Encuentros

por Latitud21 Redacción

Jorge Herrera Rivadeneyra, presidente de Amdetur

El Caribe mexicano se mantiene como líder indiscutible en la industria de la propiedad vacacional en Latinoamérica

La industria del tiempo compartido en México, que ocupa el segundo lugar a nivel mundial, después de Estados Unidos, constituye una parte fundamental en el desarrollo turístico del país. El Caribe mexicano generó entre el 50 y 60% de la derrama económica que obtuvo el sector en 2015, que ascendió a 19 mil mdd.

Jorge Herrera, presidente de la Asociación Mexicana de Desarrolladores Turísticos (Amdetur), platica con Latitud 21 sobre la importancia y el exponencial crecimiento del sector.

Latitud 21.- ¿Cuántos desarrollos turísticos de tiempo compartido hay en México y cuál fue el comportamiento en el último año?

Jorge Herrera.- Hay cerca de 600 desarrollos de tiempo compartido en el país y en 2015 se vendieron más de 200 mil semanas, lo que pone a México en el  segundo lugar a nivel mundial, tanto en la venta de membresías como en la derrama económica que genera la actividad. En realidad fue un año récord para los clubes vacacionales.

L21.- ¿Cuánto representó el Caribe mexicano en ventas durante 2015?

JH.- El Caribe mexicano es el número uno del sector y el año pasado representó entre el 50 y 60% de las ventas, y aquí incluye a Cancún, Riviera Maya, Isla Mujeres y Cozumel. En cuanto a nuestros principales mercados, tenemos una dependencia del norteamericano, el cual constituye entre el 55 y 60 %, mientras que el nacional ocupa el segundo lugar, con un 25%, en tanto el canadiense, que bajó al igual por la paridad del dólar, representa entre un 10 y 11%, y del resto del mundo es entre un cuatro y cinco por ciento.

L21.- ¿Cuánto esperan crecer este año?

JH.- Estimamos tener un crecimiento de entre un cinco y siete por ciento. En primer lugar por el turismo y los cuartos que se están generando, y en segundo término porque cada vez hay más personas que creen en esta industria. También se debe a la participación de más desarrollos, como lo hizo AMResorts hace algunos años, Iberostar, Sunwing.  Ahora casi todos abren su división de clubes vacacionales.

L21.- ¿Cuál fue la derrama económica del sector durante 2015?

JH.- Fue de 19 mil millones de dólares. Y además, el tiempo compartido o  club vacacional alcanza ocupaciones de entre un 80 y 90% en todos los destinos, porque esa es la idea, crear gente leal y repetitiva, que regrese a los destinos turísticos año tras año. Esa fidelidad es uno de los principios que buscamos con la venta de las membresías.

L21.- ¿Cuántos nuevos desarrollos se incorporarán este año?

JH.- Hay dos formas de verlo, una es la de los nuevos proyectos y otra la de las empresas que ya tienen infraestructura y entran a la parte del club vacacional, como es el caso de AMResorts, que tiene un sistema de membresías de descuentos al igual que Iberostar y Palace Resorts. Entonces son varios hoteles ya existentes que empezarían a ofrecer ese tipo de servicios.

L21.- ¿Cuantos hoteles son nuevos y cuales son conversiones?

JH.- La conversión se ha incrementado fuertemente, por ejemplo les doy el dato como presidente de Vacation Club AMResorts, fundador del club hace cinco años, que en Cancún-Riviera Maya tiene 17 propiedades que no estaban hace cinco años. Iberostar ahora ya tiene cuatro de las propiedades que funcionan como clubes vacacionales, está comercializando, todo mundo lo está haciendo. Lo hace Meliá, Fiesta Americana, Sunset, Palace, Mayan Palace y Parnassus, entre otros.

L21.- ¿Afecta a esta industria la situación de la paridad peso-dólar?

JH.- Sí, en lo que se refiere al mercado nacional y al turismo canadiense, pero para el turismo estadounidense nos volvemos más atractivos, porque su dinero rinde más cuando gastan en pesos, y también es muy rentable para los desarrolladores al tener una buena parte de sus cuotas en pesos y recibir ingresos en dólares.

L21.- ¿En qué medida afectaría a estos dos mercados?

JH.- El mercado nacional realmente ha crecido y creo que se va a estabilizar, no creo que tenga un crecimiento este año, aunque lo que se está haciendo es vender membresía en pesos, de esta manera se mantendrá el mercado nacional. Para el canadiense estamos viendo la opción de vender en dólares canadienses, pero prácticamente todo mundo vende en dólares americanos.

L21.- ¿Hay actualmente condiciones en México para seguir invirtiendo en este sector?

JH.- Sí, hay algunas condiciones, como los créditos a tasas favorables que otorga el Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext), pero son muy limitados, y, por ejemplo, en otros países del Caribe y Centroamérica se ofrecen muchos incentivos fiscales y laborales para trabajar en los países de  esas regiones. No lo espero de México, quiero ser muy claro, entiendo la situación económica.

 

Dejar un comentario