Propone PND reducir la carga fiscal de Pemex y CFE

El Plan Nacional de Desarrollo (PND) contempla mayores facilidades fiscales para remediar el “daño gravísimo” que según la administración supuso la reforma energética.

La reforma energética impulsada por la administración pasada causó un “daño gravísimo” a Pemex y a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), por lo que se implementarán políticas públicas dirigidas a fortalecerlas, como una menor carga fiscal, señala el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024.

“La reforma energética impuesta por el régimen anterior causó un daño gravísimo a Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad, empresas productivas del Estado que ya venían sufriendo el embate de los designios privatizadores”, dice el documento, que se presentó este martes ante la Cámara de Diputados, para su estudio y posterior aprobación.

El Plan señala que la producción de petróleo del país ha caído de forma sostenida, lo que llevó a que México pasara de ser un exportador a un importador de crudo y combustibles refinados.

“Sin embargo, la producción de las entidades privadas fue insignificante, a pesar de las ventajosísimas condiciones en las que recibió las concesiones correspondientes”, dice el documento.

El PND prevé la construcción de la nueva refinería de Dos Bocas y la rehabilitación de las seis que opera Pemex en la actualidad, así como la modernización de las hidroeléctricas.

“El Gobierno de México evaluará la carga fiscal de las empresas productivas del Estado con la finalidad de hacerlas más rentables y eficientes, sin que ello implique un deterioro para las finanzas públicas”, dice el documento.

El Plan también habla de inversiones para que Pemex pueda rehabilitar su producción de fertilizantes y petroquímicos.

“Para el sector energético es prioritario restablecer la industria petroquímica, así como el Sistema Nacional de Refinación. Con esto, México podrá producir bienes con mayor valor agregado, mitigar la dependencia nacional en la importación de petrolíferos y garantizar el abasto accesible a combustibles y energía de la población en general”, dice el PND.

El Gobierno se compromete a seguir con la meta para alcanzar una generación eléctrica del 35% a partir de energías limpias para el 2024.