Gracias a ti

por Latitud21 Redacción

Su pretensión fue conservadora, un parque para presumir sus ríos subterráneos (una estimación de 1.2 millones de visitantes anuales y un costo promedio de 30 dólares por pax). Sin embargo, a 25 años del proyecto Xcaret, el corporativo comandado por Miguel Quintana ha concretado una oferta de “atractividad” turística con peso y solidez que al año reporta tres millones de visitantes y una tarifa rack de 99 dólares. Lo ha hecho no solo bien sino en excelencia y con un retorno de inversión robusto y rentable.

Pero Miguel Quintana es más que siete X (con la próxima incorporación de su nuevo atractivo, Xenses, que significó una inversión de 25.5 mdd), es una mente brillante, cuya relevancia en el tema turístico nacional e internacional ha dejado una impronta con productos innovadores, únicos, diferenciados y con una trascendencia para el consumidor muy pocas veces lograda… Y todo ese modelo de negocio único, diferenciador, innovador es el que ha urgido al sector turístico para replicarlo en otras latitudes para jugar competitivamente en la geografía internacional desde una perspectiva genérica y como Marca País.

Las “X” de Quintana han tenido todas las condicionantes para promover México, su folclor, sus tradiciones, su naturaleza, sus sabores, con otros importantes aliados: programas sustentables, programas medioambientales, programas comunitarios  y una importante fuerza de capital humano que son un parteaguas en los productos turísticos mexicanos y han trascendido más allá de encuentros turísticos, de foros económicos y de premios internacionales.

Un cuarto de siglo, como él mismo dice, “ media vida”, le ha llevado gestar uno por uno de sus proyectos desde una etapa embriónica, dotarlos de infraestructura y modernidad, y llevarlos a una evolución imparable.

Dotando de experiencias únicas a turistas, Miguel Quintana se sabe inquieto para “contaminar” de ese desarrollo y bienestar a toda una región, la peninsular, con proyectos empresariales y con una iniciativa que comenzó  en solitario, La Gran Península, que no se duda sea el primer referente nacional para la integración de regiones para impulsar el turismo en México bajo modelos eficaces y rentables, aunque para ello se obligue a otra integración: la política, la empresarial, para replicar los milagros turísticos mexicanos.

“25 años gracias a ti”… Miguel.

 

 

Dejar un comentario