Sener causa revuelo por frenar energías renovables y favorecer a CFE

Se veía venir, porque ya Andrés Manuel López Obrador le había hecho «el fuchi» a las energía renovables en México.

Ahora, la Secretaría de Energía (Sener) publicóen el Diario Oficial de la Federación (DOF) el Acuerdo para garantizar la eficiencia, calidad, confiabilidad, continuidad y seguridad del Sistema Eléctrico Nacional (SEN).

Además, lo publicó el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), con lo que le dieron validez jurídica.

Esto no significa otra cosa más que limitaciones a las energías renovables y mayor alcance a la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Por supuesto, esto causa tremenda polémica, sobre todo entre quienes dicen que el actual gobierno federal tiene convenios con el titular de CFE, Manuel Bartlett.

Sener justificó el acuerdo para «evitar sobrecargas en la Red Nacional de Transmisión, así como afectaciones en la tensión, frecuencia, potencia e interrupciones del servicio».

Este acuerdo dicta medidas que van en contra de las inversiones y operación de plantas eléctricas solares y fotovoltaicas.

También se despierta sospechas porque justo esta semana renunció a la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer), César Hernández.

Así, el nuevo acuerdo de la Sener no tuvo el análisis de impacto regulatorio al que debía de sujetarse.

Según un documento enviado a la Conamer, la Sener solicitó con carácter de urgente la publicación del Acuerdo del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), sin someterlo al procedimiento de mejora regulatoria.

Empresarios dicen que esto significa repercusiones directas en un gran número de proyectos del sector de renovables.

Específicamente hay freno al sector eólico y fotovoltaico que están listos para entrar en operación y en fase de construcción.

También limita a los proyectos que ya están en operación, lo que genera mayor incertidumbre y molestia.

Europa, Estados Unidos y Canadá, molestos

Embajadores de los Estados Miembros de la Unión Europea (UE) acreditados en México, así como la Embajada de Canadá ya reaccionaron y nada bien.

Enviaron cartas a Rocío Nahle con su preocupación respecto al Acuerdo y solicitaron una reunión para discutir la medida que afecta inversiones.

Palabras más, palabras menos, le externan: «está usted atentando contra nuestras inversiones!».

Gravísimo el panorama, dejan entrever, para las inversiones en México.