Sí, soy empresari@

  • Sergio León
  • Presidente de Coparmex Q. Roo
  • CEO de Impoexporta
  • Twitter: @oigres14

Debería existir un significado oficial de lo que significa ser empresari@, una palabra tan corta pero que significa tanto. Inicia con un sueño, que para concretarlo se rodea de tantos sentimientos: miedo, incertidumbre, angustia, emoción, expectativa, felicidad, hasta que llega la decisión de concretar dicho sueño.

Es un cúmulo de sentimientos equiparables a cuando formas una familia y decides tener un hijo. Por ello, el primer día de empresari@, no cabe en el cuerpo el amor que sientes por tu empresa; depositas en ella tus mayores anhelos y expectativas. Cada nuevo día no te explicas cómo, pero el amor e ilusión crecen; cada nuevo cliente o colaborador, es un gran logro para este hijo. Cambiar de oficina a una más grande, la compra de equipamiento, vehículos y no digamos lograr abrir una sucursal, es como cruzar una etapa en que ese bebé se convierte en un niño, y así podría continuar con los ejemplos. Cada colaborador se convierte en un miembro más de esta familia que con su trabajo, compromiso y esfuerzo, logran que este hijo siga creciendo y fortaleciéndose.

Por esta razón, cuando vivimos situaciones adversas, como que un cliente nos debe, una mala negociación, que no se logra tener el ingreso para cubrir salarios, impuestos o gastos fijos, los sentimientos van desde sentir que este hijo que tanto amamos está enfermo, y esa preocupación nos agobia y roba el sueño, nos lleva a redoblar esfuerzos para verlo sano y fuerte de nuevo.

Circunstancias como las que vivimos hoy con una pandemia sin precedentes, en la cual todos los factores antes descritos sumados a otros no mencionados y en el que vemos esa esperanza de muchos empresari@s reinventándose, tomando sus ahorros, patrimonio, innovando, ideando de qué forma este hijo puede sobrevivir un día más, así como de otros tantos que no lograron sobrevivir y que cada día cargan el peso que provoca el dolor de no lograr que ese hijo lograra un día más, todo esto refleja el amor y orgullo que representa decir: Sí, soy Empresari@.

Leave a comment