Educación, la clave

por Redacción

 

La educación es el pasaporte hacia el futuro, el mañana pertenece a aquellos que se preparan para él en el día de hoy”

 

El prefacio que abre el artículo de hoy, perteneciente al activista estadounidense  Malcolm X (1925-1965), parece coincidir con la visión –y misión- de Grupo Financiero Santander, institución bancaria que ha entretejido una gran alianza con el universo universitario tanto en México como en el mundo, colocándose como la principal institución que más inyección financiera aplica a la educación superior.

Su apuesta en ese sentido tiene una muy bien intencionada estrategia tendente a impulsar la productividad  económica a través de la formación de profesionistas, quienes serán los futuros responsables de que ésta alcance altos niveles para ser competitivos y conseguir una aspirada estabilidad.

De acuerdo con estudios arrojados por el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), la educación figura entre los 12 pilares del desarrollo económico y la competitividad.

Muchos países han seguido modelos de desarrollo sustentados en el instrumental de la política económica, y en ellos la política educativa ha fungido como uno de los pilares de sus estrategias. Sin embargo, pocas naciones han logrado vincular la educación con la economía y ésta con el progreso socioeconómico.

Japón es uno de ellos. Figura como la segunda economía del orbe, la tercera por su grado educativo (12 años de escolaridad y nulo analfabetismo) y ostenta el tercer ingreso per cápita del mundo (40 mil dólares por habitante en 1996), por encima de Alemania y Estados Unidos, y no todo es asunto del gobierno, sino también de la iniciativa privada.

O Corea del Sur, que en los últimos 15 años ha avanzado a pasos agigantados en desarrollo y competitividad a partir de su esfuerzo colosal en materia de educación. Corea del Sur ocupa el lugar 12 en la clasificación de Educación Superior contra el 71 de México… un espacio abismal.

Pero como también refería otro estadounidense, Thomas Jefferson,  “No se debe ser demasiado severos con los errores del pueblo, sino tratar de eliminarlos por la educación”, y como respuesta a ello, Grupo Financiero Santander ha sido incisivo en canalizar todos sus esfuerzos a la Educación Superior a través de becas de postgrados en el extranjero vía Santander Universia y la Fundación Mexicana para la Educación, la Tecnología y la Ciencia (Funed), con las que ha colocado en nuestro país  mil 500 mdp en la última década.

Esta “inversión a futuro” en la educación superior en concreto busca contribuir en el crecimiento y posterior desarrollo económico en nuestro país, junto con otra clase de suertes financieras en congruencia, como el crédito a pymes, donde Grupo Financiero Santander asigna anualmente 63 mil millones de pesos, proyectando duplicar para 2017 los créditos, después de todo el 98% de las empresas en el país forman parte de este sector, pilar también de la economía nacional, y donde participa una importante masa universitaria.

Afortunadamente, y para beneficio de Quintana Roo, Grupo Financiero Santander  no es excluyente. Inicia el año vinculando a Quintana Roo por medio de la Universidad del Caribe, un proyecto federal y estatal, que se ha consolidado como una opción educativa vinculada al sector productivo desde su origen, contando con convenios con más de 300 empresas tanto estatales como al interior del país, de diferentes rubros.

También por su fuerte puesta de financiamiento al sector turístico, pilar de nuestra economía, donde erogará millones de pesos en los próximos años para mantener su liderazgo, de acuerdo con su nuevo mandamás –desde el 1 de enero-, Marcos Martínez, catalogado entre los 300 líderes más influyentes del país.

La visión –y misión- de Grupo Financiero Santander, reconocido como el banco más Responsable Socialmente en México y el Mejor Banco de Inversión en el país por la International Finance Magazine, continuará sin embargo en el camino de la educación global, en México y en el mundo entero, porque también coincide con Jacques Delors:

“La educación es un factor indispensable para que la humanidad pueda conseguir los ideales de paz, libertad y justicia social”…


Dejar un comentario