Impulsa la transformaci贸n digital en el espacio de trabajo

por Redacci贸n

El proceso evolutivo de la especie humana tanto en lo individual como en lo colectivo se acelera en funci贸n del uso de las tecnolog铆as que hemos creado, primordialmente las aprovechamos para mantenernos vivos en nuestro entorno y consecuentemente para facilitar nuestra estancia en el mismo.

Se dice que el principio de las relaciones humanas emergi贸 cuando las primeras formas de lenguaje entre dos individuos se manifestaron, cuando la comunicaci贸n tuvo lugar. Ese hist贸rico instante puso en marcha la tecnolog铆a que facilit贸 las relaciones entre personas.

Hoy en d铆a el salto evolutivo nos coloca en una din谩mica de relaci贸n digital que trae consigo un nuevo reto para la humanidad, que implica tambi茅n una adaptaci贸n compleja en el espacio de trabajo.

Es innegable que en estos primeros 20 a帽os del siglo XXI todas las organizaciones han sido intervenidas digitalmente, la llegada de Internet influy贸 en la manera en que las personas se comunican, colaboran y se comparten cotidianamente en su lugar de trabajo; nuevas formas de relaci贸n se conforman y con ello la necesidad de adaptar la cultura organizacional.

La comunicaci贸n digital conlleva riesgos para el bienestar individual dentro de los lugares de trabajo. La infoxicaci贸n, caracterizada por una sobrecarga o exceso de informaci贸n que es posible encontrar o recibir de los m煤ltiples medios de comunicaci贸n, puede detonar una sensaci贸n de agobio por el cotidiano bombardeo de informaci贸n que reciben las personas. De acuerdo con Castro, W. A en su estudio sobre 鈥楨l problema de la infoxicaci贸n en el manejo de correos electr贸nicos corporativos鈥, algunas de las consecuencias que afectan las relaciones laborales son un notable d茅ficit de atenci贸n, dispersi贸n de la tarea actual y la acumulaci贸n de trabajo incompleto.

Para asegurarse de que la informaci贸n correcta llegue a la audiencia correcta, en los Mejores Lugares para Trabajar鈩 se promueven pr谩cticas para que las personas tomen mayor consciencia de esta situaci贸n, racionalicen el uso de los mensajes instant谩neos y correo electr贸nico.

Las relaciones digitales en el espacio de trabajo no solo refieren a los momentos de comunicaci贸n, hoy en d铆a las tecnolog铆as inform谩ticas tambi茅n est谩n apoyando a que las personas puedan colaborar m谩s all谩 de la oficina o la planta de producci贸n.

Hoy en d铆a la colaboraci贸n es un documento que se encuentra alojado en la nube, editado en tiempo real, por muchas personas dispersas en diferentes ciudades. Es compartir pantallas y enviar mensajes sobre la misma.

La colaboraci贸n digital va m谩s all谩, se trata de preservar el conocimiento a trav茅s de toda la organizaci贸n. Javier Celaya, en su libro 鈥楲a empresa en la web 2.0鈥, argumenta que el alto grado de colaboraci贸n e intercambio de informaci贸n entre millones de ciudadanos ya existente en la web social ser谩 lo que propicie el cambio en las organizaciones empresariales.

Mucho se dice que la llegada de la era digital est谩 promoviendo la autosuficiencia y el aislamiento de las personas, esta hip贸tesis resulta poco alentadora.

Los colaboradores necesitan programas culturales que les permitan mantener una conexi贸n con toda la organizaci贸n, atractivos espacios de convivencia para incentivar la participaci贸n dentro de actividades colectivas, tecnolog铆a que facilite la creaci贸n de grupos de comunicaci贸n instant谩nea para compartir experiencias.

Dafne Navarro Miranda
Knowledge Management en聽Great Place to Work庐 M茅xico.
dafne.navarro@greatplacetowork.com

Si la supervivencia de la humanidad se posibilit贸 con la evoluci贸n de una tecnolog铆a tan compleja como el lenguaje, hoy es necesario dentro de las organizaciones replantear cu谩les ser谩n las estrategias por seguir para que sus colaboradores aprendan a desarrollar relaciones digitales efectivas, que promuevan comportamientos colectivos de colaboraci贸n, comunicaci贸n y encuentro compartido entre las personas.

Podemos confiar en que el poder de las relaciones humanas trascender谩 a esta maravillosa nueva era digital.