Sombra aquí, sombra allá…

por Latitud21 Redacción

La marca francesa de cosméticos Sephora se contagia del Caribe mexicano y además de su reciente apertura en Playa del Carmen ya proyecta su incursión en Cancún

Atraída por el potencial turístico de Quintana Roo, la cadena francesa de cosméticos Sephora perfila su crecimiento en México con la apertura de su primera sucursal en Playa del Carmen, y en los próximos dos años contempla ampliar su presencia con instalaciones en Cancún, Mérida y Veracruz.

Fundada en 1970 por Dominique Mandonnaud, Sephora, ahora propiedad de Louis Vuitton y Moët Hennessy, opera cerca de mil 900 tiendas en 29 países con una base de más de 360 sucursales tan solo en Estados Unidos y Canadá, mientras que en México tiene presencia con 10 filiales distribuidas en el Distrito Federal, Puebla, Querétaro y Guadalajara.

Natalia Zárate, gerente general de Sephora México, consideró que en la región de América, que comprende Canadá, Estados Unidos, México y Brasil, “el mercado mexicano lidera en este momento el desarrollo de la empresa a doble dígito, por encima del canadiense, que mantiene un importante crecimiento en los últimos años en la región”.

Sin embargo, añadió que Estados Unidos y Francia son los mercados principales que impulsan el crecimiento de la empresa a nivel global. “México es un país con un importante potencial de desarrollo para la firma. Actualmente estamos en negociaciones con diferentes plazas comerciales de Cancún a fin de concretar una apertura en el destino, y en 2016 se contempla inaugurar otra en Veracruz”, precisó.

Sephora, con miras a continuar con su crecimiento en territorio nacional, cuenta con 140 marcas de belleza, de las cuales 40 son exclusivas de la empresa. “Lo importante del proyecto y del grupo corporativo es que la calidad de las tiendas y el material que utilizamos para la elaboración de los productos están al nivel de otras compañías internacionales”, destacó Zárate.

Las tiendas en las que se encuentra la marca de belleza son un espacio en el que  el consumidor, sin importar si es hombre o mujer, “va a encontrar color y productos adecuados para el cuidado del cabello y piel, así como fragancias que le permitan celebrar y experimentar su propia belleza a niveles internacionales y bajo la supervisión de Cast Members, que recibieron capacitación por parte de especialistas durante varias semanas”.

Con presencia en Playa del Carmen, en un espacio de 640 metros cuadrados, la emblemática marca de belleza enfrenta la competencia con calidad en el servicio e innovación de productos para atender las principales necesidades de los clientes.

“En el mercado de prestigio y belleza esta zona es la número dos, después de Ciudad de México, por ser sitio turístico, y en Quintana Roo se vende mucho este tipo de productos”, concluyó. (Marlene Hernández)

 

Dejar un comentario