En compás de espera

por Latitud21 Redacción

La problemática que rodea al desarrollo de Malecón Tajamar no interfiere con el proyecto del Eco Parque Cancún

El Eco Parque Cancún, que recientemente recibió la anuencia de 140 hectáreas más para su desarrollo, no se verá afectado por el conflicto ambiental que enfrenta el Malecón Tajamar, sino que a decir del presidente del fideicomiso del proyecto, Carlos Constandse Madrazo, representa un complemento para la zona en la que se proyectan varios desarrollos inmobiliarios.

Con el consentimiento de la Comisión Nacional de Áreas Natural Protegidas (Conanp), el terreno del Eco Parque Cancún abarcará en total 247 hectáreas que se desarrollarán por etapas, según se obtengan los recursos para su ejecución. El empresario sostuvo que en este mes presentarán al Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) el anteproyecto para su revisión y determine si es factible la propuesta.

“El proyecto, que se planea desde hace ya varios años, es un complemento del Malecón Tajamar y no se ve de ninguna manera afectado por los problemas ambientales que enfrenta el malecón. Ambas áreas están ligadas solo desde el punto de vista urbano”, destacó.

Cabe recordar que tras acusar a la empresa italiana BI&DI Real Estate de devastación de una amplia zona de manglar en predios del Malecón Tajamar, Fonatur demandó por incumplimiento al consorcio y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) clausuró de manera temporal la construcción del proyecto.

En septiembre pasado, el primer Tribunal Colegiado del Vigésimo Séptimo Circuito concedió a más de 100 niños de Cancún un amparo en contra de los trabajos y desmonte de manglar del Malecón Tajamar, por lo que el desarrollo del complejo está detenido.

El empresario dijo que Eco Parque Cancún no debe afectar a los cancunenses porque será un parque gratuito al que todos tendrán acceso. “Lo importante es que sea un lugar que cumpla con todas las especificaciones y para toda la vida. No deseamos un espacio que después deje de funcionar, preferimos darnos el tiempo necesario y garantizar su duración”.

Fonatur donó al ayuntamiento de Benito Juárez un predio colindante con Malecón Tajamar en 2007 para crear un parque ecológico urbano en una superficie de 107 hectáreas. El terreno tiene política de protección y una forma parecida a un triángulo que corre por detrás de Malecón Cancún hasta el Club Casablanca y tiene salida a la laguna Nichupté.

En 2009, el Cabildo aprobó la creación de un fideicomiso para que la asociación administre y aproveche el predio por un lapso de 25 años, renovable a otros 25. Esta propiedad seguirá en manos del ayuntamiento de Benito Juárez, y de incumplirse la finalidad de crear un parque el contrato será revertido. La idea es crear algo similar a los famosos pulmones verdes del Central Park en Nueva York (de 341 hectáreas), el parque más visitado en Estados Unidos, o el parque de El Retiro, en Madrid (118 hectáreas).

Constandse Madrazo destacó que sostuvieron una reunión con autoridades municipales, en la que presentaron el plan maestro del parque para obtener la aprobación del ayuntamiento y de Fonatur.

“Estamos en pláticas con la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para efecto de que en el momento que tengamos el plan maestro final se inicien los trámites de los estudios de impacto ambiental”, explicó.

El parque urbano, que podría convertirse en uno de los más grandes del mundo, contempla la construcción de una cancha acústica, ciclopista, estacionamiento, plaza cultural, museo de arte contemporáneo, teleférico y área náutica, además de los edificios de la Profepa, Semarnat y la Conanp. (Marlene Hernández)

 

Dejar un comentario