Infonavit promete un modelo flexible y dinámico a trabajadores que ganan menos

A partir de julio de este año, el Infonavit aumentará el monto de crédito para los trabajadores que ganan hasta 7,000 pesos, quienes según su salario podrán solicitar un financiamiento por un máximo de 390,000 pesos, con lo que se beneficiaría a unos 60,000 derechohabientes.

El director general del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), Carlos Martínez Velázquez, explicó que la medida es el inicio de la transición de un modelo rígido e insensible con las necesidades de los trabajadores hacia uno más flexible y dinámico respecto a las circunstancias de cada persona.

Ahora se considerará desde su trayectoria laboral y la industria donde trabaja hasta su capacidad de pago y la probabilidad de que mantenga un empleo formal en el tiempo, dijo en conferencia de prensa.

Los montos máximos de crédito aplican para trabajadores que ganan desde una UMA (2,853 pesos) a 2.8 UMAs (7,192 pesos); el incremento será de 16% que equivale al incremento al salario mínimo en 2019.

El organismo estima en 60,000 trabajadores los que se encuentran en ese rango de salario, que laboran principalmente en los sectores comercio y turismo; 17% radica en Nuevo León; 10% en Jalisco, 10% en el estado de México y otro 10% en Baja California.

El monto del crédito pasaría de 231,000 pesos a 269,700 pesos; mientras que para los que ganan 2.8 UMAs pasaría de 382,000 a 390,400 pesos.

“El incremento aprobado refrenda el compromiso del Infonavit con los trabajadores que menos tienen y más lo necesitan”, dijo el funcionario, quien enfatizó que el acuerdo refleja la fortaleza de la administración tripartita del Instituto, donde los trabajadores, empresarios y gobierno trabajan comprometidos para poner a los derechohabientes, no a los desarrolladores de vivienda, al centro de sus decisiones.

De acuerdo con información del Instituto, para los trabajadores que ganan una UMA, el monto del crédito pasaría de 231,000 pesos a 269,700 pesos; mientras que para los que ganan 2.8 UMAs pasaría de 382,000 a 390,400 pesos.

El subdirector general de Planeación y Finanzas del Infonavit, Óscar Vela Treviño, aclaró que además de ofrecer al trabajador de bajos ingresos un financiamiento en línea con su capacidad de compra, el acuerdo aprobado busca preservar la solvencia de largo plazo del Infonavit.

El Instituto revisará por ello cada trimestre la calidad de las viviendas ofertadas por los desarrolladores, así como los precios en el mercado, con el fin de realizar los ajustes necesarios para garantizar los estándares mínimos de calidad de las casas.