Las mujeres, pieza clave en el desarrollo de la empresa

por Latitud21 Redacción

 

La mujer juega en la actualidad un papel muy importante dentro del mundo de los negocios. El porcentaje de su participación en la economía aumenta de manera constante, y en épocas recientes incluso se registran incrementos mayores en la plantilla laboral femenina que en la masculina.

Este hecho es tan contundente que hoy en día pocas personas cuestionan la capacidad ejecutoria de las mujeres en el mundo de los negocios y saben que las compañías que incluyen diversidad en su fuerza laboral tienen mayor posibilidad de éxito y mejores resultados de negocio.

Aunque hemos avanzado considerablemente, aún debemos desarrollar fuertemente la inclusión de las mujeres dentro del mundo laboral de manera equitativa y equilibrada, en beneficio del crecimiento de la empresa:

Algunos datos relevantes:

  •  La representación de las mujeres en el sector empresarial en México es tan solo del 16% (de acuerdo con el INEGI).
  •  La tasa de participación laboral femenina es la más baja de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) después de Turquía.
  •  48% de las mujeres mexicanas tiene un empleo, comparado con el promedio de la OCDE que es de 62%.
  •  De acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT):

Las mujeres ocupan menos de 1/3 de los puestos gerenciales.

Tienen una participación de una mujer por cada 10 hombres en puestos directivos.

  •  Según la International Monetary Found:

Las empresas con mayor número de mujeres obtienen 34% más de  ganancias.

La presencia de mujeres en los consejos de administración es igual a 43%.

 

Los niveles de trabajo que exigen hoy en día las empresas son mucho más altos que los que se manejaban hace tan solo unos años, la diversidad de las actividades y experiencia permiten que las mujeres se incorporen exitosamente al ámbito laboral, mismo que dominan cada vez más.

Una mujer ejecutiva eficiente tiene como prioridad el balance y administración entre el trabajo, la vida personal y familiar, esto lo desarrolla a través de estrategias personales, con disciplina y organización, así como su control directivo y gerencial, el cual puede combinar en su vida personal y profesional.

La inclusión de las mujeres en las plantillas laborales obedece más a mantener la equidad de género y no a una competencia con el género masculino, ambos complementan y aportan mucho más juntos siempre.

Las grandes cualidades que las empresas pueden aprovechar al integrar mujeres en cargos con alto grado de responsabilidad son:

  •  Forma de pensar.
  •  Sensibilidad, percepción e intuición.
  •  Responsabilidad, proactividad y tenacidad.
  •  Sentido multitasking.
  • Administración de tiempo con orden.
  •  Compromiso.
  •  Empuje y estrategia.
  •  Visión global.
  •  Empatía.
  •  Capacidad de gestionar.
  •  Flexibilidad y adaptación a los cambios.

 

Buenas razones para contratar a una mujer

1. Establecen relaciones empáticas y afectivas

Las mujeres dentro de la empresa establecen la capacidad de relacionarse con sus jefes y colaboradores valorando de forma integral el trabajo y resultados, son más orientadas a la persona y a sus necesidades por lo que contribuyen a mejorar el clima laboral, productividad, motivación, disminuye ausentismo y rotación, incrementando utilidades para la empresa.

2. Comunicación ilimitada

Las mujeres poseen a menudo la capacidad de resolver los conflictos hablando, algo fundamental en una organización como modelo de comunicación veraz.

3. Cohesión 

Tienen la habilidad para reunir a personas y aglutinar opiniones y propuestas. Es esta una competencia que favorece la creación de equipos al mismo tiempo que fomenta la participación, ya que las personas se sienten involucradas en los proyectos.

 

La empresa: principal gestor 

del empoderamiento de las mujeres

Cómo puede la empresa aprovechar los modelos de equidad de género en favor de su crecimiento:

  •  Fomentar en las compañías la integración de políticas definidas para el desarrollo.
  •  Impulsar incentivos organizacionales como HO y workflex.
  •  Planes de retención de personal.
  •  Enfoque a resultados y objetivos.
  •  Empoderar a las mujeres.
  •  Motivación para crecimiento dentro de la organización.

 

La consideración y puesta en práctica de estos modelos generará buenos resultados para el crecimiento de la misma.

*Especialista en temas de negocios, administración y recursos humanos. Nombrada por la revista Expansión como una de las mujeres más poderosas del país.

 

 

Dejar un comentario