A paso lento

Ante el recorte hecho por Banxico en la previsión de crecimiento económico para 2020, el panorama se presenta difícil para el país

Inicia un nuevo año, un nuevo decenio, aunque hay quienes difieren y dicen que el tercer decenio de este siglo iniciará en 2021; en fin… como quiera que sea se trata de un nuevo ciclo, para el cual como suele ocurrir, desde hace algunos meses se hicieron los pronósticos económicos, por cierto no muy halagadores en materia de crecimiento para nuestro país, luego de que especialistas del Banco de México (Banxico) redujeran la expectativa de entre 1.5% a 2.5% a un rango del 0.8% a 1.8% para el Producto Interno Bruto (PIB).

Esto indudablemente es una mala noticia, ya que como consecuencia de lo anterior, Banxico señaló que se registra un alto grado de incertidumbre alrededor de las expectativas de crecimiento, debido a que la economía local continuará enfrentando un entorno complejo.

Asimismo, en lo que se refiere a la inflación, se prevé que durante el presente año ronde en 3.45%, contra 3.43% pronosticado anteriormente.

Aunque afortunadamente no todo son malas noticias, ya que tras meses de intensas negociaciones finalmente en diciembre pasado los negociadores de los gobiernos de México, Estados Unidos y Canadá firmaron el protocolo modificatorio del T-MEC, lo que da un poco de certidumbre al panorama económico durante este año.

Otro rubro que preocupa es el relacionado con la generación de empleos, ya que al desarrollarse menos proyectos o ante una caída de la inversión extranjera en México habrá menos oportunidades para los miles de jóvenes que día a día salen buscando integrarse al mercado laboral.

En cuanto a Quintana Roo, el panorama igualmente se presenta difícil, aunque dada su vocación eminentemente turística, a decir de los expertos, sorteará con menor dificultad los vaivenes económicos que se presenten durante este naciente 2020.

Sin embargo, consideran que tras la decisión del gobierno federal de cortar los recursos para la promoción turística, enfrentará algunas dificultades para mantener sus destinos en los primeros lugares del ranking turístico a nivel mundial. 

Si bien el panorama no se ve fácil, economistas insisten en que se necesita del trabajo y empeño de todos los mexicanos para sacar al país adelante y sortear mejor las dificultades en materia de economía.

 El Banco de México está revisando con información que tenemos hasta ahora; hacer una expectativa es muy pronto a estas alturas del año, si esto hubiera sido, por ejemplo, el año pasado para el próximo, entonces podemos hablar de un efecto, pero como es del año corriente veo más bien como una estimación de lo que va a ser el año, que es casi cero; lo interesante es que siguen esperando, como todos, un bajo crecimiento también este año, pero con una ligera recuperación; ahí si el Banco Central está casi en línea con el mercado, no creo que afecte a cualquier expectativa.

“Se trata de pronósticos del Banco de México que cuando no están en línea con el mercado sí pueden hacer más ruido, pero por lo pronto el mercado y el banco están casi parejos”.

ECONOMÍA EN DESACELERACIÓN

“En lo que hemos estado bien es que precisamente los riesgos que se veían en México, sobre todo en la parte fiscal, están más contenidos y hemos visto que hay más interés en el país. En cuanto a los activos de las empresas, ahí sí es otra historia porque la economía se ha estado desacelerando, podríamos decir que hay un poco más de cautela, pero creo que en la medida que se compruebe que la economía se va a recuperar vamos a ver más apetito también en los activos que son de las empresas.

“Dado que el Banco de México no tiene prisa en estar recortando las tasas, las tasas reales en México están un poco más elevadas con relación a otros países, entonces el tipo de cambio peso-dólar va a ser un reflejo de eso y vemos al peso bastante estable; probablemente esté operando en un rango de 19.70 a lo más y un piso incluso de 19, porque tenemos buenas noticias con el  Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T- MEC), ahí puede haber una reducción de riesgos importante sobre la moneda.

“Sobre las inversiones extranjeras, es probable que tengan un repunte porque vemos un crecimiento bastante inercial a nivel global, quizá hubo temores en México por el nuevo gobierno, quizá al ver que no hay mayores cambios tengamos también un repunte en el turismo; no vería un riesgo muy importante en ese sector”.

INSEGURIDAD E INVERSIONES

“El tema de inseguridad ha estado latente desde 2009 o 2010, cuando empezó a ser un poquito más evidente que en México la guerra contra el narco escaló, entonces no tenemos el comparativo de si la guerra hubiera empezado ahorita y no antes, me cuesta trabajo decir si habrá un efecto por esto porque es un tema ya viejo; ahora, que se intensifique y afecte actividades que antes no había afectado eso sí puede ser, cosa que todavía no hemos visto; no hemos tenido reportes de maquiladoras, ni de automotrices ni otras industrias que hayan sido afectadas por esto. 

“En algunas ciudades sí ha habido más violencia, pero quizá se ha compensado por en donde bajó, yo diría entonces que todavía ha sido neutral con base en lo que hemos visto en los últimos diez años. Nuevamente no sabremos qué es lo que habría pasado si la guerra no hubiera existido hace diez años y empezara ahorita.

“Creo que la industria está a salvo de este fenómeno; lo que hemos visto es que cuando la violencia se intensifica y el narco pelea plazas importantes, como son Monterrey o Tampico, Guadalajara e incluso la Ciudad de México, pueda tener un impacto en la actividad del día a día de las personas y esto pegue en las ventas al menudeo, en el sector de los servicios, que la gente se guarde más temprano, que se empiecen a mover a otras ciudades, etcétera; yo creo que el sector servicios y de venta al menudeo serían los más afectados, sobre todo también que en estas ciudades en donde el narcotráfico hace más viral su presencia, hace cobro de piso, provoca que muchas empresas cierren y se vayan; me refiero a los servicios micro”.

 El recorte en el crecimiento económico de entrada lo que más afecta es la generación de nuevos empleos, porque la certeza que se tiene para poder generar una planeación de desarrollo, de crecimiento de empresas, de proyectos, se toma más el tiempo en tomar decisiones para lanzar nuevos proyectos”. 

MERCADO LABORAL

“Al final nuevos proyectos significa crecimiento que va a la par con la disponibilidad de mano de obra; hay que recordar que en nuestro país cada año un millón de personas se suman al mercado laboral, en ese sentido es importante ese tipo de crecimiento, de ir creando las oportunidades que las nuevas generaciones requieren; al no poder contar con una certeza en ese sentido se impide tener un crecimiento que vaya acorde a la generación de nuevos empleos para estas personas.

“Al final todas las políticas lo que hacen es sumar o frenar; los gobiernos deben dar las condiciones para generar la certidumbre de que en el país se pueden generar negocios, que hay certeza jurídica, que se puede trabajar con base en una planeación y una sostenibilidad en el tiempo; cuando hay este tipo de cambios como el de ahora, no quiere decir que no se pueda hacer, pero requiere más tiempo; cuando hay un cambio de políticas, de paradigmas, cuando no se ve un aterrizaje pronto o claro de proyectos, por ejemplo, hablando de un tema muy específico, el fortalecimiento de infraestructura para nuestro país, para nuestros estados, también es importante porque esto ayuda a la generación de empleo y de certeza para el desarrollo del país”.

AFECTACIÓN POR RECORTES

“En cuanto a sectores más afectados por la desaceleración económica se habla de muchos, pero uno que se está viendo muy perjudicado en general son los desarrollos de vivienda económica, un sector muy golpeado con recortes presupuestales, con recortes de subsidios que había para la vivienda más económica, vemos una parálisis en ese sector, incluso ha disminuido hasta en 30% la comercialización de ese tipo de vivienda, estamos hablando de la vivienda formal, de primer escalón por así decir; eso tiene consecuencias en el sentido de que las personas que tienen acceso a este rubro no son beneficiadas por este tipo de apoyos que había.

“De alguna manera también se ha visto afectado en lo general todo el país, no solo por el tema económico sino también por la inseguridad que se registra, y en ese sentido también es importante que se disminuyan estos índices de violencia y de delincuencia que se han presentado en los últimos años.

“La inseguridad afecta mucho; sin entrar en mucha polémica, la realidad no es únicamente que se trate de retomar estrategias sino de caminar como sociedad y gobierno trabajando en lo que sí está funcionando, lo que se puede implementar hacia adelante y evitar que ocurran más tragedias que empañan el trabajo de lo que muchos realizamos y queremos realizar. Queremos paz, que las familias mexicanas puedan salir a la calle sin miedo y en condiciones de paz.

“Por otro lado en el tema de seguridad, específicamente en lo de la Guardia Nacional, es algo que si bien es cierto no hay una solución inmediata, ya tendríamos que empezar a ver los primeros resultados de esta estrategia, porque fue planeada para un tiempo y ese tiempo ya está llegando, eso era la capacitación de los primeros cuerpos de esta Guardia Nacional. Ya tenemos que empezar a ver el despegue de esa fuerza”.

RELACIÓN PESO-DÓLAR

“Para este año se prevé que el tipo de cambio registre grandes presiones para el peso, si bien el peso ha estado fortalecido por las condiciones macroeconómicas. 

“Aunque la situación macroeconómica de nuestro país y los pronósticos que se han vertido dicen que habrá algunas presiones sobre nuestro tipo de cambio, por otro lado tiene que ir de la mano el tema de la recaudación fiscal, no ha habido una modificación que pudiera elevar la recaudación en ese sentido y tenemos un subejercicio de más de 151 mil millones de pesos y se ha echado mano de reservas de años anteriores. En ese sentido el panorama no pinta del todo fuerte; sin embargo, el empresariado quintanarroense siempre ha estado listo para enfrentar las situaciones de dificultad; cada una de ellas son oportunidades para demostrar que se pueda salir adelante con creatividad, con esperanza y siempre cuidando las fuentes de empleo de nuestros colaboradores”.

PANORAMA COMPLICADO

“El panorama para Quintana Roo es también complicado por las mismas situaciones, pero fortalecido en el caso del turismo; creo que las estrategias que se han venido planteando desde la iniciativa privada al fortalecimiento desde lo local, el conjunto de iniciativas que se han vertido de nuevo a través de la iniciativa privada en conjunto con gobiernos locales y el estatal, dan un nuevo brío, que no es suficiente porque se requeriría de mucha mayor participación pero que por lo menos se están intentando algunas cosas y se logran en la medida de lo posible.

“Hoy más que nunca se requiere de la creatividad y quizá del planteamiento de nuevas opciones para ir generando una diversificación económica para nuestro estado que sin lugar a dudas también se requiere de apoyo por parte de la iniciativa privada para fortalecer esta misma infraestructura, así como  buscar oportunidades y negocios donde hoy no necesariamente existen o tengan las condiciones”.

Durante 2019 disminuyó el empleo formal, la expectativa para 2020 -según el Banco de México- sería igual: mínimo o nulo crecimiento, si no es que hasta decrecimiento en materia de contratación. Obviamente eso significa familias con menos ingresos o familias donde trabajan dos o tres miembros, solo trabajarán uno o dos, o muchachos que se iban a incorporar a la fuerza laboral estarán sin muchas oportunidades de empleo; menos derrama económica para las familias, menos capacidad de consumo, y entramos como en un círculo vicioso de que no hay dinero para gastar, no compro y las empresas no producen, por lo que no dan empleo”.

MENOS EMPLEOS

“Si hablamos de rubros más afectados por esta situación, en el sector público está pasando, lo vemos al solicitar un servicio a nivel municipal, estatal o federal que hay menos trabajadores y comentan en las dependencias que para las vacantes que se generan ya no recontratan; que los recursos que había para contratar gente de forma temporal ya no están disponibles, entonces se refleja en menor calidad y cantidad de servicios, tanto en el sector gobierno como seguramente puede pasar con la iniciativa privada.

“Afortunadamente en el tema de la inversión extranjera no se han presentado cambios grandes, ya que esta no se ha cancelado; de hecho hubo una buena cantidad, pero hay mucha gente, escucho de inversionistas, que dicen por ejemplo que aquí en la zona no se han desarrollado productos inmobiliarios porque los inversionistas que traían el capital del extranjero no están convencidos de la certeza en las decisiones gubernamentales.

“Además, se dice también que falta inversión en infraestructura, el gobierno no está gastando en ese rubro, a pesar de que tiene recursos disponibles no los está ejerciendo, y pues menos infraestructura dificulta más el establecimiento de nuevas empresas y es en consecuencia que muchos inversionistas extranjeros sienten duda de venir a colocar sus capitales por acá, por considerarlo arriesgado”.

FLUCTUACIONES CAMBIARIAS

“El tipo de cambio lo veo entre 19.70 y 21 pesos por dólar para este año. Aquí tenemos dos problemas: uno, que la cantidad de petróleo que exportamos sigue disminuyendo; durante muchos años el petróleo era nuestra principal exportación, era la principal fuente de ingreso de dólares al país, eso en mucho mantenía estable el peso. En la medida en que sigan cayendo las exportaciones de petróleo hay menos entradas de dólares y obviamente tenemos un peso menos respaldado. Y dos, las tasas de interés del Banco de México, siguiendo la línea que tiene la sede en Estados Unidos,  están disminuyendo y lo más lógico es que para este año disminuyan también, esto a nivel global signific  a que el pago que se hace a capitales que vienen a invertir a México va a ser menor.

“Normalmente si se invierte en papel gubernamental hay la certeza de que van a pagar, pero la diferencia es cuánto van a pagar de rendimiento y en la medida que bajen las tasas baja también el rendimiento que va a pagar, esto puede dar lugar a que inversionistas que están ahora en México se vayan a otros países o inversionistas que podrían venir a poner sus dólares aquí ya no los traigan porque ya no es tan atractivo invertir en México porque siguen bajando las tasas, eso le puede afectar al peso. 

Adicionalmente otras dos posibles fuentes de inversión del exterior, como son las exportaciones automotrices que eran la nueva maravilla mexicana, están restringidas e inclusive decayeron el año pasado alrededor de 16%, que es bastante, lo que significa menor entrada de dólares y por ende menor respaldo a nuestra moneda.

“Y por otra parte, el turismo que es otro de los factores importantes para el ingreso de dólares, euros y otras divisas no está siendo promovido por el gobierno federal, me parece que debería de ser más activo en cuanto a la colaboración para la promoción, porque ese dinero que viene del turismo es el tipo de inversiones que más rápido da dividendos para todos, empezando por el gobierno que recibe impuestos, la iniciativa privada que obtiene ganancias y la población que tiene empleo, en muchos de los casos bien pagado, porque es un sector especializado en el que el turista requiere buen servicio y al dárselo pueden tener buenos ingresos; esa falta de ingresos o falta de crecimiento en los ingresos por turismo también pueden afectar a la relación peso-dólar”.

ESTADO FUERTE

“Quintana Roo es ya tan importante y tan fuerte que con osin gobierno federal puede seguir adelante, pero me parece que ayudaría que el gobierno federal siga participando en el gasto de promoción, porque no es como dice el presidente que es negocio de los particulares y que ellos inviertan, es también una fuente de ingresos para el gobierno federal y por lo mismo deberían seguirle metiendo para que genere más.

“Quintana Roo va a seguir funcionando, recordemos que si hay devaluación los sectores turísticos se ven beneficiados, pero no se trata de apostarle a que se devalúe más el peso para que vengan los turistas, la calidad de las empresas turísticas en el estado están a nivel mundial y eso va a permitir que sigamos creciendo; hubo tal vez un poquito de dudas al inicio del año pasado, al entrar el nuevo gobierno y con la política de no apoyo a la población, pero me parece que eso se va a superar porque es una iniciativa privada muy fuerte la que está en el sector turismo y no creo que vayan a dejar caer su inversión, encontrarán maneras creativas de superar la disminución de gasto por parte del gobierno federal para la promoción.

“En relación a la inseguridad, esta afecta la llegada de inversiones, me parece que es uno de los retos del gobierno en sus tres niveles, se está poniendo de feo a peor y me parece que si bien no ha afectado tanto, esto aumentará; tienen que tomarse acciones inmediatas, no puede seguir avanzando.

“Los mexicanos podemos hacer -todos desde nuestra trinchera-, una pequeña parte para procurar el mejor funcionamiento económico de nuestro país. ¿Cómo? Comprando cosas de producción nacional, comprando lo local, hay que comprarle a la gente que está a nuestro alrededor; frutas y verduras hay que comprarlas, no hay que regatearle a la gente que trae sus productos del campo, y hay que fomentar que los traigan, porque dan mejor precio y es dinero que se queda en la zona, que genera más empleo y nos permite colaborar con el municipio, el estado y la federación para hacer un estado más fuerte”. 

Leave a comment