Más allá del miedo

por ahernandez@latitud21.com.mx

En línea directa
Arturo Medina Galindo

Periodista, Director NITU.mx • arturo@nitu.mx

Twitter @Arturo_Medina_G

La actual crisis sanitaria ha provocado un boquete financiero tremendo en las arcas públicas y en las grandes empresas también, sobre todo en las que se dedican al turismo en todo el mundo; sin embargo, más allá del miedo, los gobiernos estatales y municipales junto a la oferta hotelera y de presentación de servicios están avanzando con pasos lentos pero firmes.

Todos, empresas y trabajadores sin duda están conscientes del riesgo que corren al tener contacto cada día con diferentes personas, de quienes no se sabe si son portadores del virus o no, que vienen en muchos casos no sólo de otros estados del país sino de Estados Unidos, que ha sido el epicentro de la pandemia por cinco meses seguidos.

La conciencia ha ido por encima del miedo; hay que generar ingresos, hay que cuidar la “chamba”, hay que generar riqueza, hay que llevar el sustento. Estas premisas están más allá del miedo, algunos incluso siendo víctimas y cayendo en manos del invisible enemigo, el Covid-19.

Por delante viene lo más difícil, porque no basta estar disponibles, no basta estar abiertos, no basta que haya vuelos disponibles; ahora debemos esperar que la gente, más allá del miedo, esté dispuesta a tomar un avión y a hospedarse en un hotel, a salir a un restaurante y a pasear en algún parque.

Sin duda la cuesta arriba se ve muy empinada, con obstáculos y “enemigos” peleando por el mismo objetivo. Desgraciadamente quienes deberían encabezar los esfuerzos a nivel nacional para mantener a flote a la industria que representó en 2019 casi el 9% del PIB nacional, parecen los peores enemigos.

A la vieja historia de no hay recursos, (todo se va al Tren Maya) desaparece el CPTM y no hay apoyos para sortear la pandemia, debemos sumar la pulverización del único ente de promoción que había sobrevivido; la historia de VisitMexico, el portal de promoción de México desde inicios del siglo, y posicionado en el mundo como uno de los mejores en su rama, fue literalmente desaparecida. 

La decisión del secretario Torruco de concesionar la administración de la página y desentenderse de ella, terminó por dejarla “fuera del aire”: de tener cerca de un millón de visitas a la semana terminó en cero. Sí, porque la página desapareció, debieron usar por casi tres semanas el dominio .mx para recuperar el dominio que de por sí ya era exitoso.

La presentación de una nueva propuesta estuvo llena de traspiés, y deslucida, no hay claridad en cómo se consiguieron a los nuevos socios comerciales TripTuner y Discovery, sin embargo, por su prestigio, esperamos que al menos puedan consolidar un producto lo suficientemente efectivo para darle un respiro a la de por sí asfixiada industria.

El camino a la recuperación del turismo no sólo está más allá del miedo, está más allá del deseo, de los propósitos y de trabajo duro, y sin embargo habrá que transitar. 

Dejar un comentario