Buen provecho; mesa segura

Restaurantes del Caribe mexicano están listos para la “Nueva Normalidad”, con estrictos protocolos de sanidad para garantizar a los comensales un servicio seguro

La industria gastronómica será pieza clave en la reactivación de la economía en el sector turístico dentro de algunos días cuando los visitantes empiecen a llegar al destino; por eso, la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera (Canirac) ultima detalles para seguir estrictas medidas sanitarias para evitar contagios de Covid-19.

Avalado por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), el protocolo denominado “Mesa Segura” establece una serie de lineamientos que deben seguir los restaurantes para poder funcionar una vez que las autoridades den “luz verde”.

El líder de Canirac Cancún, Puerto Morelos e Isla Mujeres, Marcy Bezaleel Pacheco,  recordó que con más del 90 por ciento de centros gastronómicos cerrados durante la pandemia y una caída de ventas en el mismo porcentaje, los restaurantes ya necesitan un respiro y comenzar a trabajar.

“Creemos que iniciaremos con sólo 10% de apertura de los restaurantes a partir del 5 de junio, para después de forma paulatina cada negocio abra cortinas de nuevo, luego de la pausa de poco más de dos meses”.

Agregó que en estas medidas incluyeron recomendaciones tanto para los comensales como para los empleados en medidas de higiene, desde la atención así como la limpieza de los centros.

Aclaró que se irá actualizando conforme avancen las fases de recuperación y apertura y haya nuevos lineamientos por parte de las autoridades sanitarias. 

Las medidas se enfocan en higiene, sanitización, sana distancia, aforo reducido y áreas cerradas, como las infantiles.

A nivel país, el Directorio Estadístico Nacional de Unidades Económicas (Denue) contempla que los Servicios de alojamiento temporal y de preparación de alimentos y bebidas se encuentran clasificados dentro del Sector 72 que contempla 699,251 unidades económicas, de las cuales el 97%, es decir 678,273 pertenecen al subsector de servicios de preparación de alimentos y bebidas, los cuales se deben preparar para la reapertura económica.   

Medidas estrictas

  • Satinización exhaustiva del establecimiento una o dos veces al mes, con una empresa certificada por Cofepris.
  • Protocolos y bitácoras específicos de limpieza y desinfección diaria de áreas, superficies, objetos de contacto y de uso común, suelo, muros y ventanas. 
  • Limpiar filtros de los aires acondicionados dos veces por semana. 
  • Tapetes satinizantes en las entradas de los establecimientos. 
  • Dispensador de gel desinfectante 70° o superior en la entrada del negocio y en el acceso al proceso productivo, así como señalética de lavado de manos, jabón y toallas desechables en baños.
  • Termómetros infrarrojos para la determinación de la temperatura corporal. (Restringir acceso al personal con  temperatura corporal mayor a 37.5º centígrados). 
  • Contenedores específicos en diversos puntos para depositar cubrebocas usados o maltratados. 
  • Protocolo para el control de visitas, proveedores y contratistas. 
  • Señalizaciones o barreras físicas en los accesos para el cumplimiento de la sana distancia.
  • Disposición de mesas respetando la distancia mínima de 1.5 metros entre personas. 
  • Señalizaciones o marcas en el piso indicando los lugares de trabajo. 
  • Respetar al máximo el aforo previsto en cada establecimiento. 
  • Protocolos de acceso que incluyan la determinación de la temperatura corporal de los colaboradores al ingreso y egreso del establecimiento. 
  • Proporcionar a todo el personal cubrebocas y caretas no flamables, los cuales deberán usar durante toda la jornada. 
  • Reforzar las buenas prácticas de higiene que deben aplicarse en el proceso de alimentos y bebidas y sus materias primas. 
  • Limitar el número de personas en una misma mesa a un máximo de 10 personas. 
  • Montar y desinfectar la mesa antes y después de su uso. Retirar elementos que no sean necesarios, como servilleteros, acrílicos, decoraciones, entre otros. 
  • Implementar el uso de menús desechables, pizarras, pantallas o menús a través del código QR. 
  • Utilizar guantes exclusivamente para las labores de sanitizacion y/o limpieza. 
  •  Lavar y desinfectar toda la vajilla, cristalería y cubertería, incluida la que no se haya usado pero que haya podido ser manipulada por clientes.

Leave a comment