Joya gastronómica

por Latitud21 Redacción

Con más de 140 años de tradición, Joselito, la marca de jamón de mayor prestigio en el mundo, ve en el Caribe mexicano nicho de mercado tangible

Declarado el mejor jamón del mundo, Joselito, la marca española presente en el mercado internacional por cinco generaciones, logró penetrar sin problema en territorio nacional -conocedor de la calidad-, y ve en el Caribe mexicano, por su importancia turística y elevado nivel de vida, un mercado natural de desarrollo.

Con un modelo de producción que la propia empresa califica de atípico, pues laboran solo tres meses al año con el cerdo ibérico de bellota, la empresa familiar  consiguió  capitalizar el distintivo con el reconocimiento alcanzado en España para exportar a 55 países en el mundo, entre ellos Estados Unidos, adonde ingresaron en octubre pasado. En América, además de México, la marca tiene presencia en Guatemala, Perú, Brasil, Chile y Panamá.

Al elaborar un producto tan exclusivo y artesanal, algo muy particular y que  depende mucho de la añada, el consorcio logra una producción de entre 50 mil -en periodos de calidad inferior- hasta 90 o 91 mil jamones al año.

José Gómez, director general de Joselito, dio a conocer en entrevista con Latitud 21 que el prestigio ganado por el proceso de elaboración y calidad, que mantienen por generaciones, es reconocido por los grandes sitios gastronómicos, los más destacados chefs en el mundo, el Financial Times, el New York Times, así como reconocimientos en Europa y Japón.

Relató que Joselito se fundó en 1868, “tiene 147 años y yo soy la quinta generación, porque es una empresa cien por ciento familiar y la fundó mi tatarabuelo, en Salamanca”.

Precisó que el jamón que comercializan tiene cinco años y está certificado como producto totalmente orgánico, no tiene colorantes ni conservantes, no tiene gluten ni lactosa, no contiene metales pesados, la pata es jamón y sal. “Nos especializamos en vender a todos los chefs de estrellas Michelin tanto de España como de Europa”, destacó, además de que luego de muchos años de         insistencia lograron colocar su producto en una de las tiendas que ellos catalogan como la mejor del mundo, Pec, en Italia, que tiene entre 170 y 180 años y hoy es una de las banderas de Joselito, “ahí hacen la cena de fin de año de Madonna y gente importantísima, y es un cliente enamorado de Joselito”.

Sobre el mercado mexicano, comentó que “está en una evolución muy bonita para nosotros, es un mercado que va a ser muy importante, porque no es sencillo poder transmitir la pasión del jamón de España en México, porque la gente está predispuesta a ello, pero en cuanto lo prueba le gusta. Pienso que México tiene un futuro muy importante para nuestra empresa”.

Agregó que en el país tienen participación desde hace 12 años. “Es un país en el que estamos muy a gusto porque fue sencillo introducirnos, vender, que la gente nos recibiera muy rápido. El mexicano en ese aspecto nos ha abierto las puertas rápidamente”.

Mencionó que La Europea es uno de sus más importantes clientes, aunque tienen una cartera más amplia. Lograron cubrir todo lo relativo a temas de reglamentación y normas, “incluso vendemos en Japón, Australia, países que tienen reglas muy parecidas a las de México”.

En relación con el Caribe mexicano, el directivo comentó que esta zona no solo la visualiza como destino turístico, sino que también es una región con un nivel de vida muy elevado, donde hay hoteles pero también muy buenos restaurantes, barcos, zonas residenciales de alta plusvalía, y “podemos tener  un nicho de clientes muy importantes para Joselito.

“Aquí están nuestros clientes, a quienes les gustan las cosas especiales; el producto Joselito es totalmente ecológico, y somos lo que comemos. Nosotros tenemos todas las certificaciones habidas y por haber y una línea de productos que incluye además del jamón, lomo, chorizo, salchichón, lo que es la copa, la presa, así que es un nicho de mercado importante”. (Mariana Orea/Norma Anaya).

 

 

 


Dejar un comentario