Hoteles de Riviera Maya piden apoyo al gobierno federal ante coronavirus

La Asociación de Hoteles de la Riviera Maya (AHRM) reiteró su compromiso por hacer su máximo esfuerzo por sacar adelante a la industria turística frente a la actual contingencia sanitaria por el coronavirus COVID-21, pandemia que causará un descenso en la afluencia de visitantes y ocupación hotelera a niveles mínimos en los próximos meses.

Si bien reconoció los esfuerzos del Gobierno del Estado por impulsar iniciativas que permitan reducir el impacto económico y social de esta crisis sanitaria, el presidente de la AHRM, Conrad Bergwerf señaló la urgencia de ver acciones puntuales e inmediatas del gobierno federal para apoyar los esfuerzos que realiza la industria hotelera y sector privado en Quintana Roo.

“Estamos enfrentando el inicio de una crisis que no se vislumbra que vaya a pasar rápidamente. Actualmente estamos por abajo del 70% y no descartamos que en las próximas semanas baje a menos de 45%, e incluso a niveles mínimos”.

Refirió que el continente americano está en un desfase de unos 45 días respecto a lo que se vive en Europa.

Y es que Europa actualmente es el foco de infección a nivel mundial de esta enfermedad que inició hace más de 100 días en Asia.

Añadió que espera que en las próximas semanas (o meses) se registre una mayor contracción de la demanda de visitantes hacia México.

Dijo que esto incluye todos los destinos del Caribe Mexicano, tal como hoy la padecen la mayoría de las ciudades europeas.

Comentó que algunos hoteles reducirán al mínimo sus operaciones por falta de turistas que se verán imposibilitados para viajar.

Esto aumentará por el avance del coronavirus y las restricciones de viaje en sus países de origen.

“Pero cada hotel de acuerdo con sus propias políticas determinará cómo enfrentar la situación de la mejor manera”.

Piden prórroga en impuestos

Adelantó que solicitaron al gobierno federal una moratoria en el pago de impuestos e incentivos fiscales que les permitan hacer frente a esta contingencia de salud y económica.

“El gobierno de países como Francia y España anunciaron que no se pagarán impuestos en los próximos meses en apoyo de las empresas y los ciudadanos”.

Conrad Bergwerf pidió a las autoridades preparar lo más pronto posible un plan de incentivos fiscales que le permita a la industria hotelera sobrellevar esta crisis de mejor manera.

Solo así, dijo, podrán mantener abiertas las fuentes de empleo y cuidar a su fuerza laboral.

“Ahora más que nunca la coordinación tiene que ser total y cercana con las autoridades de los tres niveles de gobierno para enfrentar en forma conjunta y con unidad esta situación adversa y reducir el impacto social y económico”.

Aseguró que el turismo local y nacional podrá compensar en cierto grado el descenso de la afluencia de visitantes internacionales.

Destacó como necesario que para los próximos meses, cuando se tenga el control de la pandemia y bajen las restricciones de viajes, el gobierno federal, a través de la Secretaría de Turismo federal y en conjunto con el Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo (CPTQ) presenten un agresivo plan de acción, contundente y realista, en el que se inviertan recursos para la promoción del destino a nivel internacional.

“Vivimos un momento de inflexión y recapitulación para hacernos un análisis como destino y reinventarnos para salir delante de esta situación”.

Mientras tanto, “debemos continuar trabajando para que estemos listos en cuanto sea posible reactivar nuestro destino”.