Tradición en expansión

por Latitud21 Redacción

httpv://youtu.be/3BWVKJREUcI

Grupo Nader proyecta su expansión a otras entidades del territorio nacional a partir de 2017 

La cadena restaurantera Café Nader, que al mes atiende un promedio de 35 mil visitantes en las cuatro sucursales que opera en Cancún, trabaja en la consolidación de la firma con la proyección de dos nuevas sucursales en el destino y planes para iniciar en 2017 el proceso de expansión de la marca hacia otras partes del país.

A 25 años de su fundación y luego de superar diversas crisis económicas ocasionadas por toda clase de factores, desde huracanes hasta influenza, Grupo Nader sumará a su oferta actual la quinta sucursal, en una ubicación por definir, para acercar el servicio tanto a turistas como a clientes habituales. “Esta nueva unidad tendría capacidad para 80 comensales y servicio drive thru”.

Carlos Blanco, socio fundador, comentó que la expansión de la firma  podría empezar a partir del próximo año en Mérida, donde la marca ya es conocida por sus habitantes. “Es un destino que tiene una economía estable, por lo que consideramos que un restaurante de nuestra cadena sería muy bien aceptado”.

Mencionó que además de la Ciudad de México, ciudades como Querétaro, Oaxaca y Puebla son mercados interesantes por el crecimiento económico que reportan, tienen un clima frío que se presta para el consumo de café y pan dulce recién horneado. “Estamos en el proceso de realizar los estudios necesarios para determinar las ciudades en las que queremos establecer la marca”.

Asimismo, el empresario señaló que también tienen en puerta la elaboración de otro estudio para un nuevo proyecto de pequeños restaurantes tipo coffee shop con el servicio de drive thru, donde solo se venda café, pan dulce y algo de snacks.

Carlos Blanco explicó que Café Nader inició como negocio familiar con su primera sucursal en avenida Nader y los primeros 10 años fueron muy exitosos; sin embargo, con el deterioro del centro de Cancún, propiciado por la incursión del sistema Todo Incluido que restringió la derrama económica, comenzaron a decaer, al igual que todos los negocios de la zona, que los llevó a tomar la decisión de asociarse con un grupo de empresarios de la Ciudad de México.

“Con ellos abrimos la sucursal de la avenida Nichupté en 2007,  la de Bonampak en 2014, y recientemente la de Xpuhil. La intención del grupo es mantenerse como operador de la cadena y crecer con recursos propios sin franquiciar por el momento”. (Marlene Hernández).

 

Dejar un comentario