Tetra Pak: Por un presente y futuro mejor

Alfredo Román Benítez, gerente de Sostenibilidad de Tetra Pak México, destaca el compromiso de la multinacional por fomentar la cultura del reciclaje y garantizar la distribución de alimentos en perfecto estado de conservación 

Conscientes de su responsabilidad social desde el procesamiento y envasado de alimentos y bebidas, Tetra Pak continúa fortaleciendo sus acciones en materia ambiental, con la iniciativa “Aliados en Reciclaje”.

A través de este esfuerzo, apoya a más de 18 empresas mexicanas por medio de asesoría y hasta maquinaria en comodato, a fin de transformar los envases posconsumo en papel reciclado, cartón, techos y pisos de polialuminio, así como material para construcción, postes, topes viales, estaciones de bicicletas, mesas, bancas y otras aplicaciones que siguen innovando. 

Como parte de estas alianzas, con la asociación Tulum Sostenible -que funciona desde hace 10 años-, busca fomentar la cultura del reciclaje, a través del programa “Puntos Limpios”, que pretende la separación de residuos para su aprovechamiento y evitar que contaminen el medio ambiente.

Como gerente de Sostenibilidad para Tetra Pak México, Alfredo Román Benítez es un vínculo con las industrias que forman parte de la iniciativa y que trabajan en conjunto para cumplir con el ciclo de vida de los envases Tetra Pak. 

Gracias a su experiencia de una década en la empresa, este ingeniero químico genera acciones estratégicas como la de Tulum, para incrementar la tasa de reciclaje.

¿Cuál es la expectativa con Puntos Limpios?

Queremos cerrar este año con 12 estaciones instaladas, en beneficio de alrededor de 14 mil 900 habitantes de la cabecera municipal; calculamos que se van a poder recuperar 279 toneladas anuales de materiales reciclables, incluyendo los envases de Tetra Pak. Buscamos promover el correcto manejo de los residuos desde los hogares y consolidar en la región un programa de recuperación, que pueda ser replicable en otras ciudades pequeñas, pero es muy importante la participación de los ciudadanos para que estos puntos puedan cumplir su función.

¿Por qué Tulum y cómo surge la iniciativa?

Tetra Pak tiene diversas acciones en varias zonas del país y Tulum Sostenible estaba buscando tener cooperación con el sector privado, se acercaron con nosotros para platicar lo que ya hacían, de forma improvisada, así que Tetra Pak les proporcionó estaciones multimaterial, elaboradas con nuestros envases reciclados; material de polietileno y aluminio conforman parte de la construcción de estos Puntos Limpios.

De hecho, ya instalaron algunos…

Así es, instalamos dos en diciembre pasado y en este año vamos por 10 más; la ubicación es en colonias que ya están participando en el programa, comprometidas con la separación de los residuos; así que buscamos llevarles un punto cercano para que los depositen. La respuesta ha sido muy buena; al grado que en el primer mes se logró acopiar más de una tonelada de residuos, de los cuales 122 kilos fueron de envases posconsumo de Tetra Pak; hubo también 487 kilos de cartón, 309 de PET, 90 de aluminio, 40 de metal y 73 de DHP. 

Cada estación puede contener hasta 200 kilos; y mediante un convenio, un acopiador los recoge y los lleva a Cancún, donde los compacta para enviarlos a reciclaje y puedan fabricar productos nuevos de uso diario.  

¿Dan alguna orientación a la comunidad previamente?

Sí, se les da una capacitación a través de la asociación Tulum Sostenible; son los que se encargan de ir casa por casa y comentar el objetivo, qué materiales pueden llevar y concientizarlos de la importancia de que los residuos se separen y no se destinen a un relleno sanitario. 

Está funcionando muy bien, porque la comunidad ya empezaba a separarlos; además, el hecho de que hay población flotante extranjera ayuda, porque muchas de estas personas ya traen el hábito de la separación. 

¿Qué paso sigue, llevarlo a otras ciudades?

Sí, ya hemos avanzado en pláticas con otros municipios del estado y de otras entidades, como Campeche; estamos enfocados en fomentar el cambio de hábito en el manejo de estos desechos, que se haga de una manera ordenada. Pero debemos tener en cuenta que el esfuerzo tiene que ser de las tres partes: sociedad, gobierno e industria; soluciones como la de Tulum son un buen ejemplo de este trabajo en conjunto para evitar que los materiales que pueden ser reaprovechados vayan a dar a un relleno sanitario o a un cuerpo de agua, sobre todo en poblaciones que están en costa. Es importante que se involucre la población que vive en la zona costera; es un tema de responsabilidad compartida.

¿Qué tanto pesa esta filosofía de responsabilidad ecológica en la compañía?

Ya es algo que ninguna compañía global como Tetra Pak puede no tener dentro de sus políticas; y particularmente en esta empresa, partiendo de que son envases para la distribución de alimentos, así que nuestro compromiso y filosofía global es que los alimentos sean disponibles y seguros en todas partes; que los alimentos lleguen a los hogares en condiciones higiénicas, de seguridad alimenticia, conservando los nutrientes, distribuidos de manera eficiente en envases con el menor impacto ambiental y a un precio accesible.

Recordemos que Tetra Pak llegó a México en 1962 a raíz del programa de desayunos escolares, para hacer llegar leche a comunidades apartadas; incluso en estos días todavía hoy es la forma para llevar los alimentos de forma segura a poblaciones de bajos recursos. El envase no es sólo cuestión de distribución, sino parte de un compromiso social para acercar a la gente estos alimentos de manera correcta.

¿Qué está desarrollando Tetra Pak para mejorar sus productos?

El compromiso de aquí a 2030 es que sean envases 100% con materia prima de fuentes renovables; por ahora es un 70-75%. Nos falta la parte del polietileno, que proviene del petróleo, sustituirlo por biopolímeros que provengan, por ejemplo, de la caña de azúcar; también la barrera de aluminio, sustituirla por otro material que garantice las mismas propiedades de seguridad alimentaria, porque el aluminio es el que no permite que entre oxígeno y los rayos UV, que podrían echar a perder los alimentos. En ese sentido hay una fuerte inversión y ya hay muchos avances que van a empezar a entrar en diversos mercados y México es uno de ellos.