La empresa en los tiempos del COVID-19

por ahernandez@latitud21.com.mx

Sergio León

Presidente de Coparmex Quintana Roo

CEO de Impoexporta

Twitter: @oigres14

Yo pertenezco a la generación X; una generación que tomaba clases de taquigrafía y mecanografía, que para optimizar tiempos en la máquina de escribir se aprendía usando un cubreteclados y se memorizaba el orden de las letras sin tener que verlas; donde recibías un giro postal o un telegrama con una notica importante, aprendías que era un arte llenar un cheque correctamente acompañado de su póliza correspondiente, que para abrir una empresa llenabas a mano un formato de alta ante Hacienda y para promocionarla tocabas de puerta en puerta ofreciendo tus productos o servicios. Una época en la que encontrar un buen vino francés, un café colombiano o un dulce norteamericano era un tesoro. 

Pero en pocas décadas todo esto cambió; inició una nueva época digital, un mercado global, una conectividad mundial; muchos cambios en tan poco tiempo. 

Creo que muchos podrán estar de acuerdo en que este ritmo nos hizo estar en una etapa de confort, que creíamos que podíamos medir las tendencias de los mercados y la economía, que podríamos tener tiempo para incorporarnos a esta nueva tendencia digital a la globalización. Y en tan sólo unos días amanecimos con una nueva realidad; tuvimos que aprender a usar, vivir y depender  de palabras como videoconferencia, webinar, aislamiento, semáforo, home office, entre muchas más. 

Nuestro día a día, ahora además de contemplar ocupación hotelera, tipo de cambio, clima, así como diversos factores económicos, debe contemplar número de contagios, color de semáforos y medidas sanitarias.

Puede parecer complejo y complicado, pero estos cambios tan abruptos están dando pie a darnos cuenta que tenemos la capacidad como individuos y empresas de continuar adaptándonos; que hoy tenemos un momento único de convertir lo que parecen adversidades en oportunidades, el momento de que aún con nuestras limitaciones debemos llevar nuestras empresas a la era digital, comercio electrónico, servicios puerta a puerta. Tenemos la oportunidad de reivindicar a una generación joven y apta para enfrentar estos cambios, como es la generación millennial, trabajar en equipo con ellos, dotarlos de nuestra experiencia, triunfos y fracasos, así como dejarnos guiar en esta nueva forma de desarrollar y llevar al siguiente nivel digital nuestras empresas.

Las  crisis generan oportunidades y al día de hoy es claro que estamos en una de ellas, por ello la oportunidad es mayor, estamos en el momento preciso para innovar, trascender y llevar nuestras empresas al siguiente nivel.   

Dejar un comentario