Playa Miel: de la colmena a tu hogar

Playa Miel es un emprendimiento nacido en el seno de una familia quintanarroense, en el afán por un consumo más natural

Hace tres años, como una inquietud por una alimentación y un consumo más sano, Raquel Alcocer y su familia sentó las bases de lo que hoy es un próspero micronegocio en Playa del Carmen. Playa Miel, bajo el lema “Be happy”, ofrece una variedad de productos derivados de las cosechas en sus propias colmenas, con la especie melipona y apis melífera.

“Al principio lo que queríamos era un proyecto familiar, queríamos tener abejitas y que nuestros hijos aprendieran a cuidarlas; somos muy amantes de la naturaleza”, refirió Raquel.

Asesorados por conocidos que se dedican a la apicultura, compraron 10 colmenas en Felipe Carrillo Puerto y las trasladaron a un rancho entre Playa del Carmen y Cancún.

Para entonces, ya habían tomado varias capacitaciones y se habían informado a través libros y videos sobre todo lo relacionado a esta actividad.

Con el tiempo, agrega, le fueron tomando mucho cariño tanto a los animalitos como a la actividad en sí, y con la primera cosecha, se plantearon qué hacer con tanta miel, pues era más de lo que necesitaban en su hogar.

Así empezó el negocio. Raquel, su esposo y sus tres hijos, formaron una microempresa familiar en la que todos se apoyan y promueven un consumo más sano y más orgánico.

Preparación y capacitación

Una vez que se fueron haciendo expertos en el cuidado de las abejas y la producción de miel, se dedicaron a planear el nombre del negocio, la imagen, etiquetas y qué otros productos derivados podrían elaborar. “Poco a poco le fuimos dando identidad, para que la gente nos fuera conociendo”, dijo.

El primer punto de distribución fue en mercaditos y bazares del municipio, entre conocidos y, naturalmente, en redes sociales, donde la gente empezó a hacerles pedidos.

A partir de ahí, no nada más vendían miel pura, sino una gran variedad de productos derivados, tales como jabones, shampús, jarabes, cremas, exfoliantes, dulces, propóleos, acondicionadores y multivitamínicos; todos, derivados de la miel y naturales. En total manejan como 60 productos.

Ante la buena aceptación de la población, abrieron una tienda en Playa del Carmen, en Av. Petempich, casi esquina con Av. 18 de Julio, en Villamar I.


Además, viernes, sábado y domingo participan en el programa Playa de mi Esperanza, frente a palacio municipal, donde se instalan de 17 a 22 horas.

Por supuesto, continúan ofreciendo sus productos en redes sociales y tienen servicio a domicilio gratis, a partir de 130 pesos.

Producción

Raquel dijo que la primera vez, de esas 10 colmenas obtuvieron 150 kilos aproximadamente. Ahora, cada año en promedio obtienen 450 kilos, dos veces al año; aunque reconoce que hay ocasiones que la producción baja, pues hay muchos factores que la pueden afectar.

“Depende mucho del clima, por ejemplo esta vez fue muy escasa la miel porque hubo lluvia, las abejitas no salen a recolectar mucha miel, tiene que estar soleado y haber muchas flores”, explicó.

También dijo que no siempre los resultados son muy buenos, porque la miel en sí es barata, a veces la cosecha se pierde, se hace la inversión y no hay mucha ganancia; además de que hay mucha competencia”.

Diferencias entre abejas

Añadió que ellos trabajan con abeja melipona, que es la regional, y con la apis melífera; la primera produce menos cantidad, entre uno o dos kilos de miel al año en cada colmena; así que al año tendrán a lo mucho entre 20 y 30 kilos; “es muy cara, por lo difícil que es, pero su sabor es exquisito y además tiene propiedades medicinales”, destaca Raquel.

Costos
Raquel comentó que lo que más se vende es la miel, jarabes, multivitamínico, cremas y jabones.

Asegura que los precios que maneja son accesibles respecto a lo que se maneja en el mercado.

Por ejemplo, el litro de miel cuesta 130 pesos, el medio 70 y el de 250 ml 45 pesos. “Además, manejamos el sistema refill, que si el cliente trae el envase le hacemos un descuento (el de $130 queda en $100, por ejemplo). El envase puede ser de cualquier otro producto o tienda; el chiste es no seguir generando basura, queremos ser un negocio más amigable con el planeta”, destacó.

Poco a poco, lucha diaria

Raquel mencionó que hasta ahora lo más difícil en estos cuatro años que lleva ha sido la distribución, colocar el producto y que la gente entienda y valore el esfuerzo.

Porque a veces prefieren una miel de Yucatán, de tiendas más grandes o incluso de los supermercados, “pero la gente no sabe que la miel para que no pierda sus propiedades necesita cuidados, como que no esté expuesta a altas temperaturas y un manejo especial. Nosotros, por ejemplo -dijo-,usamos contenedores de acero inoxidable, cuidamos la calidad en todo momento, usamos envases de vidrio y todo lo que se requiere para ofrecer un producto más orgánico”.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::
* Emprendimiento: Playa Miel
* Inicio: 2017
* Integrantes: 5 personas
* Productos: Miel de abeja y más de 60 productos derivados
* Sede. Playa del Carmen
* Facebook: @soyplayamiel

450 kilos
de miel, en promedio, obtienen dos veces al año de sus colmenas

1-2 kilos
al año en cada colmena produce la variedad melipona

:::::::::::::::::::
“A veces cuesta que la gente entienda que la miel para que no pierda sus propiedades necesita cuidados, como que no esté expuesta a altas temperaturas y un manejo especial. Nosotros en Playa Miel hacemos todo para ofrecer un producto más orgánico”.
Raquel Alcocer

Leave a comment