Las mujeres en general no le tenemos miedo a las responsabilidades

por Redacción

Ingeniera química de formación pero también con estudios de administración de empresas y finanzas, Luz Adriana Ramírez Chávez dirige desde 2013 Visa México, la empresa global de medios tecnológicos de pago.

En el medio financiero en el que se desenvuelve, y sobre todo en los niveles directivos, predominan los hombres, pero para ella esto no ha sido un impedimento para seguir creciendo:

Cuando llegas y traes la preparación, trabajas con dedicación y realizas las cosas con el mayor de los esfuerzos, entonces tienes un reconocimiento y hasta un impulso”.

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, la directiva señala que ser mujer le trajo muchas ventajas en su vida profesional siempre enfocándose en la preparación y esfuerzo, con la convicción de que nadie aspira a lo que no ve; considera que hacen falta mujeres role model, plenas, felices y completas en el estilo de vida que ellas elijan.

“En esta industria, y en la que sea, lo más importante es que sí se puede y que se la crean. Muchas veces nosotras nos ponemos una barrera porque creemos que es difícil llegar más lejos porque implica más tiempo y no necesariamente.

Las mujeres en general no le tenemos miedo a las responsabilidades; sí un poco de preocupación del tiempo que pueda tomarle una posición así, pero lo que muchas no saben es que cuando pasas a una posición directiva, en tiempos no hay tanta diferencia, sí en responsabilidades y en visiones estratégicas.

Al hablar de los retos para llegar a la posición en la que está, comenta:

“Ahora que volteo no recuerdo tanto las dificultades. Realmente lo que recuerdo es lo positivo, primero estar apasionada por lo que haces, que lo disfrutes, estar plena y mostrarte exitosa hacia los demás;

«en segundo lugar mucha preparación, estudio, disciplina y trabajo formal, y en tercer lugar siempre enfocarte en la gente. Estas han sido las claves para lograr un “desarrollo sustentable” en mi carrera profesional.

«El mayor reto ha sido mantener ese estilo de vida para sentirme plena con mi familia, mi trabajo. Lo mejor es que cuando veo a mis hijas realizadas en mujeres seguras y muy independientes creo que algo ha funcionado en este camino”.

Le gusta viajar a cualquier lugar a donde pueda ir con la familia: “uno deja que los hijos elijan. Me gusta mucho disfrutar del lugar en donde estoy, la comida, conocer personas y ‘peinarme’ las ciudades, encontrarme con la naturaleza.

Está “felizmente casada” y tiene dos hijas, y más que creer en un balance de vida personal y laboral cree en un estilo de vida.

Mi trabajo es parte de mi vida personal y mi familia ha estado en mi desarrollo profesional. Si lo disfrutas y si así se lo haces ver a las personas que te rodean, se vuelve una ventaja”.

Para Ramírez, dirigir una empresa global de tecnología de medios de pago como es Visa, representa un gran privilegio y responsabilidad, y es un enorme compromiso con el liderazgo.

Fuente:Milenio

Dejar un comentario