Planifica tu año financiero

No te confíes, el hecho de que haya iniciado el año no significa que debas olvidar tus finanzas personales. Por el contrario, es el momento idóneo para planear qué harás con tu dinero durante el resto del año.

¿Dónde quieres estar en diciembre de 2019? ¿Endeudado o cumpliendo tus objetivos? Estar de un lado o del otro dependerá de la capacidad que tengas para organizar tus finanzas personales a lo largo de los próximos 12 meses.

Es por esto que Principal te comparte algunos consejos para que disfrutes tu año sin contratiempos.

Elabora un presupuesto mensual

Es básico contar con un presupuesto mensual para controlar tus finanzas. Debes incluir todos tus ingresos y restarles todos tus gastos. Tus gastos nunca deberán de ser superiores a tus ingresos, e idealmente debes tener también espacio para destinar al menos 20% de tus ingresos al ahorro. Si tu presupuesto es equilibrado, trata de mantenerlo así los 12 meses; pero si tus gastos son mayores que tus ingresos, ahora es cuando puedes ajustarte y bajarle a los consumos que no son indispensables.

¿Qué gastos grandes tendrás este año?

Más allá de los gatos fijos de todos los meses, es probable que en 2019 se presenten otros adicionales, como asistir a un evento familiar fuera de la ciudad, renovar tu casa, comprar un coche nuevo o independizarte de tus papás. Enero es buen momento para ponerlos en tu calendario y empezar a ahorrar para ellos y así, llegando la fecha, no tendrás que endeudarte para ir a la boda de tu primo en la playa.

¿Esperas ingresos adicionales?

No solo se trata de planear tus gatos, también es importante que planees tus ingresos. Si sabes que durante el año se reparten las utilidades de la empresa donde trabajas, recuperarás dinero al hacer tu declaración anual o empezarás a rentar un cuarto de tu casa mediante una aplicación, también apúntalos para que desde ahora planees qué harás con este ingreso extra. En vez de gastarlo, te sugerimos invertirlo en un instrumento financiero o aportarlo como ahorro voluntario en tu Afore.

¿Y qué hacer con las emergencias?

Hasta la mejor planeación puede ser arruinada por una emergencia médica o del hogar que requiera desembolsar dinero no planeado y que quizá iba a ser destinado al ahorro. Las emergencias no se pueden evitar, pero sí puedes prepararte para afrontarlas haciendo un fondo de emergencias al que puedas recurrir en estos casos. Si reservas alrededor de tres meses de tu sueldo y lo tienes disponible, será menos probable que tu planeación anual se vea comprometida en una situación excepcional.

El año puede ser benévolo o duro de acuerdo con tus acciones. Disfrutar de un año sin sobresaltos financieros depende solamente de ti. Aumenta las posibilidades de que 2019 sea un buen año para tus finanzas: comienza hoy mismo con tu estrategia y planeación de todo el año.