Al rescate del turismo

Cámaras empresariales y organismos gubernamentales hacen alianza en diversas estrategias para ayudar a la recuperación del turismo, uno de los sectores más golpeados por el impacto de la pandemia

Si hay un sector que fue de los primeros en sufrir el embate de la crisis acarreada por la emergencia sanitaria mundial como consecuencia del coronavirus Covid-19 es la industria sin chimeneas. Todos los servicios turísticos y la cadena de valor que genera se desplomaron por las medidas de restricción dictadas por autoridades sanitarias. Por eso, es de vital importancia diseñar estrategias que ayuden a la reactivación de este sector, pues millones de empleos están en riesgo.

Ciertamente hablamos en primera instancia de miles de hoteles cerrados temporalmente, pero detrás de ellos vinieron restaurantes, tiendas y una cadena inmensa de proveedores y servicios relacionados al consumo de los turistas.

La crisis está pegando a todos, desde grandes consorcios hasta medianas, pequeñas y microempresas.

Estas últimas, por supuesto, son las más golpeadas; incluso muchas de ellas desaparecerán, pues no podrán soportar los estragos económicos de la pandemia.

Tan solo en México, el Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET) advirtió hace unas semanas que estaban en riesgo de quebrar medio millón de pequeños negocios. Quintana Roo, por supuesto, está en el top de los
más castigados, según datos confirmados por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social. Recordemos que la industria turística mexicana es el primer empleador de jóvenes y el segundo de mujeres.

Aporta el 9% del Producto Interno Bruto (PIB) nacional.

Y, si se contempla toda la cadena de valor, suman casi doce millones los empleos que dependen de esta actividad. Esto es un reflejo de las pérdidas a nivel internacional, pues el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC, por sus siglas en inglés), advierte de la pérdida de cien millones de empleos a nivel global.

Afortunadamente no es la primera dificultad que enfrenta el sector; la experiencia adquirida tras enfrentar crisis económicas mundiales e incluso otras sanitarias como la de 2009 por la influenza, permite anticipar escenarios y reaccionar diseñando estrategias para una rápida recuperación.

Los esfuerzos coordinados entre todas las organizaciones a nivel nacional y sus delegaciones estatales harán que “el día después” de esta pandemia sea menos doloroso y mucho más productivo, en beneficio de la economía de millones de familias.

SOLUCIONES CONCRETAS

“Estaremos trabajando en soluciones concretas para mitigar los estragos que esta crisis sin precedente causará al país. Pero unidos saldremos adelante. Y cuenten con la Sectur para desarrollar los programas necesarios que permitan reponernos en el menor tiempo posible de esta situación”.

ESTRATEGIA INTEGRAL

“Para apoyar a la reactivación del turismo en México diseñamos una estrategia en la que invertiremos 385 millones de pesos.

“El diseño de la campaña se hizo entre VisitMexico, el Comité de Crisis del Consejo de la Diplomacia Turística, la Unión de Secretarios de Turismo de México (Asetur), Concanaco-Servytur y el CNET.

“Esta estrategia digital está dirigida tanto al mercado nacional como internacional para contrarrestar la actual crisis. La campaña internacional está compuesta por tres fases de comunicación: Inmediata, Intermedia y de Recuperación.

“A nivel nacional será mediante la orientación de nuevas
experiencias de todos nuestros destinos, para lo que se invertirán trescientos millones de pesos de la mano del Consejo de la Comunicación, a fin de lograr que los mensajes de los destinos permeen en cada hogar mexicano.

Es una estrategia integral que considera a todos los segmentos turísticos de México, así como a todas sus regiones, brindando oportunidades a los 32 estados”.

TECNOLOGÍA, CLAVE PARA RECUPERACIÓN

“Esta situación extraordinaria nos afecta a todos y cambiará radicalmente las operaciones y perspectivas del sector turístico, ya que esta crisis remodelará la forma de viajar y transformará toda la industria de la hospitalidad. “Así es como el mundo se está enfrentando a uno de los desafíos más grandes de los últimos tiempos, debido a que esta pandemia está llevando al mundo a una crisis humanitaria y financiera para la que nadie está preparado.

“Por ello, es vital organizarse para el ‘día después’ y pensar en las plataformas digitales para generar campañas innovadoras que estimulen la demanda, pero también para adaptar nuestro producto a un nuevo entorno.

“Es claro que este nuevo entorno requiere nuevas herramientas; recordemos que hoy el 58% de las compras son vía redes sociales y sin duda ahora todo esto aumentará. Debemos estar preparados, tener conciencia que las plataformas digitales serán la herramienta clave del marketing turístico”.

MODERNIZACIÓN, LA CLAVE

Nos preparamos con modernización y digitalización de nuestros afiliados, la creación de nuevos productos turísticos y la búsqueda de créditos con tasas preferenciales. Además, nos sumamos a la campaña nacional emprendida por la Sectur, respaldada por la CNET y Visit México”.

MUCHAS RESERVACIONES A SALVO

“En un principio nos dedicamos a respaldar a nuestros clientes para que volvieran a sus lugares de origen y luego a hacerles conciencia de no cancelar, sino posponer sus viajes. A los que ya tenían contratado les dimos un vale electrónico, pues hicimos acuerdos con touroperadores, aerolíneas y hoteles para permitir hacer cambios de fechas. Así, logramos posponer para agosto prácticamente 85-90% lo que estaba contratado de marzo a mayo.

“También haremos una campaña nacional para consolidar
a la familia AMAV y frenar a las agencias de viajes ‘patito’, que han empezado a vender paquetes de viajes a precios irrisorios; por ejemplo, hoteles de Gran Turismo a costos ilógicos de tres estrellas.

Están saliendo muchas páginas en redes sociales y mailing directo mandando ofertas ilógicas, son seudoempresas que nadie conoce; yo los llamo defraudadores turísticos”.

TIEMPO PRODUCTIVO

“Queremos salir fortalecidos de esta crisis, por eso estamos aprovechando este lapso para trabajar fuerte, con reuniones de planeación y capacitación, pero sobre todo con la digitalización de las agencias de viajes, a fin de incentivar la compra de paquetes a través de las empresas afiliadas a nivel nacional que cumplan con los requisitos de ley para operar.

Hay muchas que se resistían a la modernización porque ya tienen sus clientes fijos, de muchos años, que los buscan de la manera tradicional.

Sin embargo, esta es una muy buena oportunidad para entrarle a lo digital y salir en busca de nuevos clientes.

“A través de Visit México les daremos herramientas con precio preferencial, formato establecido y un carrito de compra para que todas las agencias de la AMAV sean digitales.

“Es importante crear nuevos productos turísticos para ofrecer y retomar algunos que ya teníamos, como

  • ‘La vuelta por México en ocho días’
  • catas de vino
  • ‘Los grandes moles de México’
  • ‘Pajareando en Quintana Roo’, entre otras”.

CUIDAR LA INDUSTRIA

“Debemos tener mucho cuidado con la información difundida, porque en estos tiempos de pandemia pueden dañar más las fake news. Afortunadamente, a diferencia de 2009, cuando yo vi más esfuerzos independientes, aislados, ahora esta emergencia nos ha unido como sector. Veo mucha colaboración y trabajo unido entre cámaras empresariales, CNET, AMAV, arrendadores, guías de turistas, la Sectur, en fin, este fenómeno de unidad es muy bueno y permitirá que la reactivación económica sea más rápida”.

UN ANTES Y UN DESPUÉS

“Tras esta pandemia veremos muchos cambios en la forma de hacer turismo; por ejemplo, el turismo extranjero es el que más va a tardar en venir; el turismo de convenciones, por el temor de las aglomeraciones, será otro de los afectados.

“Nosotros exportamos mucho turista a Europa y Estados Unidos, entonces vamos a fortalecer el turismo local usando los pueblos mágicos, luego el regional y el nacional.

Todos los segmentos saldremos perjudicados y va a depender con cuánta inteligencia reacciones que salgamos adelante.

“Tenemos que actuar rápido con estrategias virtuales ‘para enamorar’ a los visitantes y que luego vengan; será un método de teoría y práctica, de acuerdo a los nuevos tiempos.

“También es importante dar confianza para que nos visiten, por ejemplo con mayores sistemas de limpieza en hoteles, transporte, guías, etcétera.

Si adoptamos nueva cultura de higiene, mayor conciencia de cuidarnos entre todos, habrá una mejor recuperación del mercado. Aquí en México no se hace, y eso tiene que cambiar.

RESISTIR CON LA PLANTILLA

“Con la experiencia de la influenza H1N1 tratamos de orientar a los afiliados. En mi caso, por ejemplo, en la empresa que manejo (dedicada a traer turismo japonés), en 2009 optamos por liquidar más de 50% de empleados por seis meses, cuando regresamos vimos que fue de los errores más grandes, porque volver a contratar gente, capacitarla, eso me costó más del triple, mis empleados se fueron a otros lados, con la competencia o a otras fuentes de trabajo.

“En ese entonces nos costó casi un año volver a salir fortalecidos al mercado, entonces eso que vivimos lo transmitimos; esta vez convencí a muchos de que hiciéramos convenios para seguir con el personal.

En mi caso mi propuesta fue pagar abril y mayo completo, junio y julio a 50% para ver si en agosto ya estamos trabajando más o menos normal”.

OPTIMISMO

Es probable que del cero de ocupación en el que hoy se encuentra prácticamente todo el estado se logre paulatinamente llegar a 80% entre octubre y noviembre de este año, pues se lanzarán promociones y habrá una oferta muy grande de opciones para incentivar la recuperación del sector”.

APUESTA POR MERCADO NACIONAL Y EU

“El Caribe mexicano apostará por el mercado nacional y la recuperación del estadounidense, una vez que pase la contingencia sanitaria. Las campañas en el estado tendrán como objetivo la normalización en el flujo de estos mercados, que son los que mayor número de visitantes emiten hacia la entidad. “Además, está garantizado que a partir de octubre se reanuden eventos pospuestos por el Covid-19, como congresos y eventos deportivos de clase mundial. Incluso, para noviembre sigue en pie el Festival de Jazz de la Riviera Maya, que atrae más de 10 000 participantes.

“Será notorio que, a diferencia de otros años, cuando de septiembre a noviembre es temporada baja, habrá mucho movimiento, será una temporada atípica por la reprogramación de grandes eventos, convenciones y bodas. Confiamos que de una ocupación de cero en la que nos dejará esta pandemia, lleguemos a lo mejor a 80% en esas fechas. Pero claro, todo dependerá de los debidos protocolos y cómo avancen en las siguientes semanas las condiciones en otros mercados.

“Estamos conscientes que el retorno a los viajes será paulatino, acorde a las disposiciones de movilidad, es decir, la gente se irá moviendo a lo que le quede más cerca, así que por eso hay que hacer rutas de tal modo que en un mismo viaje se pueda ir a varios lugares”.

ACCIONES DE RECUPERACIÓN

“En Quintana Roo estamos lanzando una campaña que consistirá en tres ejes principales para buscar el despegue y recuperación del turismo. “Hablamos de una fase Inmediata, que iniciamos desde hace semanas con la campaña “El paraíso puede esperar”, a la par de reuniones online con los comités de la industria, como hoteleros, restauranteros, marketing y campos de golf, para conocer sus necesidades. “La siguiente etapa, Intermedia, estará dirigida a una mayor presencia en redes sociales con mención de los destinos, así como la constante comunicación a través de webinars, videoconferencias y seminarios para la industria turística.

“Y finalmente en la etapa tres, de Recuperación, haremos un análisis de la oferta y la demanda, así como la elaboración de campañas nacionales e internacionales para reposicionar el Caribe mexicano”.

PRINCIPALES MERCADOS

“Si tomamos en cuenta que nuestros principales mercados internacionales (estadounidense y europeo) siguen con fronteras cerradas, el mercado nacional será el primero y principal apoyo para esta campaña.

Aunque poco a poco buscaremos atraer de nuevo a los turistas de Estados Unidos, conforme se reanuden los vuelos”.

ESFUERZO MUNDIAL

Hemos alertado a los ministros de Turismo del G20 sobre el alcance de la crisis, y les asesoramos sobre cómo los gobiernos deben intervenir rápidamente para apoyar y proteger nuestro sector, a través de políticas de flexibilidad fiscal, créditos preferenciales y apoyos que garanticen la preservación de los empleos.

“El sector de viajes y turismo es la columna vertebral de la economía global, y sin ella las naciones tendrán dificultades para recuperarse de manera significativa y cientos de millones de personas sufrirán un enorme daño financiero y mental en los próximos años”.

PÉRDIDA DE EMPLEOS

“El fuerte impacto de la crisis del Covid-19 ha llevado a la pérdida de más de un millón de empleos cada día en el sector de viajes y turismo a nivel global. Se trata de un cambio asombroso y profundamente preocupante en
poco tiempo. Solo en el último mes, nuestra investigación muestra un aumento de 25 millones en la cantidad de empleos perdidos en el sector.

La pandemia está acabando con todo el ciclo del turismo.

“Por eso alertamos de esta crítica situación a los ministros de Turismo del G20, pues 75% de los empleos en riesgo están justamente en los países pertenecientes a este selecto grupo de naciones”.

Leave a comment