Nuevas reglas para proteger al tiburón ballena

En el marco del Día del Tiburón Ballena a celebrarse este 30 de agosto, los proveedores de servicios turísticos del Caribe Mexicano recibieron con beneplácito las nuevas regulaciones delineadas por el gobierno para proteger al pez más grande del mundo.

Presentadas por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas de México (Conanp), las nuevas políticas innovadoras tienen como objetivo salvaguardar a estas criaturas en peligro de extinción.

Además, preservar el atractivo mágico que atrae a un número creciente de visitantes para nadar con los tiburones ballena cada temporada.

“A medida que decenas de amantes de los animales descubren esta experiencia única cada año, la creciente popularidad de nadar con tiburones ballena produce la necesidad de proteger esta especie”, dijo Darío Flota Ocampo, director del Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo.

“Estas nuevas restricciones muestran nuestros esfuerzos para promover prácticas de turismo sostenible para conservar la especie”.

Criaturas fascinantes

Los tiburones ballena se observan en toda la costa norte de Quintana Roo en Holbox, Cancún e Isla Mujeres.

  • Estos gigantes pueden alcanzar hasta 12 metros
  • Pesan hasta 15 toneladas
  • Migran cada año para alimentarse de plancton y peces pequeños.

Experiencia sin igual en el Caribe Mexicano

El Caribe Mexicano tiene la mayor reunión de tiburones ballena del mundo.

Los visitantes pueden ver a los tiburones de manera sustentable en recorridos guiados por expertos tour operadores capacitados.

Uno de ellos es Eco Colors, que ha liderado el ecoturismo del área con su primer nado de tiburones ballena hace casi 20 años y se han asociado con organizaciones líderes como World Wildlife Fund (WWF) y The Nature Conservancy.

Sus tours son dirigidos por biólogos marinos o naturalistas, por lo que los nadadores reciben orientación experta.

En Isla Mujeres, que cuenta con la mayor concentración de tiburones ballena, Ceviche Tours tiene un promedio de avistamiento de cinco a 50 tiburones ballena en cada excursión.

Además, los guías fotografían a los tiburones para contribuir a los esfuerzos mundiales de rastreo e identificación.

Por supuesto, la compañía también sirve a los huéspedes un almuerzo fresco ceviche al final de cada recorrido.

¿Qué dicen las reglas?

Las normativas de seguridad y sustentabilidad:

  • Solo permiten un máximo de dos personas en el agua al mismo tiempo
  • No tocar a los tiburones ballena
  • Distancia mínima de 1.82 metros y fotografía sin flash
  • Tampoco se permiten más de 10 personas por barco.
  • Se han introducido 250 nuevos botes con protectores de hélice de origen local y de Estados Unidos y Canadá, lo que evitará lesiones y accidentes.
  • Estas políticas también limitan el número total de buzos a 80 mil visitantes durante la temporada.
  • Los visitantes estarán restringidos a dos inmersiones por persona en lugar del promedio de seis.

Este año, con notables estándares de ecoturismo, la Reserva de Tiburones Ballena se administra por primera vez bajo las Áreas Naturales Protegidas (ANP) del Caribe Mexicano.

La idea es, más que nunca, que las inmersiones se realicen de manera responsable y sostenible.