agencia de viajes receptiva y en línea más importante de México, así como una de las principales en América Latina.

Si bien inició operaciones en Cancún en 1984 como una agencia de viajes receptiva, hoy en día es un corporativo que maneja diversas líneas de negocio: Best Day, agencia de viajes receptiva y DMC; BestDay.com, agencia de viajes en línea (OTA) con islas o puntos de venta en plazas comerciales; BD TRAVELSOLUTION, proveedor de tecnología de etiqueta blanca para instalar motores de reservaciones en distintos portales; HotelDO, que pone a disposición de las agencias de viajes su plataforma tecnológica; Gran Plan, importante alianza comercial con Aeroméxico, y Voiash, área de negocios enfocada a los jóvenes.

 A LA VANGUARDIA

L21.- Han sido de los primeros en el uso de la tecnología en el turismo…

JB.- Sí, hemos sido pioneros en la implementación de tecnología de punta en el mercado turístico y empezamos desde hace tiempo, en 1992, trayendo touch screen desde la primera vez que esto se utilizó en México. Fue a través de unos kioscos, en donde hacíamos que la gente tocara la pantalla para que encontrara información de sus excursiones; la teníamos en cuatro idiomas, con fotografías y descripciones. Después lo llevamos al aeropuerto para que la gente que llegaba pudiera elegir entre diferentes opciones, con fotografía, localizaciones en mapa y organización por orden alfabético, por tarifa en diferentes criterios, el hotel que quería adquirir. Sorprendentemente llegaba un volumen importante de pasajeros, y lo sigue haciendo, sin una reservación de hotel, entonces fue el precursor de lo que es la logística de navegación que hoy se sigue usando en el internet y que evolucionamos muy rápidamente desde 1993 a 1996 hacia la implementación de esa plataforma para comercializar hoteles.

INTERACCIÓN CON SERES HUMANOS

L21.- ¿Qué porcentaje de las reservaciones se hacen en línea y cuánto de la manera tradicional?

JB.- Todos pensamos que la tecnología está reemplazando la participación de los seres humanos en los negocios, y si bien es cierto que esto es una realidad en los países más desarrollados cada día aumenta, y también es cierto que hay temas de inteligencia artificial de realidades virtuales; siempre la presencia y participación de los seres humanos es muy importante y lo es más en los países latinoamericanos. Hoy en día cerca del 40% de las operaciones que llevamos a cabo se siguen haciendo a través de la interacción con una persona, ya sea con un contacto en un punto de venta de los 200 que tenemos en todo el país o a través de una llamada telefónica, o una combinación de ambas cosas, pero mucha gente sigue utilizando esto e independientemente de que la tecnología te ayude y cierres la operación, finalmente la gente quiere llamar y verificar que su reservación estuvo bien hecha. Somos así por naturaleza, a los latinos nos gusta la convivencia personal.

EL MERCADO DE LOS JÓVENES

L21.- ¿Qué resultados han tenido con la línea de negocio Voaish?

JB.- Es un mercado creciente, interesante, que nos marca nuevas tendencias, una de nuestras sublíneas; tenemos dentro de Voaish diferentes conceptos, uno de ellos por ejemplo es el Bucket list, esta lista de los lugares que quisiera visitar antes de morir, como en la película, pero aquí es ir antes de los 30 o 35 años; hay otra que está enfocada a viajes culturales, donde van y se quedan más tiempo para estudiar algún idioma; otra línea enfocada a conciertos, grandes ocasiones en las que se reúne mucha gente, y también a conocer los destinos pero desde el punto de vista local, de quien día a día los experimenta. En ese contexto estamos creando una red de anfitriones locales, de tal manera que si alguien quiere conocer Barcelona pueda localizar al anfitrión que lo llevará a los lugares que conoce para vivirlos en la forma en que él los vive, y se convierta en un anfitrión local. No es el guía que lleva grupos que hace los mismos recorridos con un concepto muy cerrado, sino cómo vive un joven su fin de semana en Barcelona y aprovecha para invitar a alguien como si fuera su amigo para compartir esos lugares.

L21.- ¿Cómo funciona?

JB.- Se afilian a una red social y ofrecen sus servicios para que los jóvenes vivan esa experiencia; entre ellos mismos interactúan y va creciendo esa comunidad que finalmente encuentra en nuestra plataforma no solo productos turísticos sino una manera colaborativa para disfrutarlos, lo que va muy bien con estas nuevas tendencias colaborativas como son Airbnb o Uber. Está resultando muy bien, con el propósito que originalmente las motivó, que es el que estas nuevas generaciones encuentren en nuestras plataformas productos de calidad relevante para ellos, y que a través de ello se fidelicen con el portafolio de marcas y se conviertan en clientes de largo plazo.

Leave a comment